Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/12/2013 12:00:00 AM

El ‘vice’, otro peso pesado al Catatumbo

Tras el fallido viaje de José Noé Ríos, Fernando Carrillo y Lucho Garzón, el turno ahora es para Angelino Garzón

Es difícil saber si el vicepresidente de la República, Angelino Garzón, podrá solucionar la protesta campesina en Catatumbo. Lo que sí es una certeza es que a este paso los líderes del movimiento van a terminar conociendo a casi todo el alto gobierno.

En efecto, frente a ellos se han sentado, entre otro, José Noé Ríos, Lucho Garzón y Fernando Carrillo. La negociación empezó Ríos, viceministro de Relaciones Laborales, y quien llegaba con una sólida formación en materia de negociación pues participó de los procesos de paz con los grupos guerrilleros M-19, Ejército Popular de Liberación (EPL), Quintín Lame y Corriente de Renovación Socialista.

No logró su cometido de levantar la protesta por lo que el Gobierno se la jugó con un ministro: Luis Eduardo Garzón. Lucho, ex líder sindical, conocedor como pocos de esta región y con una habilidad natural para negociar llegó allí en su condición de ministro consejero para el Diálogo Social. No logró convencer a los campesinos.

Así entonces el gobierno puso un listón más alto y envió a un verdadero ‘Dream Team’, encabezado por el ministro del Interior, Fernando Carrillo. Junto a él viajaron, entre otros, el ministro de Agricultura, Francisco Estupiñán y el viceministro de Vivienda, Iván Mustafá; el director de Planeación Nacional, Mauricio Santamaría; el de la ANI (Agencia Nacional de Infraestructura) Luis Fernando Andrade; el del Invias, Mauricio Narváez; y del DPS, Bruce Mac Master.

De refuerzos iban los viceministros del Interior, Carlos Eduardo Gechem; de Agricultura, Andrés Felipe García; de Defensa Nacional, Jorge Enrique Bedoya; el subdirector de Planeación, Mauricio Perfetti y la subdirectora de del Departamento para la Prosperidad Social (DPS), Mariana Escobar. Los acompañaba Juan Carlos Mira, alto consejero para las Regiones. No lograron un acuerdo.

Ahora, el gobierno se la juga con Angelino Garzón, quien viaja este sábado. Se espera que su presencia sea bien recibida pues en sus pronunciamientos se ha mostrado a favor de los campesinos.

Entre otras cosas, el vicepresidente Garzón ha dicho que no se puede ser “más duros con los legales que con los ilegales”, al referirse a las protestas de la región del Catatumbo que cumplen más de un mes sin solución.

“La verdad es que no podemos seguir siendo más duros con los legales que con los ilegales porque eso va contra el diálogo social, la política integral en materia de derechos humanos y contra la propia democracia”, dijo Garzón en una carta abierta.

Agregó que lo que no puede pasar en el país es que “mientras con los ilegales, en este caso la guerrilla de las FARC, que tiene armas y desarrollan acciones violentas, se llegan a acuerdos” ahora nos escandalicemos por “las propuestas de los campesinos del Catatumbo en materia agraria”.

Garzón, igualmente, manifestó su desacuerdo con los bloqueos de los campesinos y con “las acciones violentas” desarrolladas desde el pasado 10 de junio en la región del Catatumbo, Norte de Santander.

“Creo que se han cometido errores y excesos de parte y parte, que, como siempre, las víctimas son los pobres”, dijo Garzón que lamentó la muerte de cuatro jornaleros así como que haya habido heridos civiles y militares.

A su juicio, la protesta social debe ser una expresión democrática y no de los violentos y, por lo tanto, su solución tiene que ser “dialogada” y no “con las descalificaciones y la represión”.

Antes de viajar, pidió a los campesinos que “tomen la decisión de poner fin a los bloqueos”.

El problema de la negociación es complejo. Los campesinos reclaman la suspensión de la erradicación de los cultivos ilícitos y la implantación de una zona de reserva campesina, así como el fin de los grandes proyectos de minería y agroindustria. ¿Será Garzón capaz de ponerle solución al problema?
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.