Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/19/2011 12:00:00 AM

Emilio Tapia: 'pieza' clave en el caso de Samuel Moreno

En la audiencia de imputación de cargos contra el suspendido alcalde, el fiscal del caso Ricardo González hizo especial énfasis en hechos en los que aparece el contratista Emilio Tapia. Su testimonio, sin duda, será clave para el curso del proceso.

La audiencia de imputación de cargos contra el suspendido alcalde de Bogotá Samuel Moreno no fue lo que se esperaba. No solo porque Moreno no llegó con Jorge Arenas, quien hasta el lunes se creía que sería su defensor, sino porque el fiscal del caso Ricardo González imputó tres cargos (concusión, celebración de contratos sin requisitos legales y peculado por apropiación a favor de terceros) y no cuatro, como hace algunos meses lo anunció la Fiscalía.
 
La diligencia, que se cumplió luego de dos fallidos intentos, permitió que el fiscal González imputara y explicará el por qué de cada delito. Las declaraciones de Inocencio Meléndez, exdirector jurídico del IDU (quien ya logró un preacuerdo con la Fiscalía), fueron fundamentales en la argumentación de la imputación. Meléndez, en la declaración proyectada en la sala de audiencia, habló de la repartición de contratos a la que se habrían comprometido los Moreno con Emilio Tapia y Julio Gómez.
 
González minutos antes ya había hecho mención a Tapia. Recordó el aumento de votos para el Congreso que tuvo Iván Moreno en Sahagún (Córdoba): “pasó de tener un voto a tener a 3.881”. Este dato adquiere importancia sobre todo por la influencia que tuvo Emilio Tapia para el asombroso aumento en el número de votos (ver nota).
 
Pero no solo en el caso de Córdoba sonó en la audiencia el nombre de Emilio Tapia. También se escuchó cuando el fiscal se refirió a una especie de pactos que se habrían hecho para obtener apoyo a la candidatura de Moreno como alcalde a cambio de beneficios. El acuerdo consistía en que Gómez y Tapia dieran dinero para su campaña a cambio de dejarlos manejar el IDU si resultaba elegido.
 
Es por eso que las declaraciones de Tapia serán clave en el proceso que cursa contra Moreno. A Tapia la Fiscalía anunció que le imputaría los delitos de concierto para delinquir, falsedad en documento privado, interés indebido de contratos y peculado por apropiación. Además se pedirá medida de aseguramiento. Sin embargo, un acuerdo con la Fiscalía que está en curso podría cambiar su panorama jurídico y convertirlo en pieza fundamental en la investigación contra el alcalde.
 
Y es que Tapia fue señalado por los primos Manuel, Miguel y Guido Nule de haber sido testigo de los requerimientos de dinero para la adjudicación de contratos, hechos supuestamente por el senador Iván Moreno.
 
El pasado mes de junio, el exdirector jurídico del IDU Inocencio Meléndez, ante la Procuraduría, se refirió al contratista.
 
Meléndez señaló que en una oportunidad Miguel Nule le comentó que se había encontrado con Samuel Moreno acompañado de Emilio Tapia en la sala VIP del aeropuerto El Dorado de la capital país. En esa oportunidad, dijo el exfuncionario en la diligencia, el suspendido alcalde supuestamente le pidió al miembro del Grupo Nule 5.000 millones de pesos para la entrega del contrato de la malla vial en Bogotá.
 
"Miguel (Nule) me dijo que se encontró en el aeropuerto en la sala VIP con el alcalde (Samuel Moreno) y Emilio Tapia y me dijo que eran unos descarados porque viajaban juntos, ahí le comentaron sobre la entrega de unos 5.000 millones de pesos para la entrega de contratos, pero no tengo más detalles".
 
Meléndez agregó que el exdirector del IDU Néstor Eugenio Ramírez era cuota de Tapia, señalamiento negado por el exfuncionario Ramírez.
 
Samuel Moreno, sin embargo, ha sabido salirle al paso a esas declaraciones. En el término de la audiencia de este lunes aseguró que todo lo que se ha dicho de él ha salido de la boca de personas que lo único que buscan es beneficios con la justicia. “Los testigos en contra mía, son testigos de oídas”, aseguró el suspendido alcalde.
 
Lo cierto es que si las declaraciones de Meléndez ya están teniendo un efecto jurídico, lo que se puede destapar de llegar a un preacuerdo Emilio Tapia con la Fiscalía, no es poco.
 
Sobre todo si se tiene en cuenta que, cómo lo reveló El Espectador, Tapia decía que nombraba a funcionarios a voluntad y que todo el dinero que iba para ellos por la adjudicación de contratos pasaba primero por él.
 
“Todo lo que yo sé, la Uaesp, todo, es que yo he manejado todo. De hecho, todavía lo hago. Yo nombraba al director de esto, al director de esto y al director de esto. Todo lo he manejado. No hubo un solo peso que entrara a donde ellos sin que pasara por mí”.
 
Las declaraciones de Tapia son, entonces, determinantes para esclarecer lo que pasó con la contratación de obras civiles en Bogotá.
 
Hace poco más de un año SEMANA publicó una investigación llamada ¿El eslabón de los contratos? En ella explicaba cómo Emilio Tapia podría ser una pieza clave de un engranaje que mueve miles de millones de pesos en contratos en Bogotá. Ese artículo también fue clave en la audiencia de la imputación (ver texto).
 
¿Quién es Emilio Tapia?
 
En Sahagún (Córdoba), su pueblo natal, lo recuerdan como un muchacho común y corriente que se fue hace unos ocho años para Bogotá a buscar mejor vida. En la capital buscó a su paisano, el entonces representante a la Cámara y hoy elegido senador Bernardo Miguel Elías (Partido de La U), sobrino del expresidente del Congreso Jorge Elías Náder.
 
Quienes lo conocen saben que Emilio no es adinerado, su padre es pensionado y su madre vivía de un salario, y por eso todo mundo quedó sorprendido cuando regresó, primero, en carros de gama alta y escogió como su lugar de recreo la finca Villa Sofía, una de las más apetecidas de la región. Además dándose el lujo de llegar en un jet privado al aeropuerto Los Garzones, de Montería.
 
A varias fuentes consultadas por SEMANA (en el 2010) en Sahagún les resulta muy extraña su fortuna, pues quienes lo conocen cuentan que su vida en ese pueblo de Córdoba era la propia de quien se dedica al rebusque -vendía, por ejemplo, mercancía que traían amigos suyos de Panamá- y cuando llegó a Bogotá no tenía cómo pagar el apartamento donde vivía. Todo comenzó a cambiar para él en 2006, cuando le abrieron las puertas como subcontratista de obras públicas.
 
En las pasadas elecciones parlamentarias, Tapia acompañó a Iván Moreno en sus giras en Sahagún y su votación en este municipio aumentó de un voto en 2006 a 3.881 el pasado 14 de marzo. Pero para la gente de Sahagún, el artífice de estos votos es Tapia, quien el 20 de enero del 2010, después de la tarde de corraleja en Sincelejo, se llevó a Moreno para su finca Villa Sofía y le presentó a sus amigos políticos de la región.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.