Martes, 6 de diciembre de 2016

| 2015/10/26 19:00

Los contrastes entre rojos y azules

El Partido Liberal fue el que más gobernaciones conquistó, mientras que el Conservador apenas consiguió cuatro.

Horacio Serpa y Marta Lucía Ramírez Foto: Archivo SEMANA

Durante el siglo pasado, conservadores y liberales se repartieron el país. Ahora, ante la erupción de nuevas fuerzas políticas, su influencia ha cedido terreno, más en el caso de los azules que en el de los rojos, y las elecciones regionales de este domingo son una prueba de ello.

El Partido Liberal, sin embargo, tiene cómo alzarse con la victoria tras las elecciones regionales. Fue el de mayor número de gobernaciones, diez en total, y en nueve departamentos -Chocó, Risaralda, Quindío, Tolima, Cauca, Huila, Putumayo, Vichada y Guainía-  fue el logo más marcado en los tarjetones.


Ganó la de Atlántico con Eduardo Verano de la Rosa y la de Antioquia con el cuestionado Luis Pérez. En Bolívar ganó con Dumek Turbay y en Santander con el también cuestionado Didier Tavera. Cauca, Caquetá, Chocó, Guainía, Meta, y San Andrés, completaron el botín.

Los rojos, encabezados por el expresidente César Gaviria, hacen varias cuentas. Aseguran haber obtenido 2,5 millones de votos en todo el país, un aumento del 38 % en los resultados respecto a las elecciones de hace cuatro años, pues el partido pasó de tener 6 gobernaciones a 10, y 180 alcaldías a 237.   

Sus grandes derrotas, sin embargo, estuvieron en la alcaldía de Bogotá, con Rafael Pardo, candidato que obtuvo el segundo lugar, y en Cali, donde la apuesta por el ‘chontico’ Roberto Ortiz, no prosperó.

Estos resultados contrastan con los obtenidos por los conservadores, aunque David Barguil, presidente del Directorio Nacional, también dio su parte de victoria. Aunque una de sus principales dirigentes, Marta Lucía Ramírez, alzó los brazos en señal de victoria en Bogotá, pues respaldó a Enrique Peñalosa, los candidatos propios del partido, en los lugares donde los tuvieron, no consiguieron una buena cosecha. 

Este partido, que hasta hace un par de décadas estaba en la discusión de alcaldías y gobernaciones, se atribuyó las de cuatro departamentos. Risaralda, Tolima, Quindío y Arauca, fueron sus principales conquistas. Y en cuanto a alcaldías, Valledupar y Montería fueron sus botines. 

El nuevo mapa político tampoco favorece a los azules, pues en solo dos departamentos, Boyacá y Bolívar, fueron el logo más marcado en los tarjetones. Sin embargo entre las cuestas de Barguil está que en votaciones a concejos obtuvieron 2,2 millones de votos por todo el país. 

Resultados que contrastan con los conquistados por el Conservatismo hace un año, cuando consiguieron 18 senadores, y cuando Marta Lucía Ramírez consiguió casi dos millones de votos en las presidenciales.

Mientras los liberales volvieron a imponerse en número de gobernaciones, los conservadores pierden terreno.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.