Martes, 6 de diciembre de 2016

| 2016/02/10 03:46

Las cartas entre 'Gabino' y el arzobispo de Cali

En menos de tres días el jefe máximo del ELN y monseñor Darío Monsalve, arzobispo de Cali, se han cruzado mensajes para destrabar la fase exploratoria para un eventual proceso de paz con esa guerrilla. ¿Qué dicen?

Las cartas entre 'Gabino' y el arzobispo de Cali Foto: Archivo SEMANA

Mientras guerrilleros del ELN atentan contra policías, secuestran soldados y dinamitan oleoductos, su máximo jefe, Nicolás Rodríguez Bautista -‘Gabino‘-, envía cartas con mensajes de paz a uno de los jerarcas de la Iglesia católica en Cali.
 
Esta contradicción deja en evidencia el difícil momento que pasa la fase exploratoria de un eventual proceso de paz con esa guerrilla, que desde enero del 2014 intenta viene intentando pactar una agenda definitiva.

Pocos detalles se han centrado en los últimos días sobre los encuentros, y en medio de la incertidumbre aparecieron en menos de tres días, dos cartas que se cruzaron ‘Gabino‘ y el arzobispo de Cali, monseñor Darío Monsalve. En ellas, el jefe guerrillero le encomienda al jerarca seguir mediando para una eventual negociación que ayude a destrabar la fase exploratoria y abogar por un cese bilateral al fuego.
 
El primero en escribir fue el máximo jefe del ELN, quien en una carta fechada el 7 de febrero del 2016, difundida a través de redes sociales y portales electrónicos, invita al jerarca a no desfallecer en sus esfuerzos por la paz.
 
“Respetado monseñor Monsalve, en el Ejército de Liberación Nacional valoramos sus muy valiosos esfuerzos por la paz de Colombia y consideramos importante que junto a ese clero con el que usted comparte este sentir, continúe sin desmayo como buen cristiano, en tan importante tarea”, dice la carta

Gabino le insiste al arzobispo en la necesidad de buscar una salida política al conflicto y que no desistirán en esa intención, “desde hace 25 años, hemos acudido de manera sincera, a buscar mediante el diálogo con los distintos gobiernos una salida política al conflicto y en ello no cesaremos (…)”.

En uno de los apartados del documento va más allá. Lanza un salvavidas para superar los problemas actuales que padece la fase exploratoria, “(…) Estamos convencidos de que pronto superaremos los escollos, que han interrumpido los diálogos con el actual gobierno”.
 
Finalmente, Gabino le reitera al jerarca la necesidad de acordar un cese bilateral del fuego y las hostilidades, “(…) que genere un clima favorable para continuar con el proceso” (Ver carta completa).
 
La respuesta del arzobispo no se hizo esperar y este miércoles 10 de febrero se supo el contenido de la misma. En ella Monsalve le agradece el gesto de dirigirle una carta con nombre propio y le agradece el reconocimiento a sus gestiones como facilitador.
 
Pero el arzobispo también le manifiesta su preocupación por “el escalamiento de las acciones de violencia, con pérdidas humanas, privación de la libertad, daños a comunidades y afectación de infraestructura, con serios riesgos para la débil paz que se viene construyendo”.
 
También aprovecha para abogar por la seguridad, la salud y la liberación pronta de las personas en poder de esa guerrilla.
 
Finalmente, monseñor Monsalve le reitera a Gabino su compromiso como mediador y le recuerda que “estamos adelantando gestiones para que todo se encauce debidamente y los avances hechos se cristalicen” (Ver carta completa del arzobispo).
 
Más allá de ese cruce de cartas entre el jefe máximo del ELN y un jerarca católico que cumple funciones de facilitador de la fase exploratoria de diálogos con esa guerrilla, no cabe duda de que si bien el proceso está empantanado, los mensajes son esperanzadores.
 
Ahora falta que esas buenas intenciones se trasladen a la realidad y el ELN libere a los secuestrados y deje de asesinar policías y militares; de lo contrario, las palabras que Gabino le escribió al arzobispo Monsalve podrían ser letra muerta.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.