Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/28/2012 12:00:00 AM

"En el Estado, a Colciencias aún no se le da la dimensión que debería tener"

En entrevista con Semana.com, Jaime Restrepo Cuartas explica las razones de su renuncia a la dirección de Colciencias. El académico habla sobre la distribución del 10 por ciento de las regalías para la ciencia y la tecnología y se refiere a, según él, cómo pierde fuerzas la investigación como locomotora de desarrollo.

Próximo a cumplir dos años en su cargo como director de Colciencias, Jaime Restrepo Cuartas, académico y exrector universitario, tiró la toalla del manejo de la institución, la cual tendrá que adaptarse a algunos cambios tras la Ley de Ciencia, Tecnología e Innovación, de la cual fue ponente.

Según lo dijo a Semana.com, Cuartas renunció a la dirección de Colciencias porque se planea disminuir el presupuesto para la próxima vigencia, y porque, según él, durante cuatro meses, ni el presidente Juan Manuel Santos ni el ministro de Hacienda, Juan Carlos Echeverry, lo recibieron para hablar sobre el asunto.

Ahora, desde su casa en Medellín, reconoce que no puede quedarse quieto y solo disfrutar de la jubilación de la que goza como exrector de la Universidad de Antioquia. Todo lo contrario, reconoce que se está moviendo para reactivar su actividad investigativa, en la cual ha permanecido durante casi toda su vida.

En diálogo con Semana.com, Cuartas explicó las razones de su dimisión, oficializada el pasado 10 de julio, y habló sobre su visión del presente y futuro de la investigación en Colombia. También se refirió a cómo, según él, la investigación pierde fuerzas como locomotora de desarrollo.

Semana.com: ¿Qué razones lo motivaron a presentar su renuncia a la dirección de Colciencias?

Jaime Restrepo Cuartas:
 Existían algunas discrepancias de tiempo atrás, fundamentalmente con el manejo de la innovación, pues la experiencia de Colciencias en manejarla es de 17 años, y esto realmente se le ha venido entregando al Departamento Nacional de Planeación (DNP) y a Bancoldex (Banco de Comercio Exterior de Colombia) como una entidad del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo.
 
He venido defendiendo el criterio de que una parte de la innovación es también investigación, porque el paso que hay entre una idea que puede ser viable y el desarrollo de un prototipo o un modelo requiere de investigación que no puede hacer ni Bancoldex ni Planeación, la que tiene que promoverla y promulgarla es Colciencias.

Había una diferencia de concepto, pero eso es normal que suceda y venía trabajando el tema con ellos (el Gobierno), pero lo que sí me pareció que no tenía ninguna lógica y que era una incongruencia de parte del Gobierno es que en el Plan Nacional de Desarrollo se definió el presupuesto que Colciencias debería tener en el 2013, de acuerdo con las metas que nos habíamos fijado con el presidente Santos.
 
Tuve una reunión con él (Santos) y el director del DNP, donde nos fijamos unas metas que el presidente quería y eran ambiciosas, y así lo hicimos. Por ejemplo, en lugar de tener 500 candidatos a formación doctoral, tener mil, promovidos y subsidiados por el Gobierno a través de Colciencias. Lo otro eran 10.000 nuevos investigadores para el 2014, lo que implicaba que nosotros desde el 2012 debíamos tener una proyección muy grande de candidatos. En ese sentido, propusimos 3.000 para el 2012, 5.000 para el 2013 y así tratar en el 2014 de tener los 10.000. Es ambiciosa pero es importante porque ellos son los futuros doctores e investigadores del país. También había otra meta con el plan Ondas, además de sostener y fortalecer los centros de desarrollo tecnológico y el financiamiento de los proyectos de investigación de las universidades.

Así las cosas, lo que estaba viendo es que aunque en el 2012 tendríamos un presupuesto ejecutado de 420.000 millones, la propuesta del Ministerio de Hacienda era de 350.000 millones para el 2013, lo cual nos ponía 200.000 millones menos de lo que se había definido con DNP y 70.000 millones menos que este año. Estas cifras impedían cumplir las metas que nos habíamos trazado con el presidente Santos. Desde comienzos de este año tenía la inquietud sobre ese presupuesto y llevaba cuatro meses pidiéndole la cita al ministro de Hacienda y había intentado tener cita con el presidente Santos para hablarle de estos temas y no había podido lograrlo. Esto es lo que crea en mí la necesidad de dejar un precedente y decir: 'Hombre, a Colciencias hay que pararle más bolas'. Esto no es un tema de que estamos apoyando el desarrollo de ciencia y tecnología, sino que se trata de aportar los recursos necesarios para el cumplimiento de las metas porque si no lo del apoyo al sector queda como un tema teórico. 

Semana.com: ¿No es una contradicción que siendo ahora Colciencias un departamento administrativo, más cerca a la toma de decisiones, usted no haya sido recibido por el presidente o el ministro?

J.R.C.:
Creo que Colciencias todavía no se ha ganado ese espacio. Al ser un departamento administrativo del orden nacional y depender directamente del presidente de la República, se supone que la entidad está al mismo nivel que los ministerios y que, por tanto, debería ser muy fácil la conversación con los demás ministros y con el señor presidente, pero eso sigue siendo todavía muy difícil.
 
En el Estado, a Colciencias todavía no se le da la dimensión que debería tener si queremos que este país logre, a través del conocimiento, un nuevo modelo productivo.
 
Nosotros hicimos un esfuerzo muy grande para mantener una relación muy estrecha con todos los ministerios que no se había logrado antes, y hoy en día tenemos convocatorias con la gran mayoría y nos reunimos con ellos y diseñamos las líneas estratégicas y hemos avanzado. Pero realmente, en temas esenciales como el presupuesto nacional o el diseño y la aprobación de las políticas por parte del presidente, todavía es difícil que Colciencias tenga un lugar preeminente donde se le dé el verdadero nivel que debería tener.

Semana.com: ¿Cómo va el tema de la distribución del 10 por ciento de las regalías para la ciencia y la tecnología?

J.R.C.: Realmente, la decisión del presidente Santos de que el 10 por ciento del Sistema General de Regalías sean para ciencia, tecnología e innovaciónes es un tema muy importante. Se trata de una cuestión que representa alrededor de 869.000 millones de pesos para este año. Lo que pasa es que el manejo de los recursos es del Ministerio de Hacienda, donde hay un presupuesto paralelo al presupuesto general de la Nación, y donde están designados por una fórmula que diseñó el DNP sobre necesidades básicas insatisfechas.
 
Esos recursos están en unas subcuentas de los departamentos, pero los proyectos deben nacer por departamentos y municipios, y son fundamentalmente para hacer investigación aplicada al servicio de un nuevo modelo productivo y social del país. Esos recursos no entran a Colciencias, están en el Ministerio de Hacienda y se ejecutan cuando los municipios y los departamentos presentan sus proyectos y son aprobados en el órgano colegiado.
 
Todavía no se ha empezado la aprobación porque se demoró mucho el trámite en el Congreso con la Ley reglamentaria del Sistema General de Regalías y el presidente solo hasta hace tres meses logró sancionar la Ley 30 del 2012.
 
El primer órgano colegiado de ciencia y tecnología se reunió hasta el 22 de junio, y luego, en julio y en agosto, será la reunión para aprobar los proyectos de la región, que ya empezaron a llegar. Ahí se inicia el tema de entregar los recursos en ciencia y tecnología en un modelo muy aplicado a la solución de problemas productivos regionales. 

Semana.com: Algunos dicen que la injerencia de los gobernadores haría que muchos recursos no lleguen a quienes corresponde, que son los investigadores...
 
J.R.C.: En el establecimiento del modelo se han puesto unas reglas que protegen los recursos. Por ejemplo, lo primero es que los recursos deben venir en el marco de una institucionalidad en la que los proyectos nacen de la relación entre los sectores académico e investigativo con el productivo. Eso garantiza que sí sean de investigación y desarrollo al servicio de un nuevo modelo.
 
Lo segundo es que los departamentos en sus secretarías de desarrollo o los municipios, lo único que pueden hacer es verificar los requisitos de la Ley y si estos se cumplen, el proyecto pasa a Colciencias, la cual hace su evaluación con pares académicos externos, lo que da garantía de transparencia al modelo y conlleva a que los recursos no se inviertan inadecuadamente.
 
Sí hay controles, sin embargo, hay que estar muy atentos a que no haya distorsiones del modelo. 

Semana.com: ¿No frustra haber sido el abanderado de la Ley, conocer el tema y no poder cumplir con los objetivos que usted se marcó en el comienzo de su gestión?

J.R.C.: Tenía buenas expectativas de que pudiéramos sacar adelante todo y tener el tiempo necesario para avanzar en estos procesos. Colciencias no ha logrado todavía su reestructuración y llevábamos un año en esto. Incluso, luego de contratar a la firma Econometría y a una empresa española para que se hiciera el modelo de reestructuración de la entidad y la institución tuviera la fortaleza para atender todo lo de ciencia y tecnología, y también lo de regalías. Esto no se ha podido lograr, pero está en manos de Presidencia de la República.

Sí hubiera querido tener un poco más de tiempo. Sin embargo, en esto intervienen temas de tipo político. Lo que sí esperaría es que el nuevo director de Colciencias sea una persona que conozca los sectores académico e investigativo y tenga credibilidad en la comunidad científica. Eso es lo que espero del señor presidente, que haga una elección acorde con la importancia que hoy tiene el tema para el país.

Semana.com: En el hipotético caso de que el Gobierno ofrezca este puesto como una cuota política, ¿cuál cree que será el futuro de la investigación en el país y de Colciencias?

J.R.C.: Se supone que Colciencias es una institución técnica como el DNP y no entendería que este fuera un cargo de tipo político. La persona debería ser una experta en estos temas. Hay muchos rumores, entre otras cosas algunos miembros del Partido Verde, como Luis Eduardo Garzón, han dicho que están interesados en el tema de Colciencias. Aunque ha habido declaraciones y uno sabe que en cualquier grupo político pueden haber personas muy preparadas en estos temas, lo importante es que la persona que se escoja tenga todas las calidades necesarias para ejercer esta responsabilidad.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.