Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/31/2014 12:00:00 AM

La tragedia que pudo ocurrir en una sede de Compensar

Una parte del techo de vidrio del sector de las piscinas donde practican decenas de niños se vino abajo.

La alarma fue general entre los padres que acompañaban este domingo las clases de natación de sus hijos, en las piscinas de la sede de la Caja de Compensación Familia Compensar de la Avenida 68, en el occidente de Bogotá.
 
Los progenitores, con impotencia y sin que nadie diera mayores explicaciones, vieron desde su lugar en las gradas del segundo piso, cómo un trozo de vidrio del techo se deprendió y cayó sobre una de las zonas de tránsito, justo al lado del borde de una de las tres grandes piscinas que hay allí.
 
Lo que pudo haber sido una tragedia de grandes proporciones, por fortuna no pasó a mayores y sólo uno de los adultos que transitaba por ese espacio -al parecer uno de los instructores- resultó herido en uno de sus pies.
 
La buena suerte estuvo también en que, justo en ese momento, decenas de niños que reciben las clases de natación habían sido llevados hacia otro sector de la piscina afectada, la de menos profundidad y la más frecuentada por los más pequeños, lo que permitió que la situación no fuera más grave.
 
Pero más allá de la fortuna, quienes se encontraban allí se preguntaron acerca del mantenimiento de esas instalaciones, una sede que cuenta con todos los servicios de recreación y deportes y que es plenamente reconocida por su organización y seguridad.
 
La escuela de natación es una de las populares de Compensar y, según su sitio web, tiene como propósito “estimular y fortalecer el desarrollo de habilidades y destrezas que permitan al alumno el dominio y disfrute del medio acuático”.


De inmediato en Compensar cerraron la piscina / Archivo particular

Semana.com se comunicó con el presidente de Compensar, Néstor Rodríguez, quien aseguró que son ellos los primeros sorprendidos con lo ocurrido. Fue enfático en señalar que esas cosas no pueden pasar y dijo que pidió un informe a la jefatura de mantenimiento para establecer las causas de ese accidente.
 
“Somos los primeros en lamentar lo ocurrido y estamos preocupados y sorprendidos. Tan pronto como ocurrió el episodio se cerró la piscina, se sacó a la gente y se tomaron medidas. Hoy no han dado el reporte de las posibles causas y dijeron que tenían el estudio en dos o tres días. Nunca había ocurrido esto y no sabemos si fue algo que tuvo que ver con fallas en el mantenimiento, que no creo, o un daño por los cambios de temperatura. Están analizando el tema con el fabricante de los vidrios de seguridad”, concluyó Rodríguez.
 
¿Qué garantiza que esto no vuelva ocurrir? ¿Habrá pronunciamiento de quienes se encargan de vigilar a las Cajas de Compensación y su funcionamiento? Esas con las cuestiones que quedan luego de este incidente.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.