Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/30/2010 12:00:00 AM

En qué se raja la atención en salud en Colombia

De acuerdo con una encuesta que hizo la Defensoría del Pueblo, los usuarios consideran que hace falta promover la prevención y difundir información sobre sus derechos.

Entre las grandes revoluciones que promete el actual Gobierno está la del sistema de salud. Funcionarios del Ministerio de la Protección Social se están reuniendo con personas que trabajan en el sector y con congresistas para acordar el texto de dos nuevas normas.
 
La idea es mejorar la calidad de los servicios, la economía del sistema, la atención primaria, la promoción y prevención de enfermedades, y la vigilancia y el control de los actores del sistema.
 
De acuerdo con esas intenciones, todo apunta a mejorar los malestares que vienen sintiendo los usuarios cuando acuden a su EPS y que recientemente quedaron reflejados en un estudio que hizo la Defensoría del Pueblo.
 
Ese organismo analizó la satisfacción de los afiliados con  las EPS. Estableció una puntuación de 1 a 100 en la que mientras mayor fuera el puntaje, mejor era la calificación. Así, el límite de calificación positiva más bajo establecido por la Defensoría fue de 60. Las categorías que superaron ese puntaje, lo hicieron casi ‘raspando’.
 
“Los resultados obtenidos por las EPS no han sido muy satisfactorios, pues escasamente el indicador de satisfacción se sitúa en el límite más bajo de aprobación establecido”, concluyó la investigación.
 
Eso quiere decir que “la tenencia de un carné de afiliación al sistema general de seguridad social en salud no es garantía de acceso oportuno y de calidad a tal sistema”, agregó la Defensoría en su documento.
 
La investigación se hizo con base en encuestas a 17.000 usuarios del sistema, de las cuales finalmente fueron tenidas en cuenta 16.098 porque algunos formularios fueron eliminados por información incompleta.
 
Las preguntas evaluaban las facilidades de acceso a los servicios de salud, la oportunidad de la atención prestada y la libertad para escoger el sitio donde ser atendido.

De acuerdo con esa encuesta, ¿qué es lo que más debe mejorar en la atención de los usuarios?

Accesibilidad
 
Esta categoría fue definida por la Defensoría como “la facilidad que tiene el usuario de acudir a la entidad aseguradora para solicitar servicios, autorizaciones, programas de promoción y prevención; requerir información sobre derechos, red de prestadores, costo de cuotas moderadoras y copagos, así como del lugar de entrega de medicamentos”. El promedio de los 11 ítems que conformaban la accesibilidad recibió una calificación de 74 puntos.

De éstas, se ‘rajaron’ tres. Los usuarios calificaron con 55,11 puntos la información que las EPS suministran sobre la red de prestadores de servicios. Le dieron un 41,78 a la información sobre los servicios a los que tienen derecho. Y la peor calificación fue para la invitación a programas de promoción y prevención, que recibió un 34,26.

Oportunidad

“La oportunidad en los servicios de salud está entendida como la posibilidad que tiene el usuario de obtener los servicios que requiere, sin que se presenten retrasos que pongan en riesgo su vida o su salud”, definió la Defensoría.

En las encuestas, esta categoría fue dividida en siete ítems. Todos recibieron una calificación por encima de los 60 puntos que le dieron un promedio de 78,75 a la oportunidad en la atención recibida.

“No obstante las buenas calificaciones en este componente, la calificación más baja se presentó en urgencias. Una respuesta rápida en este servicio determina la disminución de la mortalidad, de las secuelas y de los riesgos inherentes a la enfermedad que originó la atención, entre otros efectos. La falta de oportunidad en citas médicas generales o prioritarias ha hecho que este servicio sea utilizado como puerta de entrada a los servicios de salud, congestionando aún más las áreas de urgencias”, concluyó el estudio.

Sobre la oportunidad en la atención, la Defensoría encontró diferencias en la información que los usuarios consignaron en las encuestas y en la que las EPS le reportan al Ministerio de la Protección Social.

Así, la reciente encuesta dice que un usuario demora cinco días en recibir atención en medicina general y las EPS reportaron que la atención se da en dos días. Igualmente, en el caso de las cirugías, los usuarios dijeron que demoran un mes, mientras las EPS reportaron una demora de 16 días.

Libertad de escogencia
 
Los usuarios tienen derecho a escoger su médico general, su odontólogo, el sitio de atención de urgencias, su especialista y las instituciones donde le harán cirugías, exámenes de laboratorio y donde le tomarán imágenes diagnósticas.

Todas recibieron calificaciones por debajo de 60 sobre 100. La calificación final para esta categoría fue de 23,06.

“Es de anotar que se esperaba que las calificaciones de este componente mejoraran con el tiempo, ya que en las anteriores encuestas presentaba los índices más bajos. Sin embargo, los resultados obtenidos en este informe demuestran lo contrario y las calificaciones en cada uno de los ítems analizados son aún más deficientes”, comentó la Defensoría en su informe.

Percepción

Además de la insatisfacción a veces con la oportunidad del servicio, la libertad de escogencia y las facilidades para acceder a los servicios, los usuarios se mostraron, insatisfechos con la red de prestadores de los servicios de salud.

“Los resultados de la encuesta revelan un descontento de los usuarios especialmente con la red de prestadores ofrecida por la entidad aseguradora, cuya calificación fue inferior al mínimo aceptable. Afirman que el número de centros de atención es limitado por lo que no tienen mayor posibilidad de selección, especialmente en las ciudades intermedias y municipios pequeños”, encontró la Defensoría.

Además, los usuarios, en su mayoría, dijeron que se sienten incómodos con las instalaciones de las clínicas y los hospitales mediante los cuales las EPS ofrecen sus servicios de salud. “Son pequeñas para el número de usuarios, por lo que se presenta demora tanto en la atención administrativa como en el servicio médico”, registró el estudio.

Y, como si fuera poco, los usuarios a veces sienten que la falta de coordinación entre las EPS y las clínicas los ponen en trámites.

Responden las EPS

La Asociación Colombiana de Empresas de Medicina Integral (Acemi), que agrupa a las EPS más grandes del país, resaltó “la alta calificación obtenida respecto al acceso a los servicios demostrando así que las EPS efectivamente están atendiendo las necesidades de salud de sus afiliados y que la población hace uso del servicio”.

En el mismo pronunciamiento, Acemi mostró preocupación por la falta de oportunidad en la atención en las clínicas y los hospitales “lo cual muestra la insuficiencia de infraestructura. Colombia tiene 12 camas hospitalarias por 10.000 habitantes mientras el promedio de América Latina es de 20”.

También dijo que preocupan “los plazos para las citas con especialistas (promedio 18 días), debido a la falta de recurso humano en ciertas especialidades y regiones del país, coincidiendo así con lo observado por la Defensoría del Pueblo”.

Las finanzas de las IPS

En un documento llamado ‘Evaluación de la agenda pendiente’, el gremio de las clínicas y los hospitales dijo que los gastos que aún no les han pagado se volvieron un problema crónico. “Uno de los mayores deudores es el propio Estado, cuya obligación a diciembre de 2009 ascendía a 632.639 millones de pesos”, aseguró el diagnóstico.

El lío se agrava porque “los deudores morosos, al parecer, no le temen a la vigilancia y han creado serias dificultades de liquidez a los hospitales y clínicas del país”.

Además, las autoridades no han logrado mediar en la relación entre EPS y las clínicas y los hospitales. “En la actualidad, los compradores de servicios de salud siguen ejerciendo su posición dominante imponiendo en la mayoría de los contratos cláusulas unilaterales, tratando de disminuir las tarifas durante la ejecución de los contratos”, dijo la Asociación Colombiana de Hospitales y Clínicas (Achc).
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.