Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/22/1999 12:00:00 AM

EN LEGITIMA DEFENSA

El Grupo Santo Domingo amenaza con posibles acciones legales a un diario portugués que ligó <BR>su nombre con una investigación por lavado de dinero.

Media Capital es un poderoso conglomerado de medios de comunicación de Portugal que
controla varias revistas, periódicos, canales de televisión y está asociado con la Universidad Moderna de ese
país. La semana pasada este grupo, que maneja noticias, pasó a ser protagonista de las mismas por
cuenta de un importante periódico de Lisboa. El Diario de Noticias dio un notorio despliegue a un artículo que
anunciaba una investigación del gobierno sobre la compra de un canal de televisión por parte de Media Capital.
La nota tal vez no hubiera tenido resonancia sino es porque una de las entidades mencionadas en la
operación _la Universidad Moderna_ está en el centro de un escándalo por supuestas conexiones con una
secta masónica que afronta problemas relacionados presuntamente con lavado de dinero. Pero lo que más
causó extrañeza es que el artículo involucraba en el negocio al Grupo Santo Domingo. El grupo es socio de
Media Capital junto con el inversionista Nicholas Bergruen y a su vez Media Capital está asociada con la
universidad en problemas.La mención del Grupo Santo Domingo la hizo el diario de Portugal el 15 de
febrero en uno de esos artículos basados en filtraciones de fuentes anónimas de los organismos de
investigación del gobierno. Con lo que aparentemente no contaba el periódico es que el Grupo Santo Domingo
no estaba a dispuesto a aceptar semejantes insinuaciones. El mismo 15 de febrero los representantes de
Media Capital sacaron un comunicado en el que calificaban de "graves e infundadas" las sospechas
lanzadas por el diario en relación con la compra del canal TVI. La empresa anunció que considerando "la
gravedad de la conducta de los periodistas" se reservaba el derecho de recurrir a los tribunales para
demandarlos y, en una muestra de su orgullo de contar con colombianos, recordó a los directivos del
periódico que Bavaria es uno de los dos mayores grupo económicos de América Latina y uno de los primeros
inversionistas extranjeros en participar en uno de los grandes procesos de privatización en Portugal, el de
Central de Cervejas.En el mismo comunicado Media Capital expresó su sorpresa por el hecho de que los
"torpes ataques" salieran de un periódico propiedad de un grupo que fue derrotado en el proceso de toma de
control de TVI. Antonio Ribeiro Ferreira, uno de los tres reporteros que firmó el artículo y quien además es
el subdirector del diario, dijo a SEMANA que no teme a ninguna acción judicial del Grupo porque el informe
del diario está íntegramente basado en fuentes confiables del gobierno. ¿Que dijeron?El articulo del Diario de
Noticias afirmaba que el Servicio de Información y Seguridad de Portugal tenía bajo la lupa el recorrido de un
pago de 80 millones de dólares usados por Media Capital para comprar el canal de televisión TVI en
noviembre pasado. Según la publicación, "lo que impresionaba a la policía fue la rapidez del negocio" pues
conseguir de la noche a la mañana 80 millones, como aparentemente ocurrió, no es una operación que
pase inadvertida en un país pequeño y con una economía modesta como Portugal. Otra cosa que extrañó
a los investigadores es que la firma no solicitó ningún crédito para obtener esa suma como es usual, dijo
Ribeiro. El empresario que apareció comprando el canal, Miguel Paes do Amaral, es accionista de Media
CapitalEl veneno del artículo no estaba en la simple noticia de la pesquisa oficial. Lo que al parecer indignó a
los representantes de Media Capital es que los reporteros aseguraron que las autoridades querían
satisfacer su 'curiosidad' sobre algunos socios de esa empresa y a renglón seguido mencionaron a "los
colombianos del Grupo Santo Domingo", conocidos en Portugal por sus inversiones en el sector cervecero.
En todo caso, y dada la importancia de la empresa, la noticia cruzó el Atlántico y fue publicada en El Nuevo
Herald de Miami. Un abogado americano del Grupo Santo Domingo aclaró la posición de la firma ante el
periódico de Miami que había publicado un resumen de la nota del diario portugués. Tras la visita del
abogado, El Nuevo Herald publicó una breve nota en la que atribuyó a una fuente policial la afirmación de
que el Grupo Santo Domingo "no estuvo bajo investigación por presunto lavado de dinero en sus
operaciones en Portugal". El nombre del Grupo, explicó la fuente, salió a relucir cuando investigaba la
universidad pero no hay nada impropio en las actividades del grupo colombiano.El incidente puso en el tapete
la penetración internacional del Grupo Santo Domingo no solo en el campo cervecero sino en el de las
comunicaciones. El Grupo Empresarial Ba-varia incursionó por primera vez en Portugal en 1990 con la compra
por 60 millones de dólares al gobierno de ese país de una participación mayoritaria en la empresa
Central de Cervejas (Centralcer). Esta empresa, que posee cerca del 50 por ciento del mercado cervecero de
Portugal, realizó ventas por más de 200 millones de dólares y generó utilidades por 6,7 millones de
dólares en 1997. Al mismo tiempo el Grupo adquirió participaciones mayoritarias en la Cervecería Madeira de
Portugal y en las empresas de agua embotellada Sociedad Aguas de Luso y Adegas Camilo Alves _entre
las tres obtuvieron ventas cercanas a los 50 millones de dólares en 1997_ convirtiéndose así en uno de los
principales grupos de bebidas del país ibérico. Algunos años después decidió expandir sus horizontes en
Portugal en su otro negocio estratégico _el de medios y comunicación_ con la adquisición de participaciones
minoritarias en la firma Media Capital, líder en el mercado portugués de revistas con ventas en 1997 de 22
millones de dólares, y en la empresa TVI que opera un canal privado de televisión. Estas últimas
inversiones se hicieron en conjunto con la familia Bergruen de Suiza, cuyo hijo Nicholas es socio de Julio
Mario Jr. en su empresa de administración de fondos Alpha.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.