20 abril 2013

Enviar a un amigo

Email destino:

Nombre remitente:

Email remitente:

El tiempo se agota

NACIÓNLos colombianos apoyan el proceso de paz pero rechazan la impunidad. La Gran Encuesta Colombia Opina de RCN Radio, RCN Televisión, La FM y SEMANA.

El tiempo se agota. Juan Manuel Santos.

Juan Manuel Santos.

En los últimos meses el presidente Juan Manuel Santos ha hecho todo lo posible para repuntar en las encuestas que evalúan su gestión. Cambió su equipo de comunicaciones y estrenó desde la cumbre de Hatogrande un nuevo mensaje estratégico –Justo, Moderno y Seguro– al que se ha ajustado disciplin
adamente. Empezó a entregar las casas del programa de viviendas gratis por todo el territorio nacional y ha reforzado las acciones de seguridad, en especial en las ciudades. 

Ha anunciado medidas destinadas a enfrentar la desaceleración económica y a proteger sectores afectados, así como le apostó a reformas en áreas sensibles como salud y pensiones. Por último, abrazó el anhelo colectivo de la paz al apoyar activamente la marcha de respaldo al proceso de negociación con las Farc. 

A pesar de todo este esfuerzo, las agujas que miden la percepción de los colombianos sobre el gobierno y la figura presidencial se movieron muy poco. La imagen favorable de Santos subió 2 puntos y alcanzó el 47 por ciento mientras que sus niveles de rechazo bajaron 1 punto: 48 por ciento, según La Gran Encuesta Colombia Opina de RCN Radio, RCN Televisión, La FM y SEMANA.  


Un comportamiento similar se presentó en otras variables como la satisfacción de la opinión pública frente a la gestión de la Casa de Nariño, así como el cumplimiento de las promesas. Las mejoras son mínimas y caen dentro del margen de error. Otro indicador que subió 2 puntos y que debe preocupar al equipo de la Presidencia es el del apoyo a la reelección: solo tres de cada diez colombianos quisiera que el actual mandatario regresara a Palacio.


Una manera de explicar estas cifras se relaciona con la agenda gubernamental. Con excepción de la Ley de Restitución de Tierras y las relaciones internacionales, los encuestados rajan al Ejecutivo en los más variados temas como la lucha contra la corrupción y el manejo de la economía. 


Aunque hay alzas en la aprobación de la gestión de Santos en la inversión social, la seguridad y el medio ambiente, los repuntes son tibios. De hecho, con respecto a la salud, una de las reformas impulsadas hoy por el gobierno en el Congreso, la aceptación baja unos puntos. A lo anterior hay que añadir el deterioro dentro de los encuestados de las perspectivas económicas: el 55 por ciento describe la economía como “mala y muy mala”. Esta sensación no solo refleja la pérdida de dinamismo sino también empuja hacia abajo los indicadores sobre la gestión social.

La brecha entre las acciones del gobierno y la percepción de los ciudadanos está creciendo. La capacidad del equipo santista de traducir las casas, las obras y la reducción de la pobreza en favorabilidad para el primer mandatario se ve limitada. En materia tanto de imagen como de gestión, Juan Manuel Santos comenzó su recuperación del bajonazo de noviembre pasado; no obstante, el cambio de tendencia es por ahora leve, en momentos en que los ataques de la oposición han adelantado la campaña presidencial. 

Mientras más se acerque 2014, menos tiempo tendrá la Casa de Nariño para voltear estos números desfavorables. A un año de los comicios presidenciales, que dos tercios de los colombianos rechacen la reelección de Santos, se constituye en el reto más estratégico para Palacio.  

¿Y la oposición?

El arranque tempranero de la campaña presidencial se refleja también en los datos de Colombia Opina. El ejercicio agresivo de la oposición por parte de Álvaro Uribe se ha traducido en una mejora en su imagen. El expresidente subió 5 puntos y hoy cuenta con 54 por ciento de aprobación, mientras que su desfavorabilidad bajó 3 puntos. Es evidente que el exmandatario representa una porción importante del sentir de la opinión pública y que sus posturas sobre el fallo de La Haya y el proceso de paz con las Farc no han sido castigadas por los encuestados. 


Para el movimiento Centro Demo-crático, inspirado en el uribismo, la encuesta dibuja una grilla de partida para sus precandidatos. De entrada, el 43 por ciento de los colombianos no participaría en esa primaria mientras que el 28 por ciento aún no sabe por quién de los cuatro aspirantes votar.  

De los encuestados restantes, la punta se la lleva la antigua fórmula de Uribe, Francisco Santos, con el 16 por ciento. A Pacho le sigue el exministro Óscar Iván Zuluaga con el 7 por ciento. Este resultado no causa mayor sorpresa: Santos acompañó a Uribe en dos campañas presidenciales y, aunque con una desaprobación del 42 por ciento, tiene alto nivel de conocimiento. 


El panorama uribista muestra una realidad paradójica: espacio para crecer y riesgo de hundirse. Mientras el expresidente mantenga altos índices de favorabilidad, crece la posibilidad de trasladar cada vez más apoyo popular a sus precandidatos. Sin embargo, los mensajes opositores están anclados al proceso de paz y a la seguridad. Avances indiscutibles en ambos frentes debilitarían tanto al exmandatario como a los aspirantes del Centro Democrático.  

¿Si no es Santos, quién?

El abanico de nombres que podrían amenazar a Juan Manuel Santos en 2014 es limitado. Ante la pregunta de a quién le gustaría ver enfrentarse al presidente de la República se destacan tres figuras: el actual ministro de Vivienda, Germán Vargas Lleras, el exdirector de la Policía y negociador del gobierno en La Habana, general Óscar Naranjo, y el gobernador de Antioquia, Sergio Fajardo. Los mismos tres nombres se repiten ante la pregunta de quiénes serían contendores de peso contra el mandatario. 


La buena noticia para Juan Manuel Santos es que es muy probable que ninguno de los tres se lance en realidad a la carrera por la Casa de Nariño. El general Naranjo no ha cedido hasta ahora a las múltiples ofertas de ingresar al mundo de la política. 

Fajardo, por su parte, no lleva ni un año y medio como gobernador y, si experiencias pasadas como la de Antanas Mockus sirven de guía, abandonar esa responsabilidad podría traerle grandes costos. Por último, Vargas Lleras, el ministro más reconocido del gabinete, ha expresado que aspiraría a la Presidencia en una decisión acordada con su actual jefe. De todas maneras, estos números son suficiente tentación para poner a pensar a este trío de personajes públicos. 

El resto de nombres corresponde a políticos que ya son candidatos, como Clara López del Polo, precandidatos, como los uribistas, y posibles aspirantes como el exgobernador Antonio Navarro Wolff de los Progresistas. A la cabeza de este lote se encuentra Francisco Santos, seguido por López y el exalcalde de Bogotá Enrique Peñalosa. La principal conclusión de este panorama inicial es que de las dos oposiciones que hoy atacan a Juan Manuel Santos, la uribista es percibida con más fuerza por los encuestados. 

Hacia 2014

El viraje estratégico del presidente Juan Manuel Santos logró frenar la caída en su imagen y estabilizar los regulares niveles de aprobación y satisfacción con su gestión. Sin embargo, el quiebre de esa tendencia no estuvo acompañado de un repunte notable del mandatario en los temas de su agenda y en el apoyo de los colombianos a su reelección. Aunque bien orientados, los cambios surgidos de la cumbre de Hatogrande no impulsan la figura presidencial con la velocidad que los momentos políticos requieren. 

Al mismo tiempo, los mensajes agresivos del expresidente Álvaro Uribe y sus seguidores parecen estar calando en la opinión con mayor efectividad que los del gobierno. A pesar de ello, la paz es un ejemplo en el que la convicción de la Casa de Nariño se tradujo rápidamente en respaldo ciudadano (ver artículo Bogotá, la ciudad de la furia). 

Si bien los colombianos no están entusiasmados con reelegir a Santos, los potenciales contendores no cuentan hoy con un apoyo importante para enfrentar al mandatario.  En la ruta hacia la campaña de 2014 el gobierno debe proteger la seguridad, empujar la mesa de La Habana y entregar obras. De la mano de los avances en el proceso de paz y la consolidación de mensajes sociales como los de la Ley de Tierras, Santos podría despertar una mayor emoción popular alrededor de su segundo mandato.  


FICHA TÉCNICA

Persona natural o jurídica que la realizó: Ipsos Napoleón Franco, inscrito ante el Consejo Nacional Electoral. Encomendada y financiado por: Alianza de Medios, RCN Radio, RCN Televisión, La FM y Revista Semana. 

Grupo objetivo: Población general, hombres y mujeres, mayores de 18, de estratos sociales 1 al 6, residentes habituales de los áreas urbanas de 13 municipios en Colombia, seleccionadas aleatoriamente entre las 28 poblaciones con más de 200.000 habitantes el país, de modo que se trata de una muestra representativa del 67 por ciento de la población urbana adulta. Para esta medición, el grupo objetivo incluye además una muestra adicional en Bogotá. 

Tamaño de la muestra: 1.012 encuestas reales, 1.012 encuestas ponderadas por nivel socioeconómico, género y rangos de edad, con base en información del Censo DANE 2005 con proyecciones de población 2013, para la muestra total y 309 encuestas adicionales para la muestra de Bogotá. 

Técnica de recolección de datos: Mezcla de entrevista personal y telefónica en hogares. Se realizaron entrevistas telefónicas únicamente en estratos 4, 5 y 6 de algunas de las ciudades, mientras que las entrevistas presenciales fueron en estratos 1, 2 y 3 de todas las ciudades, y para estratos 4 al 6 en algunas de ellas (según penetración telefónica y cantidad de hogares en estos estratos). 

Margen de error observado: Para el total de la muestra, 3,1 por ciento con 95 por ciento de confianza para fenómenos de ocurrencia del 50 por ciento, para la muestra total en Bogotá 3,9 por ciento con 95 por ciento de confianza para fenómenos de ocurrencia del 50 por ciento. 

Entidades por las que se indagó: Corte Suprema de Justicia, Congreso de la República, Corte Constitucional, Partido Liberal, Partido Conservador, Partido Cambio Radical, Polo Democrático Alternativo, Partido de la U, Partido Verde, grupo guerrillero Farc, Iglesia católica, Fuerzas Militares de Colombia, Policía Nacional, grupo guerrillero ELN, grupos paramilitares, medios de comunicación, Bacrim o nuevas bandas criminales, y los empresarios de Colombia. 

Tipo de la muestra: Muestreo estratificado, multietápico, primera etapa selección de municipios, segunda etapa selección de secciones cartográficas, tercera etapa selección de manzanas a visitar (en cada conglomerado se seleccionan los hogares a entrevistar). Para las entrevistas telefónicas, muestreo aleatorio a partir de bases de datos propiedad de Ipsos-Napoleón Franco. 

El método de selección del entrevistado en el hogar, es la persona presente en el hogar y residente habitual del mismo, mayor de 18 años, próxima a cumplir años. Preguntas concretas que se formularon: Ver cuestionario anexo. Tema o temas a los que se refiere: Seguimiento a la opinión de los colombianos sobre el rumbo del país, el gobierno del presidente Santos y otros temas de opinión de actualidad nacional. 

Fecha de realización del trabajo de campo: Del 12 al 14 de abril de 2013. 

Personajes por los que se indagó: Alejandro Ordóñez, Álvaro Uribe, Angelino Garzón, Barack Obama, Gustavo Petro, Hugo Chávez, Juan Manuel Santos, Rafael Correa, José Roberto León Riaño, Eduardo Montealegre, Humberto de la Calle Lombana, Rodrigo Londoño Echeverri alias Timochenko, Henrique Capriles, Nicolás Maduro, María Ángela Holguín, Juan Carlos Pinzón, Germán Vargas, Juan Camilo Restrepo, Fernando Carrillo Flórez , comandantes de las Fuerzas Militares, ministros y principales funcionarios del presidente Juan Manuel Santos. 

Área / Cubrimiento: Área urbana de Bogotá, Barranquilla, Bello, Bucaramanga, Buenaventura, Cali, Cúcuta, Medellín, Neiva, Pereira, Santa Marta, Sincelejo y Valledupar.
LEA TAMBIÉN

Artículo

Bogotá: la ciudad de la furia y el descontento. Los encuestados en Bogotá rechazan el manejo que el alcalde Gustavo Petro le está dando a varios temas cruciales como el servicio de recolección de basuras, la seguridad, la inversión social y hasta la lucha contra la corrupción.ENCUESTABogotá: la ciudad de la furia y el descontento

El pesimismo reina en la capital. Especial de Bogotá de la Gran Encuesta Colombia Opina.

LEA TAMBIÉN

Artículo

Hay mejor ambiente para la paz. La marcha del 9 de abril por la paz congregó a sectores muy disímiles. Aunque se criticó que el Estado sacó a sus  funcionarios y que la Marcha Patriótica trajo en buses miles de campesinos, la manifestación llenó la Plaza de Bolívar y la carrera séptima, en Bogotá. Un 68 por ciento de los encuestados la apoyó.ENCUESTAHay mejor ambiente para la paz

Después de una pronunciada caída, por primera vez crecen la aprobación a las negociaciones con las Farc y el optimismo. Pero hay reservas en la opinión pública y en algunas regiones.

Publicidad
Horóscopo
Semana en Facebook