Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/2/2006 12:00:00 AM

El ventilador llanero

En Casanare, la Fiscalía investiga graves denuncias de vínculos de un ex gobernador y dos alcaldes con el paramilitar 'Martín Llanos'.

Cuando los periodistas del Washington Post investigaban los hechos de Watergate, su fuente anónima -la célebre Garganta Profunda- les recomendó "siga la plata" que allí encontrarán a los responsables. Igual ocurre en el escándalo de la para-política. El 'billete', como se dice comúnmente, es un tema transversal en las relaciones incestuosas entre políticos y paramilitares. Debajo de la retórica y la justificación antisubversiva, yace una avaricia digna del tío Rico McPato. Así ha quedado descubierto con las revelaciones del llamado computador de 'Jorge 40', que describe una corrupción a gran escala en los departamentos de la Costa Atlántica. Hasta ahora el interés del país se ha centrado en la Costa. Pero hay otra región donde este fenómeno tuvo un auge exponencial. Con dos agravantes: más plata para los paramilitares y los políticos, ya que los cuantiosos recursos de las regalías petroleras se pueden repartir entre menos personas, y la existencia de un grupo de las autodefensas que no quiso desmovilizarse. El lugar: los Llanos Orientales.

Después de varios ires y venires, la justicia por fin parece estar decidida en investigar esa criminal alianza que se incrustó en los Llanos. Un ex gobernador del departamento del Meta ha sido acusado de participar en la planeación de un homicidio en complicidad con los paramilitares, y un gobernador de Casanare fue condenado recientemente por recibir plata de las autodefensas para su campaña política de 2003. SEMANA conoció que la Fiscalía investiga hoy denuncias contra el ex gobernador William Pérez y los alcaldes de Aguazul, Leonel Torres, y Monterrey, Aleider Castañeda, por presuntos vínculos con los paramilitares y por haber acordado repartir las inmensas contrataciones con Germán Darío Buitrago, el jefe de las Autodefensas Campesinas de Casanare (ACC), 'Martín Llanos'.

No son muchos los colombianos que conocen Casanare. Este departamento, creado en la euforia de la Asamblea Constituyente de 1991, tiene apenas 280.000 habitantes y una geología fortuita: miles de metros debajo de su superficie hay cuantiosas reservas de petróleo y gas. Por eso, y gracias a una ley de regalías muy favorable, en los últimos 12 años a los gobernantes casanareños les han entregado para su manejo la módica suma de 1.500 millones de dólares. Y en 2005, solamente, unos 516.000 millones de pesos. Nadan en efectivo. Si a cada habitante de Casanare le dieran un cheque anual (así ocurre en Alaska), tendría una bonificación de casi dos millones de pesos, una prima más que aceptable para una población rural. Pero eso es fantasía.

Según las denuncias y las investigaciones de la Fiscalía, buena parte de esos recursos no se fue para convertir a Casanare en la Suiza colombiana, sino para engordar los bolsillos de sus políticos y a un hombre sanguinario como el paramilitar 'Martín Llanos' y sus secuaces. Gracias a las confesiones de varios paramilitares detenidos, ex integrantes de las Autodefensas del Casanare, se están empezando a conocer los pormenores de esa organización criminal y sus vínculos con los gobernantes de ese departamento.

Durante años se ha hablado de la corrupción de los políticos y de la influencia de las autodefensas en Casanare. Pero como suele ocurrir en un sitio donde impera el miedo -por mucho tiempo el municipio de Aguazul ocupó los primeros puestos en tasa de homicidios del país-, esos comentarios no se hacen en público. En la región aplican una versión adaptada de la consigna de 'Los Extraditables' de los 80: "prefiero una vida en silencio que una tumba en los Llanos".

Los asesinatos políticos en Casanare no son excepcionales. En los 90 fue muerto un alcalde de Tauramena -otro municipio petrolero-, en 2001 fue asesinado el ex gobernador Emiro Sossa, y ese mismo año paramilitares al mando de 'Martín Llanos' desaparecieron a la secretaria privada del entonces gobernador, William Pérez. Precisamente hace unos días llegó a la Fiscalía una denuncia de un paramilitar de las Autodefensas del Casanare, detenido en Yopal, que habla de ese episodio y compromete a Pérez. Según el paramilitar, 'Martín Llanos' ordenó el secuestro y el asesinato de la funcionaria Diana Reyes, "ante un posible incumplimiento de lo acordado" en materia de contratación. El cabecilla paramilitar, según la denuncia, le habría confirmado la muerte al entonces gobernador en una reunión posterior.

La misiva del paramilitar, que es analizada por la Fiscalía, explica cómo funcionaba el sistema de control que implementó 'Martín Llanos' para evitar que le hicieran conejo. Mensualmente, un muchacho "le entregaba al comando Martín el listado de los contratistas de la Gobernación, el valor de sus contratos y su ubicación. Se citaba a los mismos para que entregaran 10 ó 20 por ciento del valor total del contrato".

Y hay indicios para la Fiscalía que obligan a investigar en serio las imputaciones. Para empezar, no es la primera vez que la Fiscalía escucha declaraciones de esta naturaleza. En 2003, investigó denuncias sobre los presuntos vínculos del gobernador con paramilitarismo y contratación superior a 5.000 millones de pesos adjudicada a grupos de autodefensas. El proceso, donde la Fiscalía se declaró inhibida en 2004, se podría reabrir con estos nuevos elementos.

Es de resaltar que William Pérez es posiblemente uno de los funcionarios con mayor número de investigaciones penales -28-, de las cuales varias siguen en curso y se refieren a irregularidades en la contratación. El listado incluye desde la construcción del parque cementerio de Yopal y la ejecución de un convenio con la Universidad de Cartagena, hasta presuntamente haber beneficiado de manera ilegal a una de las muchas cooperativas que contrató en su mandato. Según la Fiscalía, la cantidad de procesos contra el ex gobernador es excepcional. En la Procuraduría hay otras 28 quejas presentadas desde 2001 que tratan sobre contratación, contratación y contratación.

Hasta ahora ninguno de los procesos ha terminado en condena o sanción, lo que le ha permitido a Pérez continuar con su carrera política. Es un firme candidato para repetir en la gobernación en las elecciones de octubre de 2007. Pérez no respondió a las llamadas de SEMANA para hablar sobre estas acusaciones.

El ex Gobernador, sin embargo, no es el único funcionario en la mira de la Fiscalía. Carlos Guzmán, alias 'Salomón', jefe político de 'Martín Llanos', le dijo a Noticias Uno hace dos semanas que los alcaldes de Aguazul y Monterrey colaboraban con las autodefensas. Aguazul, con una población de 20.000 habitantes, es el municipio que más recibe regalías en el país: 58.000 millones en 2005. Aunque la influencia de los paras en esos pueblos es vox populi, 'Salomón' alborotó el avispero en Casanare. SEMANA conoció que el jefe paramilitar recientemente amplió sus declaraciones a un fiscal anticorrupción en Bogotá. Señaló a otros funcionarios, ex alcaldes y políticos elegidos del departamento. Todo indica que el ventilador llanero apenas comienza.

Uno de los deportes favoritos de los casanareños es el coleo, donde el jinete intenta derribar por el suelo a un toro jalándole por la cola. Queda la pregunta de si la justicia por fin podrá cogerle la cola a ese elusivo toro paramilitar.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1830

PORTADA

En la cuerda floja

La economía avanza a paso muy lento. Se necesita con urgencia un estartazo, pero el desánimo y el pesimismo limitan las posibilidades de una recuperación.