Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/30/2012 12:00:00 AM

¿El SITP está varado?

Las tarjetas para entrar al sistema, los buses de los barrios, el precio del pasaje y la entrega de sólo dos estaciones son solo algunos de los problemas con los que va a entrar a funcionar el nuevo Sistema Integrado de Transporte Público.

El Sistema Integrado de Transporte Público (SITP), que se pondrá en marcha este 30 de julio, arranca en medio de dudas. Los funcionarios de la Administración Distrital que justifican la decisión de la puesta en marcha del SITP aseguran que la instrumentación que comprende los buses, los paraderos y las tarjetas de pago, va a entrar a funcionar paulatinamente.
 
Más allá de un cambio radical en el sistema de transporte público, los bogotanos serán solo testigos del comienzo, pues tras dos años de retraso en las obras de la fase III de Transmilenio, la Alcaldía de Bogotá solo entregará dos estaciones en la troncal de la avenida 26.
 
Hace unas semanas, los entes de control y algunos concejales advirtieron sobre los inconvenientes que representa poner en marcha el SITP. Semana.com menciona algunos de ellos.
 
El primero y más criticado es que se inaugure la fase III de Transmilenio que va por la avenida 26 y la carrera décima, sin que se entregue la totalidad, o al menos, la mayoría de las estaciones. Este sábado sólo entrarán en funcionamiento el portal El Dorado y la estación Gobernación. Los más de 30 paraderos que hacen parte de la fase III entrarán en funcionamiento antes de 15 días. Al menos, eso es lo que ha la Administración.
 
Otro de los temas que no está listo es la homologación de la tarjeta para que esta funcione en las estaciones de la fase III de Transmilenio y en las de la I y la II. Como se sabe, las dos empresas recaudadoras Angelcom y Recaudo Bogotá no se han puesto de acuerdo en la instrumentación de un programa que unifique una sola forma de pago.
 
Si antes de 15 días no se arregla este lío, los usuarios tendrán que pagar dos pasajes si se quiere hacer trasbordo entre troncales. Tal vez, por esa razón, la Alcaldía determinó que durante 15 días no se cobre el pasaje de la troncal de la 26 y la décima, mientras se logra el acuerdo de las empresas.
 
Adicionalmente, se cuestiona que las taquillas de Angelcom y Recaudo Bogotá están separadas por 500 metros, lo que hace dispendiosa la compra de pasajes y por ende, el traslado del usuario.
 
Otros problemas
 
Un tercer tema, que la Alcaldía dio a conocer en varios decretos el pasado jueves, es el precio de los pasajes en las horas pico y valle. En ese sentido, la Administración determinó rebajar 50 pesos el costo del pasaje de Transmilenio, en horarios de alto tránsito, y 350 pesos en horas de poca congestión.
 
El día del anuncio, el alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, aseguró que "hay recursos suficientes en los fondos de contingencia para asumir estas tarifas".
 
El gerente de Transmilenio, Fernando Rey, también precisó que hay muchas fórmulas para costear esta disminución.
 
"Por estos cuatro años se cubren con unas partidas las diferencias entre la tarifa técnica y la de usuario. Hay otras fuentes, por ejemplo, el alcalde está mirando el cobro en zonas de congestión. Además, hay un buen ambiente en los operadores de las fases I y II para renegociar los contratos", explicó.
 
Con la idea de la Alcaldía de rebajar el pasaje en horas valle se presenta un problema adicional, pues se calcula que en el último minuto, 8:29 de la mañana, es decir, antes de que se inicie la hora valle, se podrían presentar congestiones que, parece, no se han calculado.
 
Aunque ya hay rutas definidas para las tres localidades en las cuales va a empezar a funcionar el SITP: Engativá, Fontibón y San Cristóbal, por ahora y no antes de un mes, los buses complementarios del sistema no van a entrar en funcionamiento.
 
Por si fuera poco, algunos concejales han denunciado que no hay una pedagogía suficiente para informarles a los usuarios lo que va a pasar. Se señala además que el alcalde tomó la decisión de instrumentar el SITP justo cuando se va a modificar radicalmente el 'pico y placa'. Lo que, dicen, va a crear más confusión.
 
Las razones de la Alcaldía de Bogotá
 
Son tres las razones para que se dé inicio al SITP. El Distrito se quiere salvar de la millonaria demanda de los operadores. Se calcula que la no instrumentación le costará a Bogotá unos 28.000.000 de pesos diarios.
 
En segundo lugar, la Administración Distrital considera urgente poner a rodar los 44 buses biarticulados que actualmente transitan por la avenida Caracas y los cuales fueron dispuestos para la fase III.
 
Finalmente, se quiere poner en marcha gradualmente el sistema tras dos años de retrasos, debido a los problemas que se presentaron en la contratación de las troncales de la 26 y la décima.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.