Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/31/2014 12:00:00 AM

“Confío en que el Centro Democrático no se le atravesará a la paz”

Juan Fernando Cristo, designado ministro del Interior, envía un mensaje conciliador al uribismo.

Tras 16 años como congresista, y con el legado de haber sido el autor de la Ley de víctimas, una de las leyes que le abrieron paso al proceso de paz, Juan Fernando Cristo fue designado ministro del Interior. Su principal tarea, dice, será ambientar el posconflicto.

El excongresista liberal también tendrá como reto impulsar en el Congreso una ambiciosa agenda de reformas, la principal, la del reequilibrio de poderes que acabará con la reelección presidencial, pero, sobre todo, garantizar la gobernabilidad del presidente Juan Manuel Santos en su segundo período. Tendrá al frente en la oposiciónal expresidente Álvaro Uribe, con quien espera tener un diálogo fluido y una concertación en los temas de la paz.

Semana.com: ¿Cuál es el significado de este nombramiento?

Juan Fernando Cristo: Es un honor muy grande que me ha hecho el presidente Santos en este momento tan importante del país, sobre todo cuando tenemos más cerca que nunca la posibilidad de encontrar la paz en Colombia, a pesar de las dificultades de los últimos días. Espero no ser inferior a ese reto y ese desafío como un compromiso con todos los colombianos.

Semana.com: ¿Cuáles son los principales retos que asumirá a partir del 7 de agosto?

J.F.C.: Hay un compromiso grande con el país para sacar adelante una agenda legislativa reformista. Voy a seguir trabajando ahora desde el Gobierno, como lo hice en el Congreso, por la paz del país, la reconciliación y por la defensa de los derechos de las víctimas en Colombia. Vamos a trabajar con mucha intensidad, a convocar a los partidos de la coalición de gobierno a que nos acompañen en una agenda legislativa que esperamos presentar en las próximas semanas. Y obviamente, a establecer un diálogo con los distintos partidos de oposición para encontrar puntos de acuerdo alrededor de los grandes temas del país.

Semana.com: Como ministro de la política le va a tocar lidiar con Álvaro Uribe en el Congreso. ¿Cómo manejará la oposición del Centro Democrático?

J.F.C.: No hay que partir de la base de que el Centro Democrático se va a atravesar como mula muerta a las posibilidades de paz en Colombia. Soy optimista y confío en que cuando se comiencen a presentar los debates para la implementación de las leyes del posconflicto, si finalmente firmamos un acuerdo de paz, podamos hacer esfuerzos de concertación con el Centro Democrático para encontrar una legislación que garantice los derechos a la verdad la justicia a la reparación de las víctimas, las garantías de no repetición y que al mismo tiempo viabilicen las posibilidades de paz en Colombia. Creo que hay que hacer todos los esfuerzos posibles en ese diálogo porque todos queremos la paz en Colombia.

Semana.com: Frente al proceso de paz, ¿cree que está atravesando una crisis por cuenta de los recientes actos terroristas de las FARC?

J.F.C.: El presidente Santos ha sido muy claro frente a esta eventualidad y yo me suscribo a sus palabras. Creo que hay que pedirles a las FARC que cesen esos atentados terroristas, no le hacen bien al proceso, afectan la credibilidad del proceso de paz frente al pueblo colombiano. Se ha hecho mucho en este proceso de paz con la decisión y la voluntad de ambas partes y hay que perseverar y continuar hasta el final, pero obviamente sin que se siga presentando esta clase de atentados, especialmente contra la población civil. Es cierto que negociamos en medio del conflicto, es cierto que la guerra continúa, pero no se puede ver afectada la población civil.

Semana.com: Usted es una víctima del conflicto, y cuando fue presidente del Congreso se ventiló la posibilidad de que usted fuera a La Habana. Ahora, como ministro, ¿es posible que usted viaje a La Habana para defender la Ley de víctimas?

J.F.C.: Hay unos negociadores, un jefe de la delegación y un alto comisionado, que han cumplido un papel extraordinario, que han llevado el proceso con responsabilidad, sin hacer concesiones que no puedan ser sustentadas por la ciudadanía colombiana a las FARC y creo que es un proceso de paz que es impecable en su manejo y en su nacimiento y los negociadores tienen la palabra en ese caso. En el ministerio estaremos para colaborar, ayudar en este tema de víctimas, a construir paz en las zonas del conflicto, pero las negociaciones en La Habana son de manejo exclusivo del presidente de la República.

Semana.com: Esta semana en el Congreso varios partidos, el uribismo entre ellos, han anunciado sus intenciones de citar a los negociadores del Gobierno. ¿Cree que es oportuno que se haga ese debate contra Humberto de la Calle y Sergio Jaramillo?

J.F.C.: No conozco esa propuesta, pero obviamente las directivas del Congreso y la plenaria tendrán que tomar decisiones al respecto. Yo creo que este es un proceso que, a pesar de lo que dicen sus contradictores, ha estado abierto al escrutinio de la opinión pública y este además es el primer proceso de paz en la historia del país que tiene participación eficaz de las víctimas. Además, el acuerdo al que finalmente se llegue deberá ser sometido a una refrendación ciudadana. Por eso más control ciudadano y político no puede tener.

Semana.com: Por estos días las víctimas de las FARC dicen que se sienten invisibilizadas y de antemano sienten que no estarán bien representadas en La Habana. ¿Qué les responde?

J.F.C.: No se ha conformado la delegación que viajará a La Habana. Podemos asegurarles que van a tener una representación importante en la mesa. Queremos también contribuir a que la participación de las víctimas sea eficaz y salga lo mejor posible para que un proceso de paz sea fortalecido con la legitimidad ética y política que le dan la participación de las víctimas que nunca antes se había dado en este país en un proceso de paz

Semana.com: Más allá de la paz, los principales retos de usted como ministro se concentran en la agenda legislativa. ¿Qué proyectos presentará al Congreso?

J.F.C.: Hay unas tareas después del 7 de agosto, iniciaremos una ronda de conversaciones con todas las bancadas, con todos los partidos para escuchar la opinión frente a la reforma al equilibrio de poderes que anunció el presidente Santos. Es una reforma que queremos construir, colectivamente, con todos los partidos, incluidos los de oposición; no habrá posiciones vetadas, no hay cartas marcadas, no hay textos escritos por parte del Gobierno, queremos escuchar la opinión de todos los partidos e iniciaremos esa ronda de consultas.

Semana.com: ¿Qué garantías tendrá la oposición en el Congreso?

J.F.C.: Cumplí 16 años en el Senado, 12 de ellos en la oposición, sé lo que es estar en la oposición, sé que es importante para la oposición tener garantías, derechos, y ese será el papel del ministerio. Queremos tener un diálogo muy constructivo con la oposición sobre la reforma al equilibrio de poderes y espero que esa experiencia y ese colegaje nos sirvan para tener una comunicación muy fluida entre Ejecutivo y Legislativo y que les sirva a los intereses del país.

Semana.com: Hablando de oposición, ¿cómo analiza los recientes episodios en el Senado en los que por primera vez en la historia se negó un debate de control político, el que promovía Iván Cepeda sobre el paramilitarismo?

J.F.C.: Es una decisión que tomó la plenaria, es respetable. Hay argumentos jurídicos de lado y lado, pero yo respeto la decisión de la plenaria del Senado.

Semana.com:¿Cree que es oportuno que el Congreso atienda ese debate sobre el paramilitarismo?¿Respaldará el Gobierno un debate de esa naturaleza?

J.F.C.: El Gobierno ni intervino en la decisión en contra del debate ni intervendrá si la proposición se vuelve a presentar. Esos son asuntos exclusivos del Congreso.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.