Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2015/10/21 01:05

Debate de SEMANA tuvo pullas y picante

Los siete candidatos a la Alcaldía de Bogotá se encontraron en el debate de Semana en Vivo.

Candidatos a la Alcaldía de Bogotá. Foto: Carlos Julio Martínez

Por primera vez los siete candidatos a la Alcaldía de Bogotá, Enrique Peñalosa (Equipo por Bogotá), Rafael Pardo (Partido Liberal), Clara López (Polo y UP), Francisco Santos (Centro Democrático), Álex Vernot (Movimiento Pueblo, Tierra y Futuro), Ricardo Arias (Libres) y Daniel Raisbeck (Movimiento Libertario), debatieron sus propuestas en televisión. Lo hicieron en el debate de Semana en Vivo, que estuvo moderado por los periodistas Rodrigo Pardo y María Jimena Duzán.

Primero respondieron por los respaldos políticos que acompañan sus candidaturas, incómodo por lo menos para los que marchan arriba en las encuestas. Álex Vernot, exasesor de Gustavo Petro, dijo que se alejó del alcalde por no seguir sus consejos. “Creo que se equivocó porque gobernó para los estratos más bajos", señaló.

A Ricardo Arias le preguntaron si era pastor de una Iglesia. “No lo soy. Soy un ciudadano común y corriente”. Aclaró que es una persona de valores.

Por otra parte, la pregunta inicial para Francisco Santos fue si el apoyo de Álvaro Uribe no fue el esperado, o si los uribistas están con otro candidato. “Ni lo uno ni lo otro”, dijo antes de cuestionar a las encuestadoras.

El joven Daniel Raisbeck, último en las encuestas, tuvo que responder por qué seguía compitiendo en la campaña, pese a las nulas posibilidades que tiene. “Para decir cosas que los otros candidatos no pueden decir”, dijo.

A Enrique Peñalosa, como era previsible, le preguntaron si mediaron acuerdos burocráticos con el vicepresidente Germán Vargas Lleras para que el partido Cambio Radical lo apoyara. “Voy a gobernar con los mejores, con los más capaces, sin importar de qué partido sean”, indicó.

Mientras tanto, a Rafael Pardo lo pusieron a responder por el apoyo del MIRA, movimiento cristiano que tiene postulados muy opuestos, al Partido Liberal, por ejemplo. “Hemos formado una coalición para gobernar a Bogotá”, aseguró.

El metro

Uno de los temas de esta campaña, o quizá de todas las campañas durante las últimas dos décadas. Salvo Vernot, todos los candidatos coincidieron en advertir que de llegar a ser alcaldes iniciarían las obras. Sin embargo, hay algunas diferencias en la forma. Peñalosa, por ejemplo, se reafirmó en construir tramos elevados, aunque haya que invertir en nuevos estudios.

Seguridad, educación, medio ambiente


En seguridad, mientras López, Peñalosa, Santos y Pardo hablaron de aplicar medidas policivas e incrementar el pie de fuerza, Raisberck, Vernot y Arias le apuestan más a la formación de ciudadanía para contrarrestar el delito.     

En educación, coincidieron en establecer la jornada única, la construcción de más colegios públicos. Santos propuso la más grande universidad virtual del país que puede graduar a 300.000 jóvenes de cualquier estrato y con los mejores profesores. Clara López prometió la universidad nocturna. Pardo apostará en la primera infancia y Peñalosa fortalecerá la formación docente.

Las mejores y las peores propuestas

El debate se prestó para que los candidatos revelaran cuál era la mejor y la peor propuesta que había oido de sus rivales a lo largo de más de 50 debates de la campaña.

Pacho dijo que la mejor propuesta la había escuchado de Raisbeck, quien propuso acabar con el impuesto de rodamiento. Aprovechó para lanzarle una pulla a López, al decir que la peor idea es no construir la Avenida Longitudinal de Occidente (ALO).

Viendo que Peñalosa es su rival directo, López dijo que la peor propuesta era la de Peñalosa al querer hacer el metro elevado. Peñalosa, quizá con olfato, elogió la de Pacho al decir que le gustaba la idea de hacer una universidad digital y criticó la guardia urbana de Pardo, a quien considera su rival directo. Esto tras el resultado de la más reciente encuesta del Centro Nacional de Consultoría.

Haciendo gala de su humor, Pardo señaló que la peor idea se la había escuchado a todos y aprovechó para pedir el voto de los bogotanos.  

Raisbeck gastó los 30 segundos para destacar las mejores iniciativas de sus seis compañeros. Sin modestia, Vernot dijo que la mejor propuesta la tenía él, con la idea de que las obras las pague el capital privado y la peor Peñalosa, quien quería convertir la zona del Rio Bogotá en Miami.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.