Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2016/05/31 22:10

En El Tarra le exigen respeto al gobierno nacional

Centenares de habitantes de este municipio del Catatumbo, encabezados por los profesores, mostraron su indignación al ser comparada su región con la decadente calle del Bronx en Bogotá.

Cerca de 500 habitantes de El Tarra (Norte de Santander) salieron a las calles del pueblo para manifestar. Foto: Archivo particular

“¡No somos viciosos, no somos delincuentes! ¡Somos campesinos honestos y trabajadores! ¡Le exigimos respeto al presidente Santos!” Con estas arengas, ondeando el tricolor nacional y con pancartas, cerca de 500 habitantes de El Tarra (Norte de Santander) salieron a las calles del pueblo para rechazar lo dicho por el jefe del Estado, que la semana pasada trinó: “El Catatumbo es una especie de Bronx a nivel nacional”.

José Lizarazo, presidente del Comité de Padres de Familia de la zona rural de El Tarra, dijo a Semana.com que rechazan esas palabras. “Nosotros somos gente buena, campesinos, trabajadores, dignos de respeto, que no nos comparen con ningún vicioso o delincuente, queremos el bienestar de nuestro país y en especial de toda la zona del Catatumbo”, dijo.

Los inconformes aprovecharon la manifestación para exigirle al gobierno nacional que mejore las condiciones educativas de los colegios y escuelas rurales que carecen de profesores, y además, para decirle que a los niños que estudian en el campo no les está llegando su alimentación.

Lizarazo indicó que el Gobierno no debe estigmatizarlos y más bien prestar más atención a esta región, una de cuyas múltiples carencias es la de los profesores. “Necesitamos el nombramiento de los docentes rurales, en los restaurantes escolares esta es la fecha y aún los niños no tienen alimentación”, recalcó.

El alcalde encargado de El Tarra, Holger José Jaimes, insistió en ese pedido y les dijo al presidente y al gobernador de Norte de Santander que si quieren cambiar lo que sucede en la región, primero deben mejorar la educación. “Que pongan los ojos en los maestros del Catatumbo, que miren la situación precaria en la que viven”, subrayó.

Así mismo, el funcionario le hizo un llamado al mandatario: “Le decimos que las gentes que estamos acá somos gentes de bien, gente trabajadora, gente humilde. Que no nos compare con las personas malas de la región, somos más los buenos”.

El párroco de El Tarra, padre Gilberto Peña, señaló que la comunidad está dolida “con el señor presidente al comparar El Tarra con el Bronx y por eso el magisterio lideró la protesta por la forma como son tratados, la demora en los pagos a los profesores en las zonas de difícil acceso y la falta de contratos directos”.

En un documento que fue leído durante la manifestación, la comunidad del municipio de El Tarra exigió, además de respeto, el nombramiento de docentes, el restablecimiento de los comedores escolares, la igualdad para los niños estudiantes del sector rural del Catatumbo y que el calendario escolar sea igual al de las instituciones oficiales.

Frente a las copiosas críticas, el presidente Santos respondió: “Que quede claro. Catatumbo es una región de gente buena y trabajadora. Vamos a apoyarla y protegerla de grupos criminales violentos”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.