Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/5/2008 12:00:00 AM

El ‘ventilador’ de la Farc-política

Un guerrillero desmovilizado de la columna 'Teófilo Forero' ataca a cuatro reconocidos políticos del Huila y los acusa de pactos secretos con las Farc.

El escándalo de la para-política que hoy tiene bajo la lupa de la justicia a 51 congresistas, y a 28 de ellos en la cárcel, comenzó cuando Jairo Castillo Peralta, 'Pitirri', un ex paramilitar desconocido, prendió su 'ventilador' y denunció los nexos de dos congresistas de Sucre (Álvaro García y Eric Morris) con los paramilitares.

Ahora, y con una historia muy parecida, se podría estar abriendo el capítulo de la Farc-política: Fernando Bahamón Céspedes, un guerrillero desmovilizado que militó 10 años en la temida columna 'Teófilo Forero', se apresta a rendirle testimonio a la justicia de cómo las Farc, según él, hicieron pactos ilegales con dos congresistas del Huila, Carlos Julio González Villa y Luis Enrique Dussán López; con la ex alcaldesa de Neiva, Cielo González Villa, y el ex ministro y ex gobernador del Huila Rodrigo Villalba Mosquera. Todos ellos niegan haberse reunido con las Farc clandestinamente.

En entrevista con SEMANA, el guerrillero contó detalles de reuniones de las que fue testigo cuando era jefe de seguridad de la zona de distensión del Caguán.

¿Hasta dónde puede llegar el escándalo de la Farc-política? En términos de congresistas puede no ser tan voluminoso como el de la para-política, pues el control territorial de la guerrilla en los últimos 10 años no ha tocado tantos ni tan importantes departamentos como lo hicieron las autodefensas. Por ahora, en la Corte hay tres investigaciones previas contra congresistas, y en la Fiscalía hay múltiples procesos contra alcaldes, concejales y otros funcionarios. SEMANA puso al tanto a la Corte Suprema de la entrevista con Bahamón y ésta anunció que de oficio abrirá una investigación previa en los próximos días.

Bahamón estuvo 28 de sus 44 años con las Farc y en abril de 2005 se desmovilizó. Está en la cárcel La Modelo de Bogotá por delitos relacionados con estafa y extorsión. Ya sirvió en la Corte Suprema como testigo en el proceso contra el ex congresista Luis Fernando Almario, quien se habría confabulado con las Farc para la masacre de la familia Turbay Cote (siete muertos, 29 de diciembre de 2000). En ese caso, su testimonio fue puesto en duda porque intentó sobornar a Almario. Pero una fuente cercana al proceso le dijo a SEMANA: "En su momento, la Corte llegó a la conclusión de que una cosa es la extorsión y otra muy distinta que Bahamón no estuviera diciendo la verdad".

SEMANA: Durante el tiempo que usted fue guerrillero, ¿cómo eran las relaciones de la clase política del Huila y Caquetá con las Farc?
FERNANDO BAHAMÓN CÉSPEDES: Durante la época de la zona de distensión, en San Vicente del Caguán se empezaron a dar alianzas políticas, en el sentido de que las Farc ingresaron a la política para tener el control de la zona. En esa época, en Caquetá había una familia muy reconocida: los Turbay Cote. Las Farc intentaron hacer un acuerdo con esa familia. Pero la verdad es que la guerrilla tenía un mal precedente con los Turbay por el secuestro (y posterior muerte) de Rodrigo Turbay Cote. Por eso los Turbay se negaron a tener cualquier alianza con las Farc. Pero en Caquetá las Farc tenían otro aliado: Luis Fernando Almario.

SEMANA: ¿Usted vio que otros dirigentes políticos de esa zona del país se reunieran con las Farc para hacer alianzas?
F.B.C.: Sí. Desde la zona de distensión hubo una alianza con las Farc, igual a la que hoy se conoce como la para-política. Las Farc pretendían clandestinamente llegar hasta las ciudades. Lógicamente se requería de ayuda política, que consistía en una connivencia con senadores, gobernadores y alcaldes de las regiones de Caquetá y Huila.

SEMANA: ¿Ellos iban hasta la zona de distensión a hablar con los guerrilleros?
F.B.C.: Exactamente. Ellos iban a los diálogos y a hacer alianzas con las Farc. La alianza consistía en financiarles sus campañas, pero con el compromiso de una devolución de ciertos dineros, como son recursos del Estado para salud y vivienda. Esos recursos terminaban en poder de la guerrilla para la guerra.

SEMANA: La zona de despeje era legal. Entonces, ¿cómo eran esas reuniones?
F.B.C.: Eran clandestinas. Por ejemplo, Almario ha dicho que él estuvo en las audiencias públicas en Los Pozos, que nada más. Pero la verdad es que también había reuniones privadas que se hacían fuera de Los Pozos y en los campamentos de los comandantes.

SEMANA: ¿A qué políticos se refiere?
F.B.C.: Empecemos con el senador Carlos Julio González Villa. Su campaña fue financiada por la familia Serrano de Caquetá, que tiene nexos con las Farc. González fue presentado por esa familia en la zona de distensión y tuvo contacto directo con 'Raúl Reyes'. Entonces 'Reyes' empezó a financiarle económicamente la campaña a González. Es decir, él recibió dinero de las Farc y de 'Reyes'. A cambio, González hizo unos compromisos con las Farc, como también los hicieron su hermana, Cielo González Villa, ex alcaldesa de Neiva, y el representante Luis Enrique Dussán López.

SEMANA: En el caso de González, ¿usted lo vio reunido y haciendo pactos clandestinos con la guerrilla?
F.B.C.: Sí, claro. Lo vi con mis ojos en tres reuniones. La primera reunión fue aproximadamente a comienzos de 2000. Desde luego él ya había sido presentado. Ese día yo estaba ahí porque era jefe de seguridad en la zona de distensión. Ahí vi a González y vi los convenios que hicieron, las ayudas que se prometieron y lo que recibirían las Farc.

SEMANA: ¿A usted le tocó ver que González recibiera plata de las Farc?
F.B.C.: Sí me di cuenta. La cifra no la puedo dar con precisión, pero eran cajadas de plata. Calculo que eran más de 2.000 millones de pesos.

SEMANA: Pero entonces, ¿por qué será que uno busca en los archivos y se encuentra con que González es un crítico durísimo de las Farc?
F.B.C.: Le voy a explicar qué es lo que pasa con él y con su hermana Cielo González. Es lo mismo que pasó con Almario. Son políticos que juegan sucio. Ellos hicieron unos compromisos con las Farc y no cumplieron. Lógicamente que las Farc al soltarles dinero a ellos, y al ver que no cumplieron, los declararon objetivo militar. Ella se comprometió con 'Óscar Montero', comandante de la 'Teófilo Forero', a pavimentar desde Neiva hasta Balsillas, pero no cumplió, aunque las Farc le entregaron dinero para ese compromiso.

SEMANA: Para la época de ese supuesto compromiso, ¿qué hacía Cielo González?
F.B.C.: Era candidata a la Alcaldía de Neiva.

SEMANA: ¿Cómo y cuándo fueron las otras dos supuestas reuniones del senador Carlos Julio González con las Farc?
F.B.C.: Fueron consecutivas, fueron para esa misma época. Eran reuniones que uno ya las veía normales, que uno las veía sin malicia.

SEMANA: ¿El caso de Cielo González es igual al de su hermano, es decir, usted la vio reunida a escondidas con guerrilleros?
F.B.C.: Yo a ella la vi reunida con 'Óscar Montero'. Incluso, en 2004, antes de mi entrega, yo colaboré para que a ella no la asesinaran, porque las Farc ya la habían declarado objetivo militar por incumplir. Le iban a hacer un atentado cerca de su casa.

SEMANA: ¿Cómo fue, según usted, la relación entre el representante Luis Enrique Dussán y las Farc?
F.B.C.: Él hizo un convenio con las Farc para la financiación de su campaña. Conocí que en una de las reuniones que él estuvo, el compromiso era que la ayuda de la salud, para el hospital Hernando Moncaleano de Neiva, iba a ser dirigida a las Farc. Ese pacto lo estuvo cumpliendo hasta cierta época, porque al final también fue declarado objetivo militar.

SEMANA: ¿Dónde vio usted reunido a Dussán con las Farc?
F.B.C.: Lo vi en Balsillas.

SEMANA: ¿Con qué guerrilleros vio usted reunido a Dussán?
F.B.C.: Con 'Óscar Montero', alias el 'Paisa'.

SEMANA: ¿Usted escuchó de qué hablaban?
F.B.C.: Sí, claro. Hablaban de qué recursos de la salud iban a ser dirigidos a las Farc.

SEMANA: ¿Cuándo fue esa supuesta reunión entre las Farc y Dussán?
F.B.C.: Esa reunión, más o menos, fue también en 2000. Recuerdo que él iba a nombre del ex gobernador Rodrigo Villalba.

SEMANA: ¿Y es que el doctor Villalba también tenía nexos con las Farc?
F.B.C.: Sí, claro. Recordemos que Villalba es del Huila y que tiene una familiar muy cercana a las Farc. Se llama Sandy Rocío Villalba y era la encargada de las relaciones políticas entre las milicias y la sociedad.

SEMANA: ¿Usted alguna vez vio a Villalba reunido a escondidas con las Farc?
F.B.C.: No, a él nunca lo vi. Siempre mandaba a un emisario. No recuerdo su nombre exactamente, pero creo que se llamaba Aníbal.

SEMANA: ¿Sabe de algunos otros políticos que hayan tenido connivencia con las Farc?
F.B.C.: Claro, y lo más berraco es que muchos de los políticos de los que voy a hablar están comprometidos con homicidios.

SEMANA: ¿En qué procesos le ha ayudado usted a la justicia?
F.B.C.: Yo le he colaborado a la justicia, pero siempre traté de mantener un perfil bajo. Pero en otros casos, como el del secuestro en el edificio Miraflores de Neiva, no he querido colaborar porque lo único que he conseguido es ganarme enemigos. Yo le tengo más miedo a un enemigo político que a la guerrilla o a los paramilitares.

SEMANA: ¿Usted sabe de personas que desde la legalidad ayudaron para que el secuestro de Miraflores se hiciera efectivo?
F.B.C.: Sí, claro. Usted debe saber que hubo mucha infiltración en la sociedad y en el mismo edificio.

SEMANA: ¿Por qué usted está contando todo esto ahora y no lo hizo antes?
F.B.C.: Porque me encuentro amenazado y estoy preocupado porque estos políticos, al mirar la denuncia que yo hice contra Almario, están haciendo planes para asesinarme. Es que ellos saben lo que yo sé de ellos.

SEMANA: ¿Por qué creerle a usted todo esto y por qué no poder pensar que su objetivo es perjudicar a los políticos que ha mencionado?
F.B.C.: Yo jamás había tenido interés en declarar contra ellos. Incluso, desde que me desmovilice oculté muchas cosas. Yo lo que quiero es que el pueblo colombiano conozca toda la verdad.

SEMANA: Lo más seguro es que las personas a las que hace referencia en esta entrevista van a decir que usted es un terrorista, un extorsionista...
F.B.C.: Estoy dispuesto a que nos hagan una prueba de polígrafo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.