Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2016/02/11 10:00

El ELN no se detiene y empezará un paro armado

El grupo guerrillero anunció una ofensiva desde el próximo domingo hasta el miércoles 17 de febrero, como conmemoración de los 50 años del fallecimiento del sacerdote Camilo Torres. Fuerzas militares se preparan.

ELN anunció un paro armado por 72 horas Foto: Archivo particular

El ELN sigue empeñado en su escalada. En la última semana, dinamitó un tramo del oleoducto Caño Limón-Coveñas, lanzó tatucos a la Brigada 18 del Ejército en Arauca, un francotirador asesinó a un policía en Cauca, secuestró al cabo segundo Jaír de Jesús Villar Ortiz y tiene aún bajo su poder -luego de cinco meses- al alto consejero de la Gobernación de Norte de Santander, José Cabrales.

Las acciones se están volviendo repetitivas y sólo hacen pensar que una posible mesa de conversaciones con este grupo guerrillero está más lejos que nunca. “Al ELN lo está dejando el tren de la paz”, dijeron el presidente Juan Manuel Santos y el jefe negociador del Gobierno, Frank Pearl, dos veces en menos de una semana.

Sin embargo, ningún llamado ha servido para que el grupo guerrillero baje la guardia. Al contrario, es como si el ELN quisiera mostrar que está más fuerte que nunca y que se pueden convertir en el palo en la rueda en un posible escenario de posconflicto.

Ahora, aprovechando la conmemoración de los 50 años del fallecimiento del sacerdote y guerrillero Camilo Torres el próximo 15 de febrero, el grupo insurgente anunció un paro armado y reiteró sus discrepancias con la paz que quiere el Gobierno. 

“La mayoría de colombianos sigue viviendo en la angustia diaria por sobrevivir, en la informalidad o con un salario mínimo a todas luces miserable, mientras los políticos y empresarios de siempre negocian con la dignidad del pueblo. El sistema de salud, privatizado y totalmente colapsado, continúa dejando muertos en las puertas de los hospitales, donde se demoran más en llegar las ambulancias a prestar ayuda que las tanquetas del Esmad a reprimir la indignación”, argumenta el ELN en un panfleto conocido en las últimas horas.

Y agrega: “Esta realidad injusta, indignante y hasta ahora inamovible es la que vio Camilo, la ve el ELN y la padece la mayoría de colombianos. Por el pueblo y el ELN se pregunta: ¿Cómo hablar si no se hacen viables los caminos que propicien los cambios y transformaciones necesarias que resuelvan las causa que dieron origen al conflicto armado y construyan vida digna para las mayoría?”

Bajo estas razones, todos los combatientes del ELN realizarán un paro armado, según dice el panfleto, empezará a las 12:00 m. del domingo 14 de febrero y culminará a las 12:00 m. del miércoles 17 de febrero. “Enfatizamos que nuestro accionar no es contra la población y a ella le pedimos prudencia en el desarrollo del paro”, dice.

¿Están preparados?

La Fuerzas Militares y la Policía veían venir la situación. Según información de inteligencia de las autoridades, en menos de 72 horas el ELN ha ejecutado seis acciones armadas y en los próximos días el accionar aumentará en Arauca, Norte de Santander, Casanare, Boyacá, sur de Bolívar, Chocó, bajo Cauca antioqueño, Cauca y Nariño.

Por esa razón, el general Luis Danilo Murcia, comandante del Ejército en Arauca, y el general Juan Pablo Rodríguez, comandante de las FF. MM., se reunieron en la mañana de este jueves para planear cómo enfrentarán al grupo guerrillero y protegerán a la población.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.