Martes, 6 de diciembre de 2016

| 2016/05/26 17:20

¿Quién es la nueva personera de Bogotá?

Se trata de la abogada santandereana Carmen Teresa Castañeda Villamizar, especialista en derecho penal.

El presidente del Concejo, Roberto Hinestrosa en la posesión de la nueva personera. Foto: Cortesía Concejo de Bogotá

Desde la tarde del miércoles, tan solo horas después de que se posesionara en la plenaria del Concejo de Bogotá, la entrante personera Carmen Teresa Castañeda Villamizar ocupó por primera vez la amplia oficina de la Personería de Bogotá, ente de control encargado de vigilar la conducta de los servidores públicos y de proteger los derechos fundamentales de los ciudadanos.

Precisamente, esta abogada de 48 años, anunció que desde su despacho defenderá los derechos de género en la capital. En su discurso de posesión y ante la plenaria del cabildo dejó claro que va a poner la lupa a los casos de violencia en contra las mujeres “que sufren las agresiones en el anonimato, por ellas estoy aquí”.

El discurso, que para algunos fue feminista, está ligado a su formación como abogada especializada en derecho penal, disciplinario y constitucional.

Los casos relacionados con agresión de mujeres los tuvo que afrontar como juez penal municipal en la ciudad de Bucaramanga (Santander). También lo hizo cuando estuvo como juez de instrucción criminal y penal municipal. De ahí nació su interés por este tema.

Esta jurista también se ha desempeñado como procuradora judicial penal de Bogotá y fue asesora del despacho del procurador general de la Nación, Alejandro Ordóñez.

La nueva personera es especialista en derecho procesal penal con énfasis en el sistema acusatorio y en actualidad es candidata a magister en derecho penal de la Universidad Externado de Colombia.

Cómo llegó

Su camino para alcanzar el cargo no fue fácil. Esta abogada llegó al despacho tras ganar el concurso de méritos que realizó la Universidad Nacional, institución que además evaluó la experiencia y los estudios de los aspirantes.

En adelante, visitó uno a uno a los 45 concejales para impulsar su candidatura y elevar su puntaje para la entrevista.

Lo cierto es que esta abogada, al igual que los demás aspirantes, tuvieron que esperar la respuesta de varias acciones legales en las que se tuvo que obligar a las directivas del Concejo a acatar los dispuesto en la Ley 1551 de julio del 2012, la cual modernizó la organización y el funcionamiento de los municipios y obligó al examen.

En el artículo 170 de la citada ley, se estableció la forma para escoger el personero. Es decir, allí se ordenó que estos serían elegidos, “previo concurso de méritos” y no a dedo por parte de los concejales.

Su llegada al cargo no estuvo exenta de inconvenientes, el último es la radicación de una tutela en la que se argumenta que está inhabilitada ya que su compañero sentimental es Luis González, director nacional de seccionales y de seguridad ciudadana en la Fiscalía.

Para los quejosos existe una inhabilidad ya que González ejerce autoridad en Bogotá. El fallo se conocerá en los próximos días.  

Este es un cargo de altas responsabilidades no sólo porque desde este se puede sancionar e inhabilitar funcionarios, también porque cumple una función social. Esa entidad cuenta con 85.000 millones de pesos para su funcionamiento.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.