Lunes, 16 de enero de 2017

| 2015/12/18 14:22

“Me posesionaré el primero de enero en Manaure”: Oneida Pinto

La gobernadora electa de La Guajira vuelve a ser demandada por una supuesta inhabilidad para ejercer su cargo. El Consejo de Estado analiza el caso.

“Me posesionaré el primero de enero en Manaure”: Oneida Pinto

La llaman la ‘Princesa negra’ de La Guajira y el pasado 25 de octubre se convirtió en la primera mujer en ser elegida gobernadora del departamento. A Oneida Pinto la respaldaron 180.263 votos, pese a ello, fue una de las candidatas más cuestionadas de las pasadas elecciones. Ahora, a dos semanas de que inicie su mandato, una demanda tiene en vilo su posesión.

Dicha demanda revive el mismo caso que la persiguió durante la campaña. La presunta inhabilidad para ser elegida y ejercer como gobernadora de La Guajira. La razón, en las elecciones del 2011 fue escogida alcaldesa del municipio de Albania, situación que la haría incompatible para ser gobernadora.

El principal argumento de los demandantes es que el régimen de inhabilidades vigente para autoridades municipales es la imposibilidad de aspirar a un cargo de elección 12 meses después de haber terminado el período para el cual fue nominada.

Sin embargo, Pinto renunció a la Alcaldía de Albania el 21 de julio del 2014, día en que se expidió el decreto en el que la Gobernación aceptó la renuncia. Precisamente para no inhabilitarse. De esa forma cumplía con los 12 meses que la ley prohíbe para inscribirse como candidata.

El abogado Abelardo de la Espriella, defensor de Oneida Pinto, señaló que renunció dentro del tiempo establecido y que la sola renuncia puso fin a cualquier incompatibilidad o inhabilidad que pudiera tener por haber sido elegida alcaldesa en las elecciones del 2011.

De la Espriella señaló que así quedó consagrado en la Ley de partidos (1475 de 2011), que definió el capítulo de inhabilidades con el espíritu de evitar que los políticos utilizaran sus cargos como trampolín a más altas dignidades, y que se respetara a los electores que precisamente votaron para un periodo de cuatro años.

Este caso fue resuelto en favor de Oneida por el Consejo Nacional Electoral, que no suspendió su candidatura. Sin embargo, no fue fallado de fondo. Por eso los demandantes acudieron al Consejo de Estado, pero esta vez para pedir la nulidad de la elección. La demanda fue admitida y en ella se pedía suspender la posesión.

De la Espriella explicó que después de la admisión de la demanda, les dieron tres días para defenderse, y el pasado jueves presentaron sus alegatos. El caso le correspondió al magistrado Alberto Yepes, quien no ha proferido ninguna decisión, y esta no se conocería sino el próximo año, pues las altas Cortes entran en su período de vacancia. En pocas palabras, no hay ningún fallo que impida la posesión de Oneida Pinto.

Ella misma le confirmó a Semana.com que su posesión no tiene reversa. Incluso reveló que hará juramento en Manaure y no en la capital, Riohacha. “En Manaure se han decretado medidas cautelares porque es el municipio donde más mueren los niños por desnutrición y  falta de agua. Tomaremos posesión para fijar un compromiso: no permitiremos la muerte de un solo niño más”.

Sobre la demanda, Oneida espera que el Consejo de Estado se pronuncie a la mayor brevedad, pero dijo estar confiada en un  fallo a su favor. “No tengo ninguna inhabilidad, renuncié un año antes de la elección. El 1 de enero seré la primera gobernadora del departamento de La Guajira”.  

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.