Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/22/2011 12:00:00 AM

Ella sabe quién mató a mi hijo: papá de Luis Andrés Colmenares

Alonso Colmenares confía en la justicia, pero cuestiona que Laura Moreno, imputada y detenida en su domicilio por este caso, aparezca ahora como una víctima de los hechos.

Alonso Colmenares habla fuerte. Explica cómo ha sido el proceso que se adelanta por el asesinato de su hijo, Luis Andrés, quien el 31 de octubre del 2010 salió de su casa a una fiesta de disfraces y no volvió. Fue encontrado en un caño en el norte de Bogotá, muerto.
 
Alonso hace una pausa. Su fortaleza se quiebra cuando habla de lo que ha sido la vida de su familia después de la muerte de Luis Andrés. Semana.com habló con él sobre el proceso y lo que él llama “un teatro” armado por parte de las personas que hasta ahora han sido imputadas por la Fiscalía.
 
Semana.com: En los últimos días se conoció un correo electrónico en el que se evidencia una cercanía sentimental entre Laura Moreno y su hijo. ¿Cómo era esa relación?
 
Alonso Colmenares: Ellos empezaron a salir a principios de octubre y desde entonces ella lo recogía todos los días en su carro para llevarlo a la universidad. No era nada formal.
 
Semana.com: En esos correos se habla de una tensión, de unas “especulaciones”. ¿Sabe usted a qué hacía referencia?
 
A.C.: Un noviazgo que uno pudiera caracterizar como tal, no lo había. (...) Sin embargo, sí existía algo, aunque informal. El 31 de octubre él iba a ponerle punto final a ese asunto. Eso fue lo que comentó a su mamá en el transcurso de la semana.
 
Semana.com: ¿Conoció de algún problema que Luis Andrés tuviera por causa de la relación con Laura?
 
A.C.: Un hecho en concreto es que tres días antes de la muerte de Luis, él iba caminando con el hermano, mientras hablaba por teléfono con Laura. Él le dijo a Laura: “Yo no soy una persona de problemas”.
 
Semana.com: ¿Su hijo les contó algo sobre la antigua relación de Laura?
 
A.C.: Lo que se supo en ese transcurso de 15 días es que ella venía de una relación difícil, un poco traumática con Carlos (Cárdenas) y eso, de alguna manera, llegó a tener un efecto en ella.
 
Semana.com: ¿Acaso Carlos Cárdenas podría estar involucrado en este caso?
 
A.C.: No estoy en capacidad de establecerlo. Lo que he dicho desde el primer día es que no voy hacer justicia por mi propia fuerza, yo soy una persona civilizada. Llevo trabajando en la administración pública desde 1984, tengo un conocimiento claro de lo que es el Estado y sus instituciones. Las respeto y creo en ellas.
 
Semana.com: Hace algunos días Carlos Cárdenas reiteró que no tenía nada que ver en el tema, sin embargo, su mamá y su abogada están siendo investigadas por presuntamente intentar desviar la investigación...
 
A.C.: Sí, cómo se explica que en las interceptaciones telefónicas a la mamá (María del Pilar Gómez) se le oiga decir a la abogada (Aidé Acevedo) que le ande rápido "para que archiven”. Si no tienen nada que ver, ¿por qué la quieren archivar? Además ¿por qué ella, la mamá, estaba gestionando con la abogada, cómo se demuestra en las interceptaciones, para que se cambiara al fiscal? 
 
Semana.com: Carlos Cárdenas también dijo que él no estaba en la fiesta de la noche en que murió Luis Andrés...
 
A.C.: En una declaración que él (Cárdenas) le hizo a la Fiscalía 298 dice que estuvo allí. Que entró y salió. Andaba con su hermana y su cuñado.
 
Semana.com: ¿Sabe qué pensaba la familia de Laura de la relación con su hijo?
 
A.C.: Nunca supimos. Lo único que sabíamos era que ella recogía a Luis en el carro todos los días. Lo recogía en una camioneta azul oscura de vidrios polarizados para llevarlo a la universidad. Y a partir de eso, incluso la mamá lo molestaba diciéndole que se sentía celosa porque ella ya no lo acompañaba.
 
Semana.com: ¿Por qué cree que existe la versión de que fuerzas poderosas pretenden evitar que se conozca la verdad en torno a este caso? 
 
A.C.: Se ha visto que ha habido tanto movimiento que no es posible que alguien que no tenga acceso a niveles de poder o que no tenga suficiente dinero pueda hacerlo.
 
Semana.com: Incluso hay quienes hablan de racismo...

A.C.: Yo no desestimo ninguna circunstancia, hay muchas situaciones que se juntan y que pueden explicar lo que pasó. Ninguna, sin embargo, es justificable.
 
Semana.com: Hace poco el abogado de Laura, Jaime Granados, dijo que no descartaba la posibilidad de que Luis haya sido atracado...
 
A.C.: No tiene sentido que un abogado de tanto prestigio plantee esa posibilidad. Las pruebas demuestran que a Luis lo mataron en otro sitio y lo pusieron ahí, y de sus pertenencias no le hizo falta nada.
 
Semana.com: Se ha hablado mucho de Laura Moreno. Pero ¿qué decir de Jessi Quintero, la otra muchacha que está siendo investigada?
 
A.C.: Era su amiga de estudio desde cuando llegaron a la universidad. A nosotros nos sorprende su silencio. Es inexplicable. En la casa de Jessi los papás querían mucho a Luis. Estoy sorprendido con ese silencio solidario. Es propio de un código de mafias reconocidas mundialmente.
 
Semana.com: Laura estuvo presente en el funeral de su hijo...
 
A.C.: Claro, ella estuvo. Pero curiosamente en la sala de velación, delante de todos, gritó: “¡Perdóname Luis!” Me pregunto, ¿de qué tiene que perdonarla?
 
Semana.com: ¿Ha pensando en quién pudo matar a su hijo?
 
A.C.: Yo no sé quién lo mató. No sé los móviles. Lo que yo sí sé es quién sabe quién lo mató y por qué lo mataron. Y es Laura . Ella fue la última persona que lo vio vivo. Ella misma lo reconoce en una de las interceptaciones que se han conocido en el proceso en la que le dice a un amigo que no se preocupe, que ella es la testigo.
 
Semana.com: ¿Qué cree su familia que pasó esa noche, la del 31 de octubre del 2010?
 
A.C.: Lo que se ha comprobado científicamente. A Luis inicialmente le dieron un golpe terrible en la frente, como para inmovilizarlo, y después de eso le dieron otros, entre varias personas, porque son diferentes tipos de agresiones.
 
Semana.com: ¿Qué tipo de agresiones?
 
A.C.: Él tiene heridas antes de muerto, en estado agónico y después de muerto. En la necroscopia inicial aparece tercer nivel de alcoholemia y la exhumación dice que tiene lesiones en el paladar. ¿Quién se las hizo? ¿Cómo?
 
Semana.com: ¿Cómo ha sido este último año para usted y su familia?
 
A.C.: La vida cambió por completo. Él era una persona comprometida en su rol dentro de la familia. Su ausencia transformó el resto de nuestras vidas. Iniciamos un camino los cuatro, pero por circunstancias del destino ya nos toca seguir caminando a los tres.
 
Semana.com: El fiscal actual del caso ha señalado que ha recibido amenazas, ¿ustedes también?
 
A.C.: Directamente no, pero no podemos negar que sentimos temor. Aún así voy a ponerle el pecho a esto hasta las últimas consecuencias. También hay temor por la situación de mi esposa. Está muy mal. Es muy difícil. Ha tenido que acudir a sicólogo y apegarse mucho más a su espiritualidad.
 
Semana.com: ¿Cómo evalúa el papel de la Fiscalía en el proceso?
 
A.C.: En un momento hubo una situación incómoda con el director nacional de Fiscalías, Néstor Armando Novoa, quien fue mencionado en una de las llamadas interceptadas a la mamá y abogada de Cárdenas. Seguramente él tendrá sus explicaciones. Pero debo reconocer que el fiscal 11, que asumió el caso, lo ha hecho con empeño. Además la fiscal Viviane Morales ha citado dos veces a mi esposa para manifestarle el compromiso con este hecho y pedirle que crea en la justicia.
 
Semana.com: ¿Y creen?
 
A.C.: Sí. Sabemos que se va a hacer justicia.
 
Unidos por la verdad en caso Colmenares
 
El papá de Luis Andrés agradece el apoyo que desde diferentes sectores ha recibido en el caso. Menciona varios grupos de Facebook y manifestaciones en Twitter que, según él, los han motivado en esto que él llama “lucha” por buscar la verdad.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.