Miércoles, 26 de noviembre de 2014

| 2013/04/23 00:00

El tormento de la mujer atacada por su esposo

No conforme con haberla apuñalado, pagó a un indigente para que le arrojara ácido en el rostro.

. Foto: Archivo SEMANA

Aterrados quedaron algunos de los asistentes a una audiencia en donde el procesado es señalado por la Fiscalía de atacar de manera indiscriminada a quien fue su esposa y es la madre de sus hijos.

En un claro ejemplo de violencia de género, situación por la que a diario luchan diferentes organizaciones en el país, Édgar Pinto Valbuena -presuntamente- atacó primero a su mujer con un cuchillo y luego le pagó a un habitante de la calle para que le arrojara ácido.

Las graves acciones en contra de la víctima fueron puestas al descubierto por un fiscal de la Unidad contra el Terrorismo ante la juez segunda de Garantías de Bogotá. En su narración, el funcionario señaló que el ataque con la sustancia que causó graves quemaduras a la víctima se produjo el 24 de diciembre del 2010 en el centro de Bogotá.

Pero esos no fueron los únicos episodios que se le atribuyen a Pinto Valbuena, la Fiscalía indicó que durante cinco años atacó sexual y físicamente a su compañera, hechos que fueron denunciados por la víctima.

Cansada de las agresiones, la mujer decidió que lo mejor era apartarse de su atacante. Pero cuando creía que todos los años de abusos habían quedado atrás, el 27 de noviembre del 2010, Pinto Valbuena fue hasta su casa para pedirle que volvieran a vivir juntos; como ella se negó, el hombre sacó un cuchillo y la atacó, al punto de que le produjo una grave herida en el pecho.

Sin ver satisfecho su deseo de venganza, Pinto Valbuena al parecer optó por pagar para que con ácido desfiguraran a la mamá de sus hijos. La víctima se vio afectada en su sien izquierda, un ojo, la nariz y el mentón.

Lo más sorprendente para las autoridades es que el esposo agresor no ha demostrado estar arrepentido de lo hecho, al punto de que se declaró inocente de la imputación que la Fiscalía le endilgó por los delitos de lesiones personales, tortura agravada y homicidio agravado en tentativa.

Por considerar que Pinto Valbuena efectivamente representa un peligro para la sociedad y que ha evadido la justicia, la juez accedió al pedido de la Fiscalía y lo envió a la cárcel La Modelo de Bogotá.

"Usted no tiene el mínimo respeto por su compañera, representa un peligro para la víctima, por lo que es válida una medida de aseguramiento preventiva", manifestó la juez.

La víctima seguirá su recuperación, mientras pide que la justicia haga lo suyo con quien un día fue el hombre del que se enamoró, pero que convirtió la relación de pareja en todo un infierno del que aún no termina de salir.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×