03 enero 2013

Enviar a un amigo

Email destino:

Nombre remitente:

Email remitente:

El último adiós de los amigos de Álison Britel

INDIGNACIÓN Los compañeros de la niña que murió por una bala perdida en Medellín le hicieron homenaje en Bogotá.

El último adiós de los amigos de Álison Britel . El plantón en memoria de Alison se realizó en el barrio Perdomo, en el sur de Bogotá.

El plantón en memoria de Alison se realizó en el barrio Perdomo, en el sur de Bogotá.

"Lo que queremos es que con esta homilía recordemos a Álison Lisette como era: una niña alegre, activa y muy colaboradora. Ese es el mensaje que queremos entregar a la comunidad educativa”. Así resume el padre Tulio De la Hoz el objetivo de la misa que se dirá en memoria de la pequeña que murió en Medellín por cuenta de una bala perdida, hecho que conmocionó al país.

El religioso es el rector del colegio Cooperativo monseñor Ismael Perdomo, plantel en el que estudiaba la menor quien este año iniciaría sus cursos de bachillerato.

De allí que la ceremonia se realizó con la mayoría de la comunidad educativa que asistieron al colegio para darle, de manera simbólica, el último adiós a la pequeña, que en la tarde de este jueves será cremada en Medellín.

“Tenemos entendido que Vicente y Viviana, los padres de Álison, se van a quedar un tiempo en Medellín. Una vez regresen queremos que traigan las cenizas al colegio para hacerle un homenaje a nuestra estudiante”, indicó el padre De la Hoz.

La ceremonia religiosa hace parte de una serie de actos que se iniciaron en la noche del miércoles en el barrio Perdomo, en el sur de Bogotá, donde residía la menor junto con su familia.

En ese sector se reunieron cerca de 120 personas quienes con pancartas y oraciones pidieron por el eterno descanso del alma de la niña, así como también hicieron un llamado a la justicia para que dé con el paradero que causó esta tragedia.

Elenid Rojas, habitante de ese barrio y una de las más cercanas a la familia de Álison, dijo que la idea de la protesta surgió una vez escucharon la noticia del fallecimiento de la niña, que apenas tenía 11 años.

"Es un dolor muy grande el que nos embarga. Principalmente a mí, porque en la peluquería que tengo, Álison se hizo el manicure antes del viaje a Medellín. Ese día nos dijo que estaba muy entusiasmada por irse para allá", sostuvo Elenid. 

                                                   
Publicidad
artículos relacionados

NACIÓN

“Me quitaron mi angelito”, padre de la niña que murió por bala perdida

El director de seguridad de la Policía, general Rodolfo Palomino, ofreció una recompensa de 20 millones de pesos para quien entregue información del responsable.

700 muertes por balas perdidas desde el 2001: Defensor

Tras la muerte de una niña de 11 años en Medellín por esta causa, Jorge Armando Otálora pidió restricción del porte de armas en el país.

Horóscopo
Semana en Facebook
Publicidad