Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/26/2012 12:00:00 AM

"En Río+20, Colombia tuvo un gran liderazgo", Mónica de Greiff

La presidenta de la empresa de Energía de Bogotá, quien representó a los empresarios colombianos en Río, contesta por qué está convencida de que esta cumbre no fue un fracaso.

La presidenta de la Empresa de Energía de Bogotá, Mónica de Greiff, fue la representante de los empresarios colombianos en la Cumbre de Río+20 que se celebró la semana pasada. Ella lidera en Colombia la iniciativa de Pacto Global que reúne a más de 300 empresas en el país alrededor de temas de desarrollo sostenible. En Río de Janeiro, además de la protección del medio ambiente, de Greiff se refirió a cómo el trabajo del sector privado puede apoyar la búsqueda de la paz y la lucha por la equidad de género.

SEMANA: ¿Qué es Pacto Global?

Mónica de Greiff: Pacto Global es una red que tiene 300 empresas. Todas son afiliadas de manera voluntaria porque nuestro compromiso no es entre nosotras sino frente a unos principios y frente a la transferencia de las buenas prácticas. Nos hemos enfocado al trabajo por los derechos humanos, la libertad de asociación, la abolición del trabajo infantil y la lucha contra la anticorrupción.

SEMANA: ¿Por qué la cumbre de Río convocó tantas empresas?

M.d.G.: Poco a poco las empresas se han ido dando cuenta de que tener un gran compromiso con las Metas del Milenio y con la sostenibilidad las hace mejor como empresas. Hoy es imposible pensar que una compañía minera pueda interactuar en una comunidad si no tiene compromisos muy serios con el medio ambiente y con quienes la rodean. La cumbre de Río+20 reunió a más de 3.000 empresas, las más grandes del planeta. En las conclusiones del documento final se concluye que las empresas estamos comprometidas con la sostenibilidad, que apoyamos los Objetivos de Desarrollo Sostenible propuestas por Colombia, que estamos esperando que nos indiquen cómo lograrlos y que como sector privado estamos dispuestos a reportar lo que hacemos.

SEMANA: ¿Cómo cree que le fue a Colombia en Río+20?

M.d.G.: Creo que Colombia tuvo un gran liderazgo con la propuesta de Objetivos de Desarrollo Sostenible. Esta llevó a la práctica una discusión que estaba en el aire. En todas partes, la gente nos abordaba para resaltar el papel de Colombia y para preguntar cómo podían ayudar para hacerla realidad. Ojalá que ese éxito externo se traduzca en una transformación interna.

SEMANA: Usted participó en Río en una de las discusiones sobre equidad de género. ¿Por qué este tema es importante para el desarrollo sostenible?

M.d.G.: Lo que pasa es que muchas veces la inequidad de género se da en las empresas. Combatirla es una de los principios de Pacto Global. En Río estuvo la presidenta Michelle Bachelet, quien ahora dirige la estrategia de la ONU para estos temas. Queremos mirar cómo hacemos para que cada vez más empresas se adhieran a este compromiso. Además, es una apuesta concebida en una realidad y es que Bogotá ahora va a tener una nueva secretaria para la Mujer.

SEMANA: El tema de energía en el que usted trabaja es quizás uno de los debates más complejos en cuanto al desarrollo sostenible. ¿Por qué no se ha podido llegar a acuerdos?
 
M.d.G.: El debate está en qué tipo de energía se está utilizando y para qué cosas. Hay gran controversia en el tema de petróleo y energías fósiles pero ese no es el único tema en discusión. En el planeta hoy hay un billón de personas que no tienen acceso a energía eléctrica. Y ese es un tema prioritario. Cómo logramos que todo el mundo tenga acceso a esa energía mínima para que su calidad de vida mejore. La presidenta Bachelet contó la experiencia de la India. Allí hay pueblos donde la gente no sabe ni leer ni escribir, pero sabe hacer paneles solares para su casa.

SEMANA: ¿Y cómo está Colombia en esa discusión?

M.d.G.: Colombia tiene dos ventajas muy grandes. La primera es que tiene una composición hidroeléctrica muy importante. Es una energía mucho más limpia que la producida de quemar carbón. La segunda es que el otro combustible que tenemos es gas natural, que también es considerado muy limpio. En cuanto al acceso, en Colombia el sistema de interconexión cubre casi todo el país. La idea es trabajar conjuntamente para mirar qué tipo de soluciones limpias se pueden dar a lugares que no están interconectados, como los que quedan en la selva, pero sin impactar esos ecosistemas.

SEMANA: La mayoría de medios del mundo registran la cumbre de Río como un fracaso. ¿Usted tiene esa misma percepción?

M.d.G.: Esa percepción se tiene si lo único que se esperaba de Rio era una declaración de 170 países. Pero es terrible verlo de esa manera. Con todos sus intereses y peculiaridades, las cumbres como Rio+20 han servido para hacer conciencia sobre el impacto del cambio climático y la necesidad de adoptar cambios. En esto es muy importante la empresa privada. Hoy se reconoce su aporte como un elemento fundamental para llegar a consensos. ¡Y 3.000 empresas participaron en Río!


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.