Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2015/11/18 19:00

Pese al rechazo del uribismo y las FARC, Senado aprueba el plebiscito

El proyecto que fija nuevas reglas al procedimiento para refrendar los acuerdos de paz podría ser ley en menos de dos semanas. Falta la aprobación de las plenarias de Senado y Cámara.

Pese al rechazo del uribismo y las FARC, Senado aprueba el plebiscito Foto: Archivo SEMANA

El ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, llegó este miércoles al capitolio para pedir el voto de las comisiones primeras de Senado y Cámara, para apoyar el proyecto del plebiscito para la paz. Lo definió como un proyecto “de la mayor trascendencia para el gobierno y para el país”, y lo reclamó como herramienta para que el presidente Juan Manuel Santos cumpliera su compromiso de poner a consideración popular los acuerdos de paz que se firmen en la Habana con la guerrilla de las FARC.
 
No tuvo que exigirse demasiado para conseguir la mayoría de los votos. Desde las primeras horas del debate ya sabía que la batalla la ganaría. Al medio día, con un contundente 40 – 9, las comisiones conjuntas derrotaron la ponencia que pedía el archivo del proyecto, la del uribista José Obdulio Gaviria, quien tras descalificar al autor y al ponente de la iniciativa, senadores Roy Barreras y Armando Benedetti, respectivamente, calificó el proyecto de inconstitucional.
 
El Centro Democrático abandonó, tras denunciar falta de garantías, luego, eso sí, de que cada uno de sus parlamentarios expusiera reiterados argumentos en contra del mecanismo elegido para refrendar los acuerdos. Pegaron el grito en el cielo por que el gobierno redujera la consulta a un sí o no por la paz, cuando las materias de los acuerdos merecen, en su criterio, deben ser aprobados por un referendo o en su defecto una constituyente.
 
Después del retiro de los uribistas, lo que hubo fue caso que una aclamación al proyecto. La decisión de las comisiones primeras no fue otra que modificar los requisitos del plebiscito, para que esta figura pueda ser estrenada en la democracia colombiana, para que el pueblo refrende los acuerdos de La Habana.
 
La decisión se produjo el mismo día en que la guerrilla de las FARC, mediante un comunicado leído por Iván Márquez, le advirtió al gobierno que el "unilateralismo" sobre las fórmulas para poner fin del conflicto, pone en peligro la estabilidad de lo acordado hasta el momento.
 
"Seriedad señores del Gobierno, seriedad señores del Congreso. El país comprenderá que solo nos compromete lo alcanzado en desarrollo del acuerdo general. Y los instrumentos jurídicos que garanticen a todas las partes, combatientes y no combatientes, vinculados al conflicto directa o indirectamente, sus vidas y su seguridad jurídica presente y futura", señalaron los subversivos.
 
Pese a las advertencias de inconstitucionalidad del uribismo y las advertencias de las FARC, paradójicamente los dos sectores que coincidieron en su rechazo al plebiscito, el proyecto superó sus dos primeros debates. Ahora, por separado, las plenarias de Cámara y Senado deberán decidir. En un mes este proyecto podría convertirse en ley.
 
Así sería el plebiscito para la paz
 
Este miércoles quedó la columna vertebral del proyecto que fija las reglas de juego de un posible plebiscito para la paz.
 
El presidente Juan Manuel Santos con la firma de sus ministros deberá convocarlo mediante una notificación al Congreso que tendrá un mes para improbar la convocatoria.
 
El proyecto establece que el gobierno deberá publicar los acuerdos definitivos de La Habana 30 días antes de la jornada de votación.
 
Se exigirá para la aprobación del plebiscito el voto del 13 % del censo electoral, es decir, 4,4 millones de votos, a favor de una de las opciones, el sí o el no.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.