Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 2015/10/26 08:30

Duro golpe a la moral de Angelino

Las encuestas siempre señalan al exvicepresidente de la República como el de mejor imagen, pero esa simpatía no se vio en las urnas. Apenas fue tercero.

Duro golpe a la moral de Angelino Foto: Notimex

El exvicepresidente de la República goza de una elevada imagen. Ha sido uno de los dirigentes más carismáticos del país y fue el funcionario del gobierno con mayor favorabilidad en las encuestas. Pese a ello, quedó de tercero en las elecciones de Cali.
 
Hasta hace un par de años Angelino Garzón era vicepresidente, y también el dirigente político más popular. Las encuestas que evaluaban la gestión del gobierno lo señalaban como el de mayor imagen favorable, por encima del presidente Santos y los ministros del gabinete. Alguna vez llegó hasta el 72 %.

En buena parte, Angelino se ganaba el cariño del pueblo por su origen, por su condición de luchador de la política. No le importaba enfrentarse al propio presidente y contradecirlo en temas como el salario mínimo, o la salud.

Su relación con el presidente no terminó bien. A Garzón le había servido la vicepresidencia para recuperar protagonismo, el cual había perdido como embajador de Colombia en la ONU en Ginebra. Y así lo ratificó al salir del gobierno, al anunciar que sería candidato, no sabía si en Bogotá o en Cali, pero su intención era gobernar.

Pero una cosa es ser vicepresidente y exvicepresidente. Angelino estuvo obligado a ser candidato por el Partido de La U. Quería hacerlo por firmas, y hasta recibió un ofrecimiento del expresidente Álvaro Uribe. La U lo avaló con la esperanza de que la popularidad de Angelino se tradujera en la alcaldía de Cali.

Quizás, Angelino afrontó la campaña en un momento no tan favorable. Para nadie es un secreto que el accidente cerebro vascular que lo mantuvo casi un mes en el hospital en el 2012, dejó secuelas, y puede que el vicepresidente ya no estuviera para demasiados trotes. Como los de hace diez años, cuando a punta de recoger firmas por todo el departamento se inscribió como candidato, y luego arrasó a la gobernación del Valle del Cauca.
 
En la actual campaña, de arrancar primero en las encuestas, y tras tener la chapa de favorito, Angelino empezó a ceder terreno. A eso se sumó que el senador y exalcalde Jorge Iván Ospina, de la Alianza Verde, terminó siendo el principal bastión de su campaña. Porque La U pareció abandonarlo.
A Angelino se le cuestionó, incluso, hacer llave con Dilian Francisca Toro, pero la gobernadora electa, en la recta final de la campaña, decidió dar instrucciones para apoyar a Maurice Armitage, el ganador en las urnas. 

El exvicepresidente de la República, en su vuelta a la competición electoral, fue superado incluso por el liberal Roberto Ortiz. Quedó en tercer lugar y con una grande frustración, y con su futuro político incierto. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.