Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/25/2015 10:00:00 PM

El rumbo que le espera al Polo

¿Qué pasa si Clara López se toma el Polo en el próximo congreso del partido?

Hace tres años, en medio de aplausos y pancartas, el senador Jorge Enrique Robledo entraba por la puerta grande al Tercer Congreso del Polo Democrático. Había liderado la consulta interna con 42.278 votos y acababa de ser bautizado por la opinión pública como el mejor senador de esa legislatura y el segundo más votado del país. Ese mismo día invitó a los 700 delegados a apoyar a Clara López para la Presidencia de la República y terminó el anuncio con un abrazo a su candidata. En ese entonces el partido caminaba unido. Hoy, luego de medirse el pulso en las consultas internas del pasado domingo, el Polo llega dividido a su Cuarto Congreso. Este siguiente encuentro partidista, al que asistirán los 766 delegados elegidos en las urnas, tomará decisiones importantes del partido y será testigo de cómo se tramita la actual división entre el senador y la exaspirante presidencial.

El balance de las elecciones internas del Polo es positivo. Los 420.000 votos depositados en todo el país por la izquierda duplicaron con creces los 161.000 que obtuvieron en la anterior consulta de 2012. La votación se concentró, como era de esperarse, en las dos caras más visibles: Clara López y Jorge Robledo. La primera ganó el pulso al segundo: 124.740 votos frente a 105.166. La hoy candidata a la Alcaldía de Bogotá surgió victoriosa de la jornada.

Aunque Clara tiene hoy las mayorías de las bases eso no significa que tenga la última palabra en el congreso del partido. No hay que olvidar que aparte del ala de Robledo, construida sobre el Moir, en el Polo conviven otros sectores alternativos que no quieren que la discusión se concentre en esas dos grandes tendencias. Ese es el caso del senador Alexander López, cabeza de la tercera lista más votada del país con 23.000 votos. “El caudillismo nos hace mucho daño. Clara y Robledo no son todo el Polo y hay corrientes que quieren replantear eso”, le dijo a SEMANA.

En el encuentro, que será el próximo 15 y 16 de mayo, se tomarán tres decisiones importantes. Primero, si el partido seguirá siendo de oposición. Segundo, si es viable convocar una unidad de la izquierda en el contexto del proceso de paz. Y por último, cuál será la política de alianzas de cara a las elecciones regionales de octubre. El primer punto se da por descontado, pues desde que se fundó el Polo se construyó sobre la base de ser un partido de ruptura al establecimiento. Lo que será complicado es llegar a un acuerdo sobre los dos últimos.

Para la línea de Clara, donde coinciden el senador Iván Cepeda y sectores de la Marcha Patriótica y la Unión Patriótica, el proceso de paz es una oportunidad única para la izquierda y hay que tejer puentes desde ya entre todos los sectores alternativos. Pero para los robledistas eso significa convertir al Polo en una plataforma de aterrizaje para la participación política de las FARC y eso para ellos no es negociable. Esa posición es vista por algunos analistas como una estrategia política para estigmatizar al sector de Clara y a los abanderados de la paz, metiéndolos en el mismo costal de la guerrilla.

Otro asunto que será decisivo es la manera como se tomarán las decisiones. Si Clara quisiera aprovechar la ventaja que obtuvo en las consultas internas, el camino fácil sería someter todos los asuntos que se discutan a votación. Ahí tendría las de ganar aunque no del todo, pues sectores alternativos podrían sumarse a Robledo. Otro camino es del consenso que, por obvias razones, es el preferido por el senador. “Sería demasiado impolítico aprovechar las circunstancias para imponer por votación asuntos importantes” le dijo a SEMANA y agregó además que “los mejores congresos del Polo son los de decidir en consenso”.

Lo cierto es que más allá de las diferencias que se vienen cocinando desde la segunda vuelta presidencial, ni Clara ni Robledo quieren llegar al congreso a seguir peleando. Eso fue lo que ambos le confirmaron a la revista. Clara aseguró que aunque sabe que en el partido existen distintas visiones, “Hay que llegar a acuerdos. Yo aspiraría a que en el Congreso se le baje la bilirrubina a la confrontación y nos pongamos a deliberar y a consolidar el futuro del partido”. De hecho, López agregó que antes de las elecciones le envió una carta al sector de Robledo para decirle que es necesario sentarse a pensar a fondo lo que se viene. El senador dijo que espera que el encuentro sea “tranquilo y unitario. Eso sí, ratificando lo que somos”.

Si Clara se toma el congreso habría más flexibilidad de alianzas y vocación de poder. Si lo logra Robledo, seguramente habrá más ortodoxia y férrea coherencia ideológica. Ese será el resultado de la batalla definitiva.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.