Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2016/09/19 17:55

Envían a la cárcel al sucesor de ‘Megateo’, el gran capo de Catatumbo

David León Aguirre, alias ‘Juan Montes’, es señalado de dirigir la disidencia del EPL que habría ayudado a conformar el ‘Clan del Golfo’ en Norte de Santander.

David León Aguirre, alias ‘Juan Montes’. Foto: Cortesía

Un juez de la República envió a la cárcel a David León Aguirre, alias ‘Juan Montes’, quien sería el sucesor del temido narcoguerrillero Víctor Ramón Navarro, ‘Megateo’, jefe de un reducto de la guerrilla del EPL abatido en octubre del 2015

Según la Unidad Nacional Contra el Crimen Organizado de la Fiscalía, Aguirre estuvo a cargo de la disidencia de ese grupo que ayudó a conformar el ‘Clan del Golfo’ y los ‘Pelusos’, bandas que delinquen en el Norte de Santander. Además, según la fiscal del caso, él “hizo parte del ataque a un helicóptero de transporte de valores que llevaba 600 millones de pesos del Banco Agrario en el municipio de Teorama, Norte de Santander”. 

También habría “rematado” a uno de los uniformados que resultaron heridos tras el ataque a la aeronave.

Por estos hechos, la Fiscalía le imputó los delitos de hurto, concierto para delinquir, terrorismo, daño en bien ajeno, fabricación, tráfico y porte de armas y municiones de uso privativo de las Fuerzas Armadas.

Esta no es la primera vez que la justicia lo pone contra las cuerdas. De acuerdo con el ente acusador, actualmente hay cuatro condenas contra Aguirre, una de ellas a 40 años de prisión

Le podría interesar: La única entrevista de ‘Megateo’
¿Quién era ‘Megateo’?

El país comenzó a hablar de ‘Megateo’ cuando un grupo élite de 17 detectives del DAS y del Ejército lo fue a buscar para capturarlo. Él se enteró de la operación, les tendió una trampa con dinamita y produjo la peor masacre de agentes del Estado que se recuerde en las últimas décadas.  

Se decía que actuaba como todo un Robin Hood: repartía útiles escolares, llevaba mercados a ancianas en veredas apartadas, daba regalos de Navidad y hacía fiestas, lo cual le había conseguido el respaldo de la gente de la región. 
Durante la última década se había convertido en la pesadilla de cuatro ministros de Defensa, incluido el actual presidente, Juan Manuel Santos, cuando ocupó esa cartera. Ni los bombardeos ni el envío de centenares de soldados habían podido dar con él hasta el año pasado, cuando el temido capo perdió la vida en medio de las acciones que las autoridades desarrollaron en la zona del Catatumbo, en Norte de Santander, donde históricamente se movía y tenía sus dominios.
El Catatumbo, en el departamento de Norte de Santander, fronterizo con Venezuela, es una de las zonas más peligrosas de Colombia, siendo los cultivos de coca el principal elemento que contribuye a la inseguridad, además de la extorsión y el contrabando de gasolina, pues por su control se han enfrentado durante décadas los grupos armados del país.
Según el último informe de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc), entre el 2013 y el 2014 el Catatumbo contaba con un área productiva estimada de 7.658 hectáreas de coca y durante ese período tuvo una capacidad de producción de 42.100 toneladas métricas de la planta. En la región conviven actualmente cuatro estructuras del ELN, tres de las FARC y un reducto del Ejército Popular de Liberación (EPL).

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.