Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/26/2017 3:10:00 AM

“Soy la nueva opción para estas elecciones”: Jairo Clopatofsky

El exsenador inscribirá su comité promotor el próximo lunes. Asegura que su paso por Canadá lo preparó para ser el próximo presidente de Colombia. Habla de la situación del deporte y de todos los presidentes que fueron sus jefes.

Jairo Raúl ClopatofskY llegó al país la semana pasada con la esperanza de ser quien reemplazará al presidente Juan Manuel Santos en la Casa de Nariño. El ex director de Coldeportes se suma a la larga lista de candidatos presidenciales para 2018 e inscribirá en la Registraduría su comité promotor de firmas que tiene como meta recoger en menos de cuatro meses 450.000 firmas (las autoridades electorales exigen 386.148) para habilitarse como candidato presidencial para el 2018.

En 1982, cuando apenas llegaba a los 20 años de edad, sufrió un accidente automovilístico que le produjo una paraplejia, pero esto no ha sido un impedimento para construir una carrera política y diplomática de más de 25 años: fue representante a la Cámara en una ocasión y senador durante tres períodos. Además, dirigió Coldeportes desde el 2010 al 2012 y luego fue nombrado por el presidente Santos cónsul en Vancouver, Canadá, cargo en el que estuvo hasta hace dos años. Posteriormente, pasó a una especie de anonimato para -según él- “aprender las cosas buenas de Canadá. Esa ausencia mía en la política durante este tiempo me dio tiempo para prepararme y regresar a Colombia”, dice. SEMANA lo entrevistó en su apartamento en Bogotá. 

SEMANA: Antes de hablar de política me gustaría que me contestara sobre un tema del que usted es experto: el deporte. Ha generado entre los deportistas mucho dolor la reducción del presupuesto de deportes. ¿Qué piensa de eso? 

Jairo Clopatofsky (J.C):  Le cuento que yo como director de Coldeportes tripliqué el presupuesto de la entidad. Además de eso, organicé el Mundial Sub 20, las primeras medallas olímpicas de Colombia fueron en Londres bajo mi administración. Los ocho estadios que se remodelaron los hice yo, saqué la Ley de Fútbol, organicé el fútbol colombiano cerrando cuatro clubes y los convertí en sociedades anónimas. Además, acabé con las mallas y esas barreras que tenían los estadios. Ahí se acabaron las peleas dentro de los estadios.

SEMANA: No se acabaron realmente.... 

J.L: De vez en cuando se ven ahí, pero hay 16 cámaras de alta definición que antes no existían y que no permitían ver quiénes fueron. Puede que se den pero se ha reducido.

SEMANA: Pero hablemos del recorte de presupuesto. ¿Qué significa eso?

J.L: Esa situación es gravísima. Van a recortar una generación completa. El deporte es como la educación y si usted cambia los ciclos, detiene generaciones. Sacar deportistas no es de la noche a la mañana, se necesitan años, preparación, presupuesto y disciplina.

SEMANA: ¿Ese recorte se debe a la paz?

J.L: ¡Sí! Aunque no creo que se deba ver como que es 100 por ciento culpa de la paz. Hoy se recaudan más impuestos, sobre todo la clase media en Colombia, que somos cerca del 80 por ciento, hemos pagado más impuestos. Pero además de eso el otro factor, el 50 por ciento de culpabilidad se debe a la corrupción. Eso se ha reflejado en los colombianos y por eso no tenemos el bienestar que todos queremos. No solamente es culpa de la paz, es también de la corrupción.

SEMANA: ¿Y cómo frenarla?

J.L: Es muy sencillo. Yo creo que si volvemos nuevamente a las virtudes y a las condiciones morales, todos los colombianos tendremos la tranquilidad de que los dineros se invertirán tranquilamente.

SEMANA: ¿No es paradójico hablar de frenar la corrupción cuando usted hizo parte de La U y es, justamente, este partido el más cuestionado hoy por los recientes escándalos de corrupción?

J.L: El Partido de la U fue una sumatoria de fuerzas políticas, entre ellos el mío, el Movimiento Cívico Independiente, que se constituyó con la Constitución de 1991. La U nació como un medio de expresión, algo parecido a lo que está pasando en el país ahora que la gente está pesimista y ahí fue cuando nos unimos para sacar un candidato que le devolviera la esperanza a Colombia.

SEMANA: ¿A qué quiere llegar con lo que nos está diciendo?

J.L: Que en el Partido de la U siempre ataqué la corrupción. Siempre fui crítico. Es más, cuando Uribe dijo que se iba a lanzar por tercera vez a la Presidencia, yo fui el único en el Partido de la U que se opuso. Yo siempre he llegado al Congreso de la República bajo el esquema del voto de opinión. En ningún momento he tenido dinero, ni herencias ni padrinazgos para hacer campaña. Siempre he contando con ese voto de opinión.

SEMANA: Pero por qué dice que es independiente cuando ha hecho parte de los dos gobiernos más largos que ha tenido el país en los últimos años, el de Álvaro Uribe y el del presidente Santos. Es más, usted llegó a Coldeportes por nombramiento del presidente Santos.

J.L: ¡Claro que sí! Yo fui el director de debate del presidente Santos en Bogotá, como también fui el director de debate en Bogotá de Noemí Sanín y apoyé a Andrés Pastrana.

SEMANA: Por eso, usted ha estado con todos ellos pero dice que es independiente…

J.L:  Yo siempre he actuado bajo mi propia sombrilla de independencia pero no me he apartado de una realidad del país en el actuar político. Yo he apoyado candidatos que yo considero que debemos apoyar.

SEMANA: Entonces, ¿usted busca que ellos le retribuyan ese apoyo: Andrés Pastrana, el presidente Santos, Noemí Sanín?

J.L: No, yo nunca he esperado nada de nadie. Aún más, todo lo que he conseguido en mi vida ha sido por el trabajo, la templanza y fe. Por eso regresé al país. Yo nunca he recibido el apoyo de maquinarias ni nada de eso.

SEMANA: Pero no nos puede decir que nunca ha estado en la maquinaria de ningún partido cuando llegó al Senado, por ejemplo, por el Partido de la U.

J.L: Pero la maquinaria es por los candidatos, no por el partido. Quienes ponen la maquinaria a los senadores es la que tienen en sus regiones a través de la compra de votos y de esas cosas. Pero no es que el partido te elija.

Puede leer: El millón de firmas que busca Clara López 

SEMANA: Hablando de eso, ¿cómo ganar una elección presidencial sin maquinarias, como es su caso?

J.L: “Las maquinarias están en Colombia, en los colombianos. Creo que ya el país está cansado y hastiado de todo lo que estamos viendo. Por eso, vamos a sentir que hay que votar por candidatos diferentes. Todas mis campañas han sido austeras porque yo me consolido es en las personas”.

SEMANA: Pero me imagino que ha conversado con empresarios...

J.C: “Uno tiene amigos, empresarios y demás”.

SEMANA: ¿Y quiénes son esos amigos?

J.C: En general, amigos del sector productivo.

SEMANA: ¿Con qué sectores, por ejemplo?

J.C: Con el sector constructor, el sector textilero, el de infraestructura y hay una gran preocupación sobre el próximo candidato a la Presidencia que no tenga ninguna mancha de corrupción o se le vaya a abrir alguna investigación. Eso sería desastroso para la democracia porque el presidente va a durar más tiempo defendiéndose que gobernando.

SEMANA: Hay casi 30 aspirantes a la Presidencia para el próximo año. ¿Cómo se define como candidato?

J.L: Mi campaña va a ser diferente. El país está completamente cansado de atacarse los unos con los otros. ¿Qué me diferencia con los demás? Me he preparado durante cinco años en los que he estado fuera del país, siempre he sido completamente independiente, conozco a Colombia y he tenido experiencias internacionales.

SEMANA: Pero también son cinco años en los que ha estado lejos del ojo de la gente y de los medios. ¿Cómo recuperar ese tiempo?

J.L: Yo he vuelto nuevamente y me ha impresionado cómo la gente no olvida el trabajo, por eso ahora quiero seguir trabajando por colombia. Pero yo nunca me he desaparecido del país, yo venía una vez al mes a Colombia por ocho días y entendía lo que estaba sucediendo. Nunca me he apartado de lo que sucede.

Le sugerimos: Política de la incertidumbre para la contienda 2018 

SEMANA: Una de las banderas de esta campaña electoral es proceso de paz, la implementación de este y la polarización de dos gobiernos. Por lo que veo usted no le va a apostar a eso...

J.L: Yo lo que quiero es sacar lo bueno de cada uno de esos candidatos que están polarizando y trabajar con ellos. Eso es lo que más necesita el país. En otras palabras, estar unidos.

SEMANA: ¿Unidos en qué sentido?

J.L: El país en todas sus instituciones y lo que se necesita es que trabajemos dentro de un solo sistema. En otras palabras, necesitamos que todo el sistema trabaje compacto dentro de la independencia de poderes.

SEMANA: Justamente, ¿cómo define esa etapa y la implementación del acuerdo?

J.C: El proceso de paz hay que seguirlo. Ha tenido también muchos errores y hay que corregirlos, pero es un proceso que no se puede parar. Hay que corregir muchos errores que se cometieron a cambio de sacar la paz adelante.

SEMANA: ¿Cómo cuáles errores?

J.C: Ha habido mucha corrupción.

SEMANA: ¿Por el proceso de paz?

J.C: A cambio de sacar un proceso de paz se dieron muchas más prebendas a las diferentes instancias del poder en Colombia, al poder legislativo, también al poder judicial y ese tipo de roscas va en detrimento de las obras y el bienestar de los colombianos.

SEMANA: ¿A usted le gusta como suena: Jairo Clopatofsky es la cara nueva para las elecciones presidenciales?

J.L: No la cara nueva pero sí soy la nueva opción nueva para estas elecciones.

SEMANA: ¿La opción nueva que traerá qué?

J.C: Esperanza, propuestas y cambios para el país con transparencia y honestidad.

SEMANA: ¿Cómo define el gobierno del presidente Santos?

J.C: Los segundos períodos presidenciales no deberían existir en Colombia, a pesar de que yo voté siendo senador a favor la reelección presidencial, pero ya hemos aprendido que los segundos períodos en Colombia no son buenos, porque el sistema presidencialista en Colombia acapara mucho poder. Es tal ese poder que si el presidente no mantiene la templanza puede cometer actos de corrupción.

Le recomendamos: Pinzón, el sexto candidato por firmas que aspira a llegar a la presidencia 

SEMANA: ¿Y usted cree que seguirá con esa templanza para no cometer actos de corrupción si llega a la Presidencia?

J.C: ¡Así es!

SEMANA: Todo político tiene un plan B en momentos electorales. Si a usted no le funciona esta campaña, ¿qué se pondrá a hacer?

J.C: Sigo con mi vida particular como la que he venido haciendo en mis últimos años, dedicado a mis consultorías, dedicado a mi vida personal.

SEMANA: ¿En Colombia?

J.C: De pronto en Colombia, de pronto en otro lugar.

SEMANA: ¿O aspiraría nuevamente al Senado?

J.C: ¡No! No volvería al Congreso. Yo ya estuve cuatro períodos y no volvería. Lo mío no es una fijación de poder de permanencia por años en una rama del poder, lo mío es lo que siempre ha sido mi función en la vida persona: trabajar por los colombianos y querer construir, que es lo más importante.

SEMANA: Le hago esta pregunta con mucho respeto. Probablemente muchas personas pueden estar pensando cómo usted va a manejar un país tan complicado como Colombia en una silla de ruedas. ¿Usted qué les responde?

J.C: Buena pregunta. Generalmente a la persona no lo hace el físico. Finalmente es la cabeza. Yo he perdido la función de movilidad en las piernas, pero tengo los brazos y la cabeza. He podido hacer muchas cosas siendo senador, estando en Coldeportes y siendo diplomático. No es ninguna obstrucción, sino una fortaleza que me ha engrandecido desde el alma y desde el espíritu para enfrentar los retos de la vida. Por eso sé a qué reto me estoy enfrentando. Soy una persona de resto y creo que lo más importante de las personas es la actitud, el positivismo y la realización de sus propios sueños.

Análisis: La profunda crisis de La U 

SEMANA: Termino con esto. ¿Cómo define en una sola palabra a estos cinco personajes? Juan Manuel Santos.

J.C: Decepción.

SEMANA: Germán Vargas Lleras

J.C: Maquinaria.

SEMANA: Humberto de la Calle

J.C: Lucha contra la corriente.

SEMANA: Juan Fernando Cristo

J.C: Maquinaria.

SEMANA: Álvaro Uribe

J.C: Obsesión.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1851

PORTADA

El doloroso asesinato de 81 líderes (este año)

José Jair Cortés es el más reciente de casi un centenar de líderes asesinados este año sin que el Estado pudiera evitarlo.¿Cómo parar este desangre?