Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/25/2017 11:00:00 PM

Los candidatos ocultos de la carrera presidencial

Además de los candidatos que han sonado hasta el momento hay nombres que, en silencio, están tomando perfil de aspirantes presidenciales.

La lista de presidenciables es larga: más de 20, según casi todos los análisis. Aunque hasta el momento solo algunos de ellos aceptan que irán a las elecciones, varios más están al acecho. Todo indica que el grupo crecerá. La sensación es que nada está definido, no hay aspirantes fuertes, algunos de los que están en campaña no han pegado y, por consiguiente, cualquiera puede dar una sorpresa. Ante un electorado atomizado, si llegan muchos candidatos a primera vuelta dos de ellos pasarán a la segunda con una votación no tan alta. Y esa ilusión anima a muchos.

Cuatro candidatos se han lanzado formalmente: el independiente Sergio Fajardo, el exvicepresidente Germán Vargas Lleras, Jorge Enrique Robledo del Polo y Claudia López de los verdes, pero muchos más se sumarán en los próximos meses. En la baraja ampliada, algunos han sonado poco, pero ya empezaron a explorar sus posibilidades. En principio son cinco: el exalcalde de Medellín Aníbal Gaviria y el senador Luis Fernando Velasco, ambos liberales; el senador Antonio Navarro, de la Alianza Verde; el exvicepresidente Francisco Santos, del Centro Democrático; y el exsenador Luis Alfredo Ramos, quien se presentaría por el uribismo.

1 Aníbal Gaviria

Siempre que se le pregunta al exalcalde de Medellín si será candidato insiste en que “las candidaturas no son decisiones personales, sino de la gente”. Pero también sostiene que, por ahora, se tomó un descanso sabático para profundizar sus conocimientos sobre desarrollo urbano y regional como becario en la Universidad de Berkeley. Allí también dicta un seminario sobre urbanismo en el que cuenta la transformación de Medellín.

En los últimos meses, la candidatura de Gaviria ha comenzado a sonar entre líderes empresariales de Medellín y sectores políticos de Antioquia. Debido a su decisión de estar un tiempo en el exterior, ha marcado distancia con las bases parlamentarias del Partido Liberal. Pero su fuerte no está en la organización política, sino en la opinión. En 2007 fue elegido mejor gobernador por varias iniciativas de la sociedad civil, y en 2015 dejó la Alcaldía de Medellín con una popularidad superior al 50 por ciento.

A pesar de ser un hombre de partido, tiene imagen de ejecutor. Además, haber sido víctima del conflicto –es hermano de Guillermo Gaviria, muerto en cautiverio en manos de las Farc–le genera favorabilidad en algunos sectores sociales. Aunque su hermana Sofía ha sido una de las senadoras más críticas de la negociación con las Farc, el exalcalde mostró respaldo frente al proceso de paz. Fue precandidato en la consulta liberal de 2009, cuando terminó por adherir a Rafael Pardo.

2 Luis Alfredo Ramos

Con el retiro de Óscar Iván Zuluaga de la carrera presidencial, en la lista de aspirantes del Centro Democrático quedaron Iván Duque, María del Rosario Guerra y Carlos Holmes Trujillo. Sin embargo, desde hace un mes, cuando el exsenador Luis Alfredo Ramos salió de la cárcel tras ser investigado durante cinco años por parapolítica, su nombre comenzó a sonar con fuerza en el uribismo. Aunque falta que la Corte Suprema toma una decisión definitiva sobre su proceso penal, se da por hecho que si es favorable, hará campaña.

Desde diciembre, el exalcalde de Medellín, exgobernador de Antioquia y expresidente del Senado ha estado recorriendo varios municipios de Antioquia para asistir a homenajes y participar en reuniones políticas. No en vano en 2010, antes de enfrentar sus líos judiciales, había organizado una fuerte estructura política en su departamento. Su hijo, actual senador por el Centro Democrático, ha cuidado esa estructura. A su favor cuenta con buena aceptación entre los congresistas conservadores y del uribismo, por lo que se dice que sería un candidato capaz de unir ambas fuerzas en una gran coalición de derecha. Así lo considera Álvaro Uribe, con quien tiene una amistad cercana. Si la corte lo exonera, podría generar solidaridad con el argumento de ser víctima del sistema de justicia.

Le puede interesar: ¿Cuáles temas dominarán la campaña de 2018? 

3 Francisco Santos

Desde su última campaña, cuando se lanzó a la Alcaldía de Bogotá en 2015, y exceptuando su activo papel en la coalición del No en el plebiscito del 2 de octubre, el exvicepresidente de Álvaro Uribe ha guardado silencio sobre la coyuntura política. Sin embargo, es de los pocos que le habla al oído a Uribe. “No opino sobre candidaturas”, asegura. No obstante, un grupo de representantes a la Cámara que acompañaron su aspiración en Bogotá consideran que debe ser candidato en 2018. Argumentan que a diferencia de los candidatos de hoy en el uribismo, es el único miembro del Centro Democrático que tiene una proyección nacional y que –a diferencia de los senadores Duque y Guerra, que fueron elegidos en listas cerradas– se ha hecho contar. Primero, como fórmula de Uribe en 2002 y en 2006, y segundo, como candidato en la última contienda por la Alcaldía de Bogotá.

4 Luis Fernando Velasco

Después de dejar la presidencia del Senado en julio pasado, comenzó a recorrer el país y reunirse con empresarios para recibir insumos para los ejes temáticos de su campaña: la formalización, el análisis de incentivos tributarios para mejorar la productividad, la promoción del empleo. “La paz se firmó, pero hay que construirla”, asegura. En el tema de lucha contra la corrupción, cree que el remedio no es centralizar el gobierno, sino diseñar alternativas para que a nivel local y regional los recursos queden bien focalizados. Y propondrá también reformar el sistema financiero, “la riqueza la genera el trabajo y no la especulación”, dice.

Es disciplinado políticamente y cuenta con el apoyo de líderes sociales y de representantes de la mediana empresa, que en los próximos días le manifestarán su apoyo. En la pasada campaña al plebiscito, fue uno de los parlamentarios más comprometidos con la paz a tal punto que los políticos le adjudican el triunfo del Sí en el Cauca. Propone que el liberalismo, del que ha hecho parte como alcalde de Popayán, representante y senador, realice una encuesta bimensual de aquí a marzo para escoger los candidatos viables que competirían en una consulta interna en marzo. Entre sus debilidades está el hecho de que ha concentrado su trabajo político en el país y que, por ser congresista, le cuesta conseguir el apoyo de otros parlamentarios. Entre sus ventajas tiene a su favor sindicatos, sectores sociales organizados y es respetado en los partidos. Entre sus dificultades, su trabajo político ha tenido un énfasis regional y las encuestas ni siquiera han empezado a medirlo.

Le recomendamos leer: Termómetro a las presidenciales 2018

5 Antonio Navarro

Cuando SEMANA le consultó al senador de la Alianza Verde si será candidato aseguró con una evasiva: “Puedo ser desde gobernador de Nariño hasta concejal de Pasto”, pero muchos de sus copartidarios dan por hecho que competirá con Claudia López por la aspiración de su partido. De hecho, les preocupa que al ser ellos los precandidatos la lista al Senado de los verdes perderá a sus mayores electores.

Le puede interesar: “Si el intento es unir a la izquierda, no vamos a prosperar”

El año pasado Navarro recorrió el país para respaldar el voto por el Sí en el plebiscito, y en los últimos días ha sido uno de los artífices de los encuentros entre el Polo, al que perteneció, con Sergio Fajardo y con su partido actual. Asegura que una vez firmada la paz, la agenda política debe centrarse en desarrollar políticas sociales y en luchar contra la corrupción. El senador, quien como gobernador y alcalde de Pasto tuvo buenas calificaciones en las encuestas, no descarta aliarse con Clara López e insiste en que, más que unir a la izquierda, debe haber una coalición de fuerzas alternativas para promover cambios estructurales. “Antonio no ha aclarado si quiere ser candidato o no, pero es un orgullo para nosotros si lo fuera. Es nuestro líder natural, un hombre excepcional para el país y para el partido, con él hay un trabajo de total afinidad y armonía”, afirma la representante Angélica Lozano. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.