Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 1988/10/31 00:00

EL ULTIMO GOLPE DEL GENERAL

Golpe a la Coordinadora, acusaciones a los sindicatos y revelaciones sobre guerra mafia guerrilla, en acción de Ruiz Barrera.

EL ULTIMO GOLPE DEL GENERAL

Después de varios meses de silencio, o por lo menos de no asombrar a la opinión pública con sus revelaciones, la semana pasada el general Jaime Ruiz Barrera, comandante de la IV Brigada, volvió a levantar ampolla. El surtidor del remezón fue esta vez un gran operativo que la Policía Militar de la Brigada efectuó entre el 9 y el 24 de septiembre en todo el Valle de Aburrá, el cual permitió la captura de 34 personas supuestamente vinculadas al ELN, EPL y M-19--entre ellos varios cabecillas--, el decomiso de una buena cantidad de material de guerra equipos de comunicaciones, manuales de guerrilla y varios documentos con expedientes tan disimiles como impactantes. Según lo dijo el General en rueda de prensa, estos documentos develaban un plan terrorista de las tres agrupaciones subversivas con miras a alterar el orden y a preparar el llamado paro cívico nacional, programado por la CUT y la CGT para la primera semana de octubre. En dichos planes estaban involucradas como partes activas, sindicatos afiliados a estas dos centrales, algo que en la antesala de ese paro cívico no deja de tener repercusiones graves para el sindicalismo llamado de izquierda. Esto motivó consultas al más alto nivel y voces contra el movimiento sindical colombiano. El comunicado de la dirigencia de la CUT y la CGT desmintiendo lo dicho por el General no se hizo esperar y para el fin de semana pasado se tenía prevista una reunión entre voceros de estas centrales y el Comandante de la Brigada para buscarle los "pelos y las señas" al documento que supuestamente los involucra con las actividades de la guerrilla. Este asunto quedó pendiente de investigación, mientras de parte del gobierno no hubo al respecto ningún pronunciamiento oficial.

A VECES LLEGAN CARTAS...
Pero esa no sería la única revelación que surgiría de los documentos hallados por la IV Brigada en esa tercera fase de la "Operación Centella" contra la subversión en Antioquia.
Emergió de nuevo la relación de ésta con el narcotráfico. Pero esta vez ya no como aliados, según se reveló en los documentos encontrados en la famosa "Operación Crisol" sino como enemigos. Ruiz Barrera dijo que entre los documentos había indicios que hacían pensar que esos grupos guerrilleros estaban conspirando para secuestrar a miembros de la familia de Pablo Escobar Gaviria con fines lucrativos .

Si la reacción de la CUT y la CGT defendiéndose de las acusaciones comprometedoras era apenas de esperarse, no lo fue asi la contestación de Pablo Escobar quien, de su puño y letra. envió una carta de respuesta al general Ruiz Barrera, que se hizo pública porque no la remitió a su despacho, sino que se la dejó en la sede de RCN en Medellín. Ruiz Barrera le restó méritos al remitente y enfatizó que él con su investidura de General de la República, no tenia por qué darle importancia, ni menos contestarle, a un tipo como Pablo Escobar, un delincuente de quien todo el país conocía el prontuario.

En su misiva, Escobar Gaviria, aparte de dejar ver toda la animadversión personal que tiene hacia el Comandante de la Brigada, calificó las declaraciones de éste como una "burla" estrategia militar para enfrentarlo a lo.s grupos de izquierda.

Tengan o no fundamento los indicios encontrados por los organismos militares sobre el enfrentamiento entre guerrilleros y narcotraficantes, y más concretamente con el clan de Pablo Escobar, no dejan de llamar la atención los términos considerados que éste utiliza en su carta para referirse a los grupos subversivos. Parece que ya cicatrizó la herida del secuestro de Martha Nieves Ochoa, hermana de Jorge Luis Ochoa, otro de los capos del Cartel de Medellin, que fue realizado por una célula urbana del M-19, y que Pablo Escobar ayudó a resolver con éxito, utilizando sus hombres (o ejército personal, como lo llamó en aquella ocasión un alto oficial de la policia) y creando lo que entonces se llamó MAS (Muerte a Secuestradores). --

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.