Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/27/2010 12:00:00 AM

En la mira

Estos son los procesos que la Fiscalía General adelanta contra algunos equipos profesionales del país.

Santa Fe

Además de que este equipo está en la mira por ser de propiedad del poderoso cartel del narcotráfico en cabeza de Julio Alberto Lozano y Luis Agustín Caicedo, también están bajo la lupa otros equipos y directivos vinculados con esta red, como son el Atlético Juventud Soacha F.C., la Corporación Deportiva Atlético Juventud, con sede en  Girardot, y el Expreso Rojo, que ahora juega en Zipaquirá. También hace parte de la investigación el Esmeraldas Fútbol Club, que nació en Guateque (Boyacá) y este año participó en el Torneo Sub-19.


Envigado

Uno de los testimonios más claros de la infiltración del narcotráfico y el paramilitarismo en la justicia y en la Fiscalía en Antioquia fue el de Gustavo Upegui López. Este hombre, quien de niño fue vecino de Pablo Escobar, empezó a ser señalado desde los años 80 como persona de confianza del capo, de haber trabajado cerca de ‘Don Berna’ y de ser uno de los líderes y fundadores de la Oficina de Envigado. A pesar de esto, solo una vez Upegui estuvo detenido por la justicia, cuando, después del secuestro y liberación de sus dos hijos, decenas de personas fueron asesinadas en venganza. Fue investigado por la creación de grupos sicariales y asesinato, pero el proceso nunca prosperó. Al margen de esta vida, Upegui fue conocido como un líder deportivo, especialmente por ser el dueño y presidente del Envigado Fútbol Club. En medio de la guerra por el control de Medellín y de la Oficina de Envigado, Upegui fue asesinado, en 2006, en San Jerónimo. La Fiscalía indaga varias  operaciones sospechosas reportadas por la Uiaf que estarían relacionadas con el narcotráfico y lavado de activos y que involucrarían al club, así como la vinculación de Upegui con el equipo.
 

Bucaramanga

Las investigaciones sobre el asesinato de Luis Fernando Yepes Quintero, el máximo accionista del equipo entre 2001 y 2007, empezaron a tomar un curso distinto hace unas semanas, según lo reveló El Tiempo. El primero de junio, su cuerpo apareció con varios impactos de bala. Las investigaciones siguen la pista de supuestos nexos de Yepes con Vicente Castaño, cuya relación lo habría llevado a ser testaferro y amigo de la esposa del jefe paramilitar desaparecido, Alexandra Pimienta Escobar. Aparentemente, Yepes cedió el equipo en 2007, después de que se conoció la noticia del asesinato de Vicente Castaño.

Reynaldo Amaya Mantilla, ex presidente del Atlético Bucaramanga, quien fue miembro del comité directivo de la Federación entre 2006 y 2010, dijo, al conocer el asesinato de Yepes, que era una noticia muy triste, pues “él fue una persona que ayudó al Atlético Bucaramanga, que perdió dinero de sus negocios muchas veces por pura pasión al fútbol”. Precisamente Amaya Mantilla deberá explicar ante las autoridades cuáles eran esos otros negocios, su relación con Yepes, la compra y venta de jugadores, especialmente a México, y los negocios que se adelantaron durante el tiempo que Yepes fue dueño del club.
 

Depor Fútbol
Club S.A.


Este club se constituyó a principios de 2003 como el Real Sincelejo S.A., equipo sobre el cual la Fiscalía tiene serios indicios de que estuvo bajo el control del reconocido paramilitar Rodrigo Mercado Pelufo, alias ‘Cadena’. Posteriormente, cambió de nombre por Deportivo Pereira S.A. y su domicilio a la ciudad del mismo nombre, en donde quedó bajo la batuta del ex senador Habib Merheg, quien era públicamente conocido como su promotor, pero nunca reemplazó al tradicional equipo de Risaralda. A partir de octubre de 2006, el club volvió a modificar su nombre por el de Deportivo Depor Fútbol Club S.A. La Fiscalía indaga el incremento patrimonial de algunos de sus accionistas, al igual que varias operaciones sospechosas. También se está investigando la adjudicación de tierras que  habría beneficiado a algunos socios de este equipo, a quienes de forma ilegal se les habrían asignado 38.000 hectáreas en Caño Muco (Vichada).


Pereira

Aunque hoy Álvaro López Bedoya, quien estuvo preso en Barcelona (España) hace cerca de 20 años por narcotráfico, controla el Deportivo Pereira y le dio oxígeno financiero para salir de la crisis, la Fiscalía tiene serias dudas sobre si López es el verdadero dueño de este onceno. Su ex presidente Ramón Ríos Bernal está acusado de lavado de activos y es prófugo de la justicia.
 

Unión Magdalena

Continúa sin avanzar la investigación contra el ex dueño del club, Eduardo Enrique Dávila Armenta, quien se encuentra hoy preso por presunto homicidio, y la empresa Dávila Armenta, por operaciones financieras sospechosas. El 25 por ciento del club está en poder de la Dirección Nacional de Estupefacientes.
 

Tolima

La Fiscalía 41 tiene una indagación preliminar en la que investiga múltiples transacciones en moneda extranjera realizadas por el presidente del Deportes Tolima y máximo accionista, Gabriel Camargo, realizadas entre 2005 y 2008 por unos 397 millones de pesos. Además, la Uiaf le reportó a la Fiscalía que 33 de los socios del equipo tienen antecedentes penales.


Medellín

El ex propietario del equipo, Rodrigo Tamayo, varios ex directivos y empleados del Medellín están siendo juzgados supuestamente por ingresar al equipo más de 20 millones de dólares producto del narcotráfico, entre 1999 y 2005. Ese dinero habría entrado al club en calidad de préstamo y luego fue invertido en la compra de bienes raíces. El equipo fue vendido por Tamayo y su familia a la empresa Sueños del Balón, de la cual han hecho parte, entre otros, ex jugadores y técnicos, como Francisco Maturana, ‘el Bolillo’ Gómez, Víctor Luna y su actual presidente, el médico  Jorge Osorio Ciro, transacción que también está siendo investigada.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.