Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/31/2013 12:00:00 AM

El tema de las pensiones se volvió una “burla”

La Personería de Bogotá dice que Colpensiones “pisotea la dignidad humana”. Hay 500.000 prestaciones pendientes.

El problema para lograr el reconocimiento de pensiones por vejez e invalidez está desbordado. Según registra la Personería de Bogotá, es la segunda causa de solicitudes de asesoría jurídica de la ciudadanía a esa entidad, luego de las relacionadas con la atención en salud.

“Impunemente se incumplen fallos de tutela y se desconocen las decisiones de los jueces”, dijo el personero distrital Ricardo Cañón sobre la problemática.

En la actualidad hay más de 500.000 prestaciones pendientes. El 95 por ciento de tutelas de jubilación elaboradas por la Personería es contra Colpensiones.

“No puede ser normal que muchas personas con discapacidad o una enfermedad grave pasen sus últimos días esperando una pensión que a veces no llega por trámites burocráticos”, reclamó Cañón.

Ante esta situación, el personero distrital envió una carta a Colpensiones en la que reclama “medidas inmediatas de intervención para hacer efectivo el reconocimiento y el pago de pensiones de vejez e invalidez de más de 260.000 ciudadanos afiliados allí cuyas peticiones no han sido atendidas”.

Según las cifras de la Personería, están pendientes de resolver más de 260.000 solicitudes de prestaciones económicas provenientes del antiguo Instituto de Seguros Sociales (ISS) hoy en manos de Colpensiones.

Sumadas a las 240.000 de otros fondos, representan la población de una ciudad intermedia, lo que evidencia una situación intolerable de vulneración a los derechos humanos en Colombia.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1861

PORTADA

Prieto en la mira

La imputación de cargos al exgerente de la campaña de Santos sorprendió. Pero esta no tiene que ver con el escándalo de Odebrecht ni con la financiación de las campañas. ¿Por qué?