Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/7/2011 12:00:00 AM

Emergencia en Bogotá: "No hay garantías para vivir dignamente"

Habitantes de Kennedy, en Bogotá, afectados con las inundaciones, exigen más vigilancia del Estado ante la construcción de conjuntos residenciales en zonas de alto riesgo. Semana.com recorrió un sector donde se registran cuatro mil damnificados.

Las inundaciones en la segunda temporada de lluvias afectan unos 50 mil habitantes del suroccidente de Bogotá, según la alcaldesa de la capital (e), Clara López Obregón. Las localidades más afectadas son Bosa, Engativá, Kennedy y Fontibón.
 
Para bajar el nivel de las inundaciones de las localidades de Bosa y Kennedy, López aseguró este jueves que la Alcaldía tiene inundaciones programadas en terrenos baldíos aledaños al Río Bogotá.

Semana.com recorrió las zonas inundadas en Kennedy, donde sectores como Patio Bonito y Bellavista viven la emergencia invernal en su mayor grado, lo cual implica el desalojo de las viviendas, la pérdida de bienes, la exposición a hurtos, la inestabilidad económica y el riesgo de contraer infecciones.

Las complicaciones crecen mientras aumenta el nivel de las aguas, y la incertidumbre en los damnificados es mayor cuando las posibilidades de volver a sus casas dependen del comportamiento del clima.
 
En este lugar de la capital, la creciente del río Fucha se rebosó por las intensas lluvias que inundaron las viviendas de los primeros pisos de los conjuntos residenciales.

Algunos damnificados de Bellavista, donde la emergencia comenzó en la tarde de este martes, relatan que han tenido que comprar agua para hidratarse y colchones inflables para rescatar a las personas y transportar algunos enseres.

Otros afectados reclaman mayor seguridad para evitar el hurto de sus bienes y más garantías para gozar de una vivienda digna. En ese sentido, exigen más vigilancia del Estado ante los permisos que conceden a algunas constructoras que levantan edificaciones en zonas de alto riesgo, cercanas a caños o humedales.

En Bellavista, la emergencia la viven unas mil familias, que representan al menos cuatro mil personas residentes en 80 bloques de seis condominios.

Iván Darío Valenzuela, capitán del Cuerpo de Bomberos de Cundinamarca, asegura que en esa zona se han destinado cuatro puntos de atención y servicios de urgencias y vacunación. No obstante, admite que los recursos no alcanzan para atender el número de damnificados y que las labores de socorro se dificultan por las lluvias.

Entre las acciones adelantadas por la Alcaldía de Bogotá, la Defensoría Civil, los Bomberos Voluntarios de Bogotá y el Cuerpo de Bomberos de Cundinamarca, está la evacuación y el transporte de los damnificados en botes inflables, que albergan máximo doce personas.

Mientras los habitantes de los primeros pisos se resguardan en casas de familiares o vecinos que viven en los pisos altos, las autoridades recomiendan atender los llamados de alerta, salvar los bienes y adoptar una actitud solidaria para colaborar con el albergue de los vecinos damnificados.

Finalmente, el capitán Valenzuela explica que mientras llueva en la cuenca alta del Río Bogotá, se dificultará el drenaje de agua y por lo tanto, será desconocido el momento en que se supere definitivamente la emergencia.
 
Vea aquí la emergencia en imágenes.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.