Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/18/2014 12:00:00 AM

¿En qué afecta a la ciudad el vaivén del gabinete Petro?

Semana.com analiza las implicaciones que le trae a la capital el constante cambio de funcionarios.

Son más de 20 los altos funcionarios de la administración de Gustavo Petro que han salido a lo largo de estos casi dos años en el poder, por lo que las críticas no se han dejado de oír en el sentido de que tal inestabilidad atenta contra la gobernabilidad de la ciudad.

Recapitulando, a menos de seis meses de la posesión de Petro, renunció el primer secretario de Gobierno, Antonio Navarro Wolf y le han seguido tres más: Guillermo Asprilla, Guillermo Jaramillo y Hugo Zárrate. Por la gerencia general de TransMilenio no escampa: por allá pasaron Carlos García y otros dos funcionarios más, incluyendo Fernando Sanclemente, que se fue para la campaña presidencial de Óscar Iván Zuluaga.

Entre otras, se contabilizan más de 15 renuncias de funcionarios, sin contar la renuncia múltiple de todo el gabinete este año, cuando decidieron apoyar al alcalde luego de que salió de su cargo temporalmente por cuenta de una sanción de la Procuraduría que fue tumbada por medidas cautelares en los tribunales.

Pero más allá del vaivén del equipo de la 'Bogotá Humana', ¿en qué le afecta a la ciudad tanta inestabilidad? Para Jaime Castro, el exalcalde de Bogotá, a la ciudad y a la administración, la ha afectado la alcaldía de Gustavo Petro.

“Ni siquiera ha sido capaz de estabilizar su equipo y esa es apenas una de las fallas que ha tenido. Es inaceptable e inconcebible que en dos años y medio no haya logrado conformar el equipo de colaboradores, es una especie de carrusel que deteriora a la ciudad misma”, argumentó Castro.

Sobre esos aspectos que deterioran la ciudad, el exalcalde liberal dice que “ese desorden se refleja en la movilidad, no hay ninguna gestión y sólo se refugia en que el metro está avanzando”. También, mencionó que, en el tema de las basuras, el nuevo modelo está totalmente fracasado, “ha representado para la ciudad un detrimento superior a los 100.000 millones de pesos, lo que ha desestabilizando las finanzas de la EAB.

Asimismo, dijo que la polémica que existe para tapar los huevos de la ciudad y el tema de la valorización, muestran los reversazos y el desequilibrio de la ‘Bogotá Humana’.

Por su parte, la representante a la Cámara por Bogotá de la Alianza Verde Angélica Lozano, resumió en pocas palabras los movimientos en la Alcaldía: “un detrimento patrimonial que vamos a pagar durante mucho tiempo”. Además, dijo que esos lances son graves para la calidad de la administración, porque los efectos se verán no ahora sino con el paso del tiempo.

“Es grave para el manejo de los 13 billones de pesos que tenemos como presupuesto en la ciudad. Es lamentable que no se hayan comprado predios, los procesos de licenciamiento de una obra son lentos y en eso estamos muy quedados. Los efectos no son inmediatos, los veremos en dos años. En Bogotá hay desconfianza en el estado. Todo esto tiene que ver con la estabilidad de funcionarios e idoneidad. Así, sólo pierden los bogotanos”, agregó la representante.

De la misma manera, dijo que esa es una prueba de la grave dificultad de Petro para rodearse, lo cual muestra sus habilidades administrativa y gerencialmente. “Se privilegió de personas de confianza sin experiencia o por cálculos políticos. El que tiene el defecto es el alcalde”, concluyó Lozano.

El Concejo Distrital también se ha visto afectado. Según el presidente del cabildo, el liberal Miguel Uribe Turbay, los cambios afectan directamente el control político que se hace desde el recinto. “No tener secretarios en propiedad, dificulta el control político, ya que las denuncias o propuestas las debe recibir la cabeza del sector. De los debates no están surgiendo cambios importantes”, afirmó el cabildante.

También, mencionó que para la ciudad es un mal referente que el alcalde se dedique a hacer política y no a gobernar. “El regreso de los secretarios es una decisión irrespetuosa con Bogotá, son secretarios que no tienen resultados concretos, que no han cumplido sus promesas. Lo más grave, es que son secretarios que tienen un papel electoral y no administrativo, esto genera un desgobierno”, concluyó Uribe Turbay.

El contralor de Bogotá, Diego Ardila, dijo que, aunque esos movimientos no afectaban el control fiscal que hace la entidad, eran dañinos para la ciudad. “Quisiéramos ver marchando los proyectos de la ciudad, pero continuamos a la espera de ver instalado el primer ladrillo en la primera obra de infraestructura, y para temas como la movilidad, esto es supremamente preocupante”, manifestó.

Semana.com habló con el secretario de Integración Social, Jorge Rojas, uno de los funcionarios que renunció para sumarse a la campaña reeleccionista del presidente Juan Manuel Santos y, que también lo hizo para apoyar al alcalde cuando fue destituido.

Rojas, aceptó que cualquier cambio de gabinete: distrital, presidencial, etc., genera traumatismos o dificultades, pero que en su caso, Integración Social no tuvo ningún problema. “En mi caso lo hice en una cuestión muy clara y en estas tres semanas no pasó nada en la ciudad, por contrario se amplió nuestra cobertura, se aumentaron los subsidios para la tercera edad y 6.100 niños de los sectores más vulnerables hoy están en jardines Acunar. Ningún programa nuestro se ha paralizado”, aseguró el funcionario.

El secretario explicó que su renuncia fue legal y de frente a la ciudad: “la secretaría ha tenido tres secretarios, pero yo salí para hacer una campaña y lo hice de frente a la ciudadanía, no hice política desde mi cargo”.

Aseguró, que su secretaría ya ha ejecutado casi el 40 % de su presupuesto anual, y que no devolverán plata por no ejecutar. “Ahora, por ejemplo, se cambió el modelo de contratación, para que sea más transparente y que cualquier persona, natural o jurídica, tenga la misma oportunidad de contratar con nosotros”, finalizó Rojas.

Mientras tanto, la ciudad vive una incertidumbre a la espera de saber si habrá futuros cambios en el gabinete. Varios medios de comunicación informaron esta semana que Aldo Cadena regresaba a la Secretaría de Salud y que Susana Muhamad saldría de la Secretaría General y que en su lugar llegaría la exfiscal Marta Lucía Zamora, pero estos movimientos no han sido aún confirmados por el alcalde Petro.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.