Martes, 21 de febrero de 2017

| 2015/10/23 22:00

Final de infarto en elección de alcalde de Bogotá

Según la última medición para Bogotá, Rafael Pardo crece y logra un empate técnico con Peñalosa, que sigue adelante, mientras Clara López es tercera.

La competencia por la Alcaldía de Bogotá se calentó a última hora. Aunque Enrique Peñalosa mantiene el liderato que ha sostenido durante meses, Rafael Pardo se le acerca y Clara López conserva su viabilidad. Francisco Santos sigue rezagado, en un cuarto lugar, y los otros tres –Ricardo Arias, Daniel Raisbeck y Alex Vernot– definitivamente no despegaron. Este es el resultado de la última encuesta de Ipsos para la gran alianza de RCN Radio y Televisión, la F.m. y SEMANA.

Según Javier Restrepo, vocero de la firma encuestadora, este resultado se debe interpretar como un empate técnico entre Peñalosa, Pardo y López. Si al porcentaje de intención de voto de cada uno se le suma y se le resta el margen de error, para construir “intervalos de confianza”, se concluye que los tres pueden ganar el próximo domingo.

Sin embargo, algunos elementos de análisis resultan pertinentes. Si se observa la evolución de las cuatro mediciones hechas por Ipsos para la Alianza de Medios –desde julio pasado–, Enrique Peñalosa ha mantenido el primer lugar y con el mismo porcentaje, si se considera el margen de error. Desde el momento en que se realizó la primera encuesta, el candidato de ‘Equipo por Bogotá’, inscrito por firmas, recibió el apoyo de Cambio Radical, un sector del conservatismo encabezado por Marta Lucía Ramírez, y el exalcalde Mockus, entre otros. Ni estas movidas políticas, ni la campaña publicitaria, ni su participación en cerca de 55 debates movieron su cifra de apoyo, ni hacia arriba ni hacia abajo, y gracias a él conservó siempre el primer puesto.

En el segundo lugar, en cambio, sí hubo modificaciones significativas. Si entre septiembre y octubre el crecimiento había favorecido a la candidata del Polo, la Unión Patriótica y Mais, Clara López –pasó de 12 a 23 por ciento de intención de voto–, en la semana anterior a las elecciones el beneficiado fue Rafael Pardo, avalado por los partidos Liberal y de La U. Se trepó de 16 a 25 por ciento. Según Javier Restrepo, estos movimientos se explican por la decisión de electores que hasta hace poco no habían definido por quién sufragar. Algunas evidencias históricas indican que los bogotanos modifican sus intenciones en el último momento. De hecho, en esta última encuesta todavía un 11 por ciento de los encuestados dice que votará en blanco. Esa cifra es mayor que lo que se ha visto históricamente y, por consiguiente, un grupo de indecisos puede decidirse en las últimas horas y, como la carrera está tan cerrada, puede resultar definitivo.

Los cambios en las tendencias tienen otras explicaciones. La campaña por la Alcaldía de Bogotá ha mostrado diferencias notables entre estratos. Peñalosa tiene el 61 por ciento en el grupo alto (muy superior a su 28 por ciento de promedio) y 16 en el bajo. Pardo solo llega al 12 por ciento del alto (inferior a su promedio de 25 por ciento) y 27 en el bajo. Y Clara López tiene un perfil semejante al del aspirante liberal: 7 por ciento arriba, y 27 abajo. El punto es que en la votación total son mucho más importantes, en cuanto a volumen, los sectores bajo y medio: el alto pone, más o menos, solo un 10 por ciento de la votación. Eso significa que Peñalosa se ha movido en un sector con menor potencial de crecimiento. Los expertos consideran que el grupo clave es el medio, y allí las cifras son: Peñalosa 27 por ciento, Pardo 27 por ciento, y López 21 por ciento.

Los demás candidatos –Francisco Santos, Ricardo Arias, Daniel Raisbeck y Alex Vernot– oscilaron casi imperceptiblemente durante la campaña. El aspirante del uribismo, inscrito por el Centro Democrático, en la última encuesta llegó a un 10 por ciento y había arrancado, en julio, con un 9 por ciento. La conclusión, si se observa la tendencia de toda la campaña, es que la mayoría de los candidatos no cambiaron mucho, excepto dos: Clara López y Rafael Pardo.

Al evaluar la intención de voto según los partidos aparece cierta coherencia. El líder, Peñalosa, gana entre los independientes (36 por ciento), Cambio Radical (54 por ciento) y los verdes (51 por ciento). También es el primero, empatado con Pardo, entre los conservadores, e iguala con Pacho Santos en el voto del Centro Democrático (36 por ciento cada uno). Rafael Pardo encabeza la lista entre los liberales (50 por ciento) y La U (29 por ciento), aunque en este tiene un sorprendente empate con Clara López (29 por ciento). Y esta última, definitivamente, tiene su mayor sintonía con el Polo Democrático, cuyos votantes la acompañan en un 84 por ciento.

La semana final de campaña ha sido muy movida. Los resultados de la más reciente encuesta recogen los cambios producidos en el electorado después de debates diarios por televisión y una ofensiva publicitaria que, en todas las campañas, se intensificó en la recta final. A diferencia de las elecciones presidenciales, en las de alcaldes se pueden publicar encuestas hasta el último momento. Resulta paradójico que, en la competencia por Bogotá, la última investigación no definió cuál será el panorama definitivo. Lo cual, según los encuestadores, se debió a que la competencia está muy reñida. Pero eso se sabrá el domingo, en una jornada en que las firmas que realizan los sondeos se juegan su suerte, casi tanto como los candidatos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.