Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 1985/11/11 00:00

EL ULTIMO SONDEO

SEMANA publica una encuesta electoral en las cinco grandes capitales

EL ULTIMO SONDEO

Una sorprendente ventaja liberal y un desconcertante rezago conservador son las principales conclusiones de la última encuesta científica hecha pública en días pasados. El sondeo fue realizado entre el 11 y el 18 de septiembre por la firma Opinión Pública Ltda., financiada por la propia empresa encuestadora con 1.106 encuestados de 123 barrios en las 5 grandes ciudades (Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla y Bucaramanga) y en sus respectivas áreas metropolitanas.
De acuerdo con los parámetros metodológicos, las estimaciones de la encuesta tienen un margen de error de + o - 1.5%, cuando se refieren al total de la población mayor de 18 años de las 5 grandes capitales, y de entre + o - 2.4% y + o - 5.6% cuando se refieren a datos discriminados por ciudades. Obviamente el hecho de que esté limitada a las 5 grandes ciudades, no permite hacer proyecciones a nivel nacional, sobre todo si se tiene en cuenta que en el resto del país las tendencias pueden ser marcadamente diferentes .
En materia de candidaturas, en lo referente a la intención de voto (ver cuadro N°1 )los dos candidatos liberales sumados representan el 36.5% sobre un 10.2% para Alvaro Gómez, con lo cual la votación liberal excedería en proporción de 3 a 1 a la conservadora. En lo que se refiere a la distribución de fuerzas entre los candidatos liberales, Luis Carlos Galán con 20.0% llevaría una ligera ventaja sobre Virgilio Barco con 16.5% .
Como dato curioso (ver cuadro N° 2), Galán (con 15.0%) perdería ante Barco (con 22.1% ) y ante Gómez (con 18.1%) en Bucaramanga, en la que por ser su ciudad natal y la primera que lo eligió Senador, se esmeraría un segundo fortín galanista después de Bogotá. Igualmente sorprendente resulta el hecho de que en Barranquilla, centro de grandes desastres galanistas en elecciones anteriores y tradicionalmente controlada por los oficialismos, se presenta un cambio radical de tendencias, arrojando un amplio triunfo de Galán (con 31.7%) sobre Barco (con 19.0%) y Gómez (con 11.9%).
El otro hecho singular que se desprende de este sondeo es la inesperada debilidad de la candidatura de Alvaro Gómez, quien, en las 5 grandes capitales apenas alcanzaría una votación del 10.2%. Sin embargo, hay que tener en cuenta que es la única de las tres candidaturas que no se ha oficializado aún y en consecuencia se trata de una precandidatura frente a dos aspirantes ya proclamados por sus respectivos grupos. A este respecto, llaman considerablemente la atención dos resultados de la encuesta: el 10.0% de Alvaro Gómez en Bogotá y el 6.1% en Medellín.
Como era de esperarse, el gran triunfador viene a ser el abstencionismo, en lo referente a los resultados globales de las 5 ciudades. Las personas que manifestaron a los encuestadores que no votarían si las elecciones presidenciales fueran hoy representan el 32.0% del total de personas interrogadas .
Pero sin lugar a dudas, la conclusión más interesante es la contradicción que salta a la vista al analizar los resultados de la encuesta entre la alta intención de voto por Galán (20.0%) y la baja convicción que existe en su triunfo, incluso en sus propias filas: apenas un 35.2% de quienes manifestaron su intención de votar por Galán cree que el joven Senador puede ser el próximo presidente de Colombia.
(Ver cuadro N° 4).
En cuanto a los datos globales de la encuesta, la convicción general del triunfo favorece a Virgilio Barco. El 31.5% de las personas a quienes se les preguntó: "independientemente del candidato por el cual usted más se inclina, ¿ quién cree que va a ganar las próximas elecciones?", respondieron que el ex alcalde de Bogotá va a imponerse en el debate electoral que se avecina. Un 22.9% considera que el ganador será Gómez y un 17.5% que será Galán. (Ver cuadro N° 3).
El hecho de que Barco proyecte imagen de ganador y que Galán la proyecte de perdedor puede incidir favorablemente en la candidatura del primero y negativamente en la del segundo, y en la medida en que este sentimiento hacia uno y otro se intensifique, terminará por afectar la votacion final.
Además de la debilidad de Galán en las pequeñas ciudades y en el sector rural no consultados en la encuesta, otro elemento que seguramente contrarrestará las tendencias actuales de intención de voto es el hecho de que en las elecciones parlamentarias de marzo, a las que no se refiere el sondeo, se da por descontado que Galán difícilmente alcanzará el millón de votos y puede verse derrotado por lo menos 2 a 1 por la votación oficialista. Esta posible barrida puede acentuar aún más el ambiente derrotista ya existente entre los galanistas, según lo revela la encuesta, neutralizando de facto sus probabilidades en las presidenciales de mayo.--

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.