Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/21/1985 12:00:00 AM

EN LINEAS GENERALES

Militares colombianos rinden declaración sobre los generales argentinos procesados

La subversión "utiliza los derechos humanos como elemento propagandístico al denunriar como violaciones hechos ejecutados por los gobiernos". La frase hubiera sido rutinaria en labios del general Luis Carlos Camacho Leyva. Pero pronunciada por el general Alvaro Valencia Tovar causó no poca sorpresa, aumentada por las circunstancias en que la expresó: rindiehdo declaración en la embajada argentina en Bogotá a petición de la defensa de los militares que actualmente son juzgados en ese país por sus crímenes horrendos contra los derechos humanos. ¿Cómo? ¿Valencia Tovar justificando a los torturadores? SEMANA, que tuvo oportunidad de conocer el texto completo de las declaraciones de Valencia Tovar, consultó al General al respecto.
El general Valencia Tovar advierte que "en ningún momento entró a calificar el comportamiento de los militares argentinos", y que sus declaraciones "son apenas una respuesta a un cuestionario" que le hizo el Embajador por orden del Tribunal que está a cargo del juicio, y es enfático cuando dice que él se limitó a "hablar en líneas generales de las características internacionales de la subversión y las dificultades que tienen los gobiernos para enfrentarla". Esto,afirma el General, no responde a ninguna simpatía por los militares argentinos procesados, ni significa que sus declaraciones entren a favorecerlos. "La defensa de los militares acusados seguramente considera importante que una persona como yo, que ha escrito varios libros sobre el problema de la subversión y que estuvo 20 años en la lucha de contrainsurgencia, hiciera una exposición de su punto de vista".
El punto de vista del general Valencia Tovar es que "existe una asimetría en la lucha contra la subversión, porque en este conflicto los gobiernos están sujetos a la ley y a la crítica, mientras que las fuerzas subversivas gozan de la protección que esas mismas leyes les otorgan para reclamar derechos humanos que ellos violan ". Pero el General advierte: "Le aclaro que yo soy contrario a aplicar los mismos métodos que utilizan los terroristas y los secuestradores. Estoy, eso sí, en contra de quienes levantan las banderas de derechos humanos cuando son quienes más los violan".
Pero el general Valencia Tovar no fue el único militar colombiano llamado a declarar por la defensa de Videla y sus colegas. SEMANA se enteró de que el general José Joaquín Matallana también fue llamado por la embajada argentina para estos efectos. Matallana, aunque manifestó no poder hacer pública declaración porque la embajada argentina la considera reserva del sumario, dijo a SEMANA que su testimonio tuvo un carácter más particular. Se trataba de hablar de cuándo conoció al general Roberto Viola y de dar una impresión sobre él.
Por otro lado, en cuanto a las preguntas relacionadas con la subversión, el general Matallana dice que el no comparte el criterio expresado por el general Alvaro Valencia Tovar, ni el de quienes reducen el problema social en cualquier parte del mundo, al conflicto Este-Oeste. "En cuanto al general Viola me pareció una persona serena y así lo manifesté en mi declaración" dijo Matallana.
SEMANA consultó además a otros militares retirados sobre el particular.
El general Gerardo Ayerbe Chaux, miembro hasta hace pocos días de la Comisión de Verificación, se abstuvo de opinar diciendo que "no me parece prudente hablar porque yo fui Embajador en la Argentina durante el gobierno militar". El general Bernardo Lema Henao fue más cortante: "Yo sobre mi familia no hablo". --
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.