Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 1997/11/10 00:00

EL TITI MURIO EN SU LEY

Murió el más sanguinario sicario de Pablo Escobar.Su vida fue tan azarosa como la de su patrón.

EL TITI MURIO EN SU LEY

En el mundo de Pablo Escobar los apodos de sus sicarios fueron algo muy exótico: 'Boliqueso', 'Pasarela', 'El Limón', 'Juancaca', 'Arete', 'Yogurt', entre otros, hicieron parte de la nómina de gatilleros del jefe del cartel de Medellín. Pero sin lugar a dudas uno de los hombres más cercanos a Escobar fue 'El Tití', quien participó en los más sangrientos actos terroristas en la guerra que libró la organización de Medellín contra el Estado. John Jairo Posada Valencia, alias 'El Tití', tuvo a su cargo el asesinato del entonces director de la Policía de Antioquia, Valdemar Franklin Quintero, ocurrida el 17 de agosto de 1989. Igualmente participó en el crimen del comandante de la Sijin de Medellín, Fernando Posada Hoyos, en 1992. Las autoridades de inteligencia lo responsabilizaron de los actos terroristas en que perdieron la vida cerca de 100 policías en Medellín, quienes fueron emboscados con bombas de alto poder accionadas a control remoto. 'El Tití' fue uno de los primeros hombres de confianza de Pablo Escobar que se entregó en 1992. También estuvo al lado de su patrón el día que se voló de la cárcel de La Catedral. Luego fue capturado por la Policía y condenado por un juez sin rostro a 104 meses de prisión por los delitos de terrorismo y porte ilegal de armas. Una pena muy inferior a la que hoy están pagando algunos de los políticos del proceso 8.000. En La Catedral protagonizó la división del cartel de Medellín que unos meses después dio al traste con Pablo Escobar, dado de baja por el Bloque de Búsqueda en un barrio residencial de Medellín. La historia de ese episodio comenzó a mediados de mayo de 1992 cuando 'El Tití' descubrió una caleta donde estaban escondidos más de 20 millones de dólares que pertenecían a los hermanos Moncada y Galeano, los principales socios de Pablo Escobar. Por esos días el jefe del cartel de Medellín le había enviado un mensaje a sus socios para solicitarles ayuda económica para seguir combatiendo al Estado, y había recibido por toda respuesta una carta en la que le decían que estaban iliquídos. Pero 'El Tití', que salía de la cárcel de La Catedral cada vez que Escobar necesitaba enviar mensajes a sus hombres que se encontraban en libertad, le contó de su descubrimiento. Como era de esperarse, Escobar montó en cólera y mandó a 'El Tití' por sus antiguos socios. Unas horas después frente al capo se encontraban Fernando Galeano y William Moncada. Luego de una larga discusión los socios de Escobar reconocieron por fin ser los dueños de la caleta. Pero, tal vez tratando de congraciarse con Escobar, le dijeron que 'El Tití' le estaba mintiendo sobre la cantidad de dinero que estaba escondido. Ellos afirmaban que la suma ascendía a 24 millones de dólares, mientras 'El Tití' sostenía que se trataba solamente de 22 millones de dólares. Como los números no coincidían 'El Tití' sacó su carta ganadora: unas fotos del dinero que demostraban que parte de los billetes estaban podridos por la humedad. La suerte estaba echada. Escobar ordenó un juicio a los Moncada y a los Galeano por traición a la organización. Fueron sentenciados a morir y en uno de los actos más demenciales de los hombres de la organización del Medellín, las dos víctimas fueron cortadas vivas con una sierra eléctrica. De acuerdo con los testimonios de varias de las personas que presenciaron la dantesca escena, 'El Tití' fue uno de los que participó en la ejecución.Cuando fue detenido por las autoridades, 'El Tití' estuvo tras rejas durante varios meses en las instalaciones de la Dijin en Bogotá. Posteriormente fue enviado al pabellón de máxima seguridad de La Picota. No era la primera vez que estaba detenido. El 30 de diciembre de 1992 había sido capturado, pero no duró mucho en la cárcel. Recobró la libertad después de haber pagado un soborno de 30 millones de pesos. El miércoles pasado 'El Tití' se enfrentó con su destino en el centro penitenciario de La Picota. El crimen ocurrió en el pabellón cuatro. Un hombre armado de una daga ejecutó el asesinato. Lo único que se sabe es que 'El Tití' tenía tantos o más enemigos que su patrón Pablo Escobar. Hasta ahora nadie ha sido señalado como responsable del homicidio.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.