Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/31/2017 12:09:00 PM

Sanciones pedagógicas del nuevo código quedarán como llamados de atención

El secretario de Gobierno, Miguel Uribe, encargado de la implementación del Código de Policía en Bogotá, señala que esta normativa responde a las necesidades de la capital.

El lunes arrancó la implementación del nuevo Código de Policía, una iniciativa que estudió y aprobó el Congreso en el 2016 y que ahora se puso en marcha en todo el país. Bogotá no es la excepción, por el contrario, en la capital están puestos los ojos por la complejidad de sus problemas de convivencia.

Semana.com habló con el secretario de Gobierno para conocer detalles de esta normativa.

Semana.com: Lo nuevo que trae el código de Policía son las multas... ¿quién se va a encargar del cobro?

Miguel Uribe: En el Distrito estamos revisando diferentes alternativas teniendo en cuenta que la dimensión va a ser importante. Hay que definir si el cobro se hace electrónico o en papel, si el recaudo debe incluir todo el sistema de operación del Sistema Nacional de Medidas Correctivas. Hay que encontrar cuál es la estructura del recaudo más efectiva.

Semana.com: Los colombianos se caracterizan por no pagar sus multas... ¿qué va garantizar el pago?

M. U.: Por una parte el código trae la alternativa de conmutar multas, es decir, permite a las personas que no puedan o no quieran pagar de realizar cursos pedagógicos. De otro lado, la norma trae la posibilidad de que quienes no paguen tendrán prohibiciones para ser contratados en el Estado como contratistas o como funcionarios. Hay medidas como la suspensión del pasaporte, es decir, no pagar va a traer otro tipo de consecuencias.

Semana.com: Para algunas contravenciones hay seis meses de pedagogía, ¿eso va a perjudicar la implementación plena del código?

M. U.: La implementación es total y entró en vigencia, todas las multas generales de tipo 1 a 4 no podrán ser cobradas, sin embargo, el comportamiento queda registrado en el Sistema Nacional de Medidas Correctivas y adicionalmente se toma como un llamado de atención.

Semana.com: ¿Cómo van a hacer para encargarse de los cobros y las sanciones si Bogotá sólo tiene 45 inspectores?

M. U.: Sí, la capital tiene 45 inspectores desde hace muchos años y por primera vez vamos a incrementar considerablemente el número. Esperamos que en el primer semestre del 2017 contemos con 100 inspectores, es decir, vamos a doblar el número, van a ser especializados, vamos a tener inspectores para los temas, ambientales, animalistas, para las ocupaciones ilegales, se trabajará las 24 horas. El avance será contundente.

Semana.com: ¿Cómo hacer para que el código en una ciudad de ocho millones de habitantes no sea letra muerta?

M. U.: Es deber de los ciudadanos denunciar y con esa información obviamente hay una responsabilidad institucional de aplicar el código. A través de esta normativa los procesos serán más cortos y expeditos y eso va a generar que las sanciones no se queden en el papel.

Semana.com: ¿El código demuestra que hay un fracaso de la convivencia de los ciudadanos?

M. U.: Por el contrario, es una norma que establece una serie de comportamientos en los que no se deben incurrir para no perturbar la convivencia. Decir eso es lo mismo que señalar que el código penal demuestra que la sociedad fracasó y que estamos condenados a vivir dentro del delito. Este código tiene una apuesta pedagógica que genera incentivos para que los ciudadanos se comporten correctamente.

Semana.com: ¿Este código es un triunfo del alcalde Enrique Peñalosa?

M. U.: Sin duda el alcalde Enrique Peñalosa defendió y apoyó plenamente este código cuando llegó a la administración, convocó medios de comunicación, gremios, congresistas, alcaldes y al Gobierno Nacional para que apoyaran esta normativa. Este nuevo código es fundamental para el Distrito y responde a las nuevas necesidades de Bogotá.

Semana.com: ¿Qué hay de nuevo para quienes realicen protestas como las de los animalistas?

M. U.: El derecho a la manifestación está protegido por la Constitución, los manifestantes tienen el deber de manifestarle a la Administración Distrital el motivo de la movilización y los lugares para hacer reuniones previas y de acompañamiento.

Semana.com: En ese sentido ¿no fue un exceso colocar 3.200 policías en la plaza de toros?

M. U.: Hay que resaltar que ocho días antes (22 de enero) hubo heridas graves para quienes estuvieron en la corridas y en los propios manifestantes. Estos enfrentamientos no se pueden presentar. En este caso teníamos que tomar medidas drásticas para garantizar que esto no volviera a ocurrir y de acuerdo a las recomendaciones de la misma Policía, consideraron que era necesario un dispositivo de esta magnitud.

Semana.com: ¿Ese evento y el partido de fútbol demostraron que hace falta policía en Bogotá?

M. U.: El alcalde Enrique Peñalosa lo ha mencionado en varias oportunidades. Bogotá es una de las ciudades con menos policías por cada 100.000 habitantes comparada a otras capitales del país. En ese sentido necesitamos más policías en Bogotá.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.