15 noviembre 2012

Enviar a un amigo

Email destino:

Nombre remitente:

Email remitente:

El talento que Colombia necesita

FOROS SEMANALa articulación entre el sector productivo, la academia y el Estado es fundamental para superar las brechas productivas y de desarrollo que frenan el desarrollo del país. Concluyó el foro 'El talento que Colombia necesita' de la revista SEMANA y la fundación 'Líderes y emprendedores en la U' realizado el miércoles en Bogotá.

El talento que Colombia necesita. Al foro asistieron entre otros, el director del SENA y los ministros de Trabajo y Comercio.

Al foro asistieron entre otros, el director del SENA y los ministros de Trabajo y Comercio.

Foto: Guillermo Torres

En el marco del foro 'El talento que Colombia Necesita', los ministros de Trabajo, Rafael Pardo; Comercio Industria y Turismo, Sergio Díaz-Granados; y el director del Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA), acompañados de la viceministra de Educación, Patricia Martínez; y Mauricio Morales Saldarria
ga, Rector de la Institución Universitaria Pascual Bravo, discutieron sobre la articulación entre las políticas estatales, las necesidades del sector productivo y la oferta laboral calificada en la país.

Durante el panel: 'El gobierno se Articula para que Colombia tenga el talento que necesita', los foristas hicieron énfasis en la importancia del trabajo mancomunado entre los diferentes sectores productivos, la academia y el Estado para generar oportunidades para que el talento laboral encuentre los espacios que le permitan potenciarse y jalonar el desarrollo económico y social del país.

Uno de los temas que más resaltaron los panelistas, tiene que ver con el tipo de formación que los jóvenes están recibiendo. "No sólo conocimientos teóricos y científicos, si no habilidades para la vida: puntualidad, acatamiento de órdenes, iniciativa, trabajo en equipo, hasta manejo del alcohol, son necesarios en los jóvenes que salen al mercado laboral" aseguró Luis Alfonso Hoyos, director del SENA.

De acuerdo con los panelistas las brechas de desarrollo en el país no sólo corresponden a atrasos en términos tecnológicos, también existen taras culturales que rechazan a la educación técnica como una opción valida e importante para la consecución de objetivos económicos y sociales a gran escala en el país.

"Hay personas que desempeñan oficios por herencia, por costumbre, por relevo generacional y son reacios a calificarse, a aprender a hacer las cosas de una manera diferente, técnica. Es un problema que no permite el avance de algunos sectores y sobre el que debe operar un gran cambio cultural para avanzar" dijo el ministro de Comercio Sergio Díaz-Granados.

Rafael Pardo, Min Trabajo, coincidió con la viceministra de educación superior y con el rector de la Institución Universitaria Pascual Bravo, en que se necesita claridad en la orientación de la oferta laboral desde la educación secundaria. Partiendo de la evaluación constante sobre los modelos que han resultado exitosos tanto en el país como internacionalmente.

Durante el segundo panel, '¿Sabe el sector productivo que empleos necesita?', una vez más la articulación entre los sectores fue un punto clave de la discusión.
"¡Definitivamente no!" respondió a la pregunta orientadora Rosalba Montoya, directora para la zona andina de Manpower Group, y agregó: "En un mercado lleno de incertidumbres es muy difícil determinar que talento se requiere, sobre todo antes de que surja la necesidad".

Montoya, coincidiendo con varios foristas del primer panel, señaló que la evaluación constante y la realización de estudios científicos, concretos y claros sobre las necesidades del mercado laboral frente a la oferta de profesionales, es fundamental para entender las tendencias del mundo laboral de modo que se pueda dar respuesta a las exigencias tanto del mercado como de la oferta, para alcanzar un balance positivo en materia de empleo y desarrollo económico.

María Cristina Hoyos, Directora del centro de trayectoria profesional de la Universidad de los Andes, aseguró, en ese sentido, que las empresas no tiene claridad sobre los perfiles profesionales que buscan: "Para un mismo puesto me piden un administrador de empresas, un ingeniero industrial o un economista. No saben que es lo que realmente necesitan".

De la misma manera, la falta de comunicación y articulación entre la empresa y la universidad genera un desconocimiento de las realidades académicas y profesionales del mercado laboral, que termina por convertirse en un cuello de botella para los empleadores.

Juan Pablo Chaustre, señaló que las exigencias de las empresas sobre los perfiles que requieren llegan a escapan de la realidad laboral del país: "terminan pidiendo un ingeniero espacial que haya ido tres veces a la luna, pero sólo le pagan un millón de pesos".

Esta falta de articulación entre sectores termina afectando incluso la manera como se busca empleo en el país. Pues, de acuerdo al viceministro de empleo, el 80 por ciento de las personas que buscan empleo o los empleadores que buscan trabajadores lo hacen de manera informal.

Por lo que resulta necesario fortalecer el mercado laboral del país a través de un sistema que permita unir la oferta con la demanda. De esta manera las numerosas iniciativas generadoras de empleo se articularían y terminaría la atomización en la que se encuentran.

Todos los foristas coinciden en que Colombia cuenta con el talento necesario para desarrollar su potencial económico, en embargo, uno de los primeros pasos que debe dar el país es conseguir una articulación efectiva entre el sector productivo, la academia y el Estado de manera que se generen mecanismos reales de generación de empleo, ocupación laboral y crecimiento.
 
Vea aquí la relatoría del Foro elaborada por Carlos Mario Lopera Palacio, Director El Observatorio de La Universidad Colombiana.

Publicidad
Horóscopo
Semana en Facebook
Publicidad