Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/8/2014 12:00:00 AM

Ernesto Manzanera goza de detención domiciliaria

No aceptó el cargo de homicidio culposo por el accidente que habría ocasionado y que dejó cuatro muertos en Bogotá.

La historia de Ernesto Manzanera, a quien las autoridades señalan de haber ocasionado el accidente y la posterior muerte de cuatro integrantes de una misma familia, tiene nuevos elementos, en un caso que día a día genera más rechazo de la ciudadanía.

Este lunes, en medio del festivo de la Inmaculada Concepción, el proceso tuvo un nuevo giro: el joven de 24 años pasó de estar en libertad a tener casa por cárcel, en la audiencia en la que la Fiscalía llevó a cabo la imputación de cargos.

En la diligencia, que se adelantó en las horas de la tarde a puerta cerrada, el ente acusador lo acusó de homicidio culposo y agravado, por huir de la escena y no prestar ayuda a los heridos.

Manzanera, presente en la sala de audiencias ubicada en el complejo judicial de Paloquemao, no aceptó los cargos y su abogado, Harold Barón, pidió que se cobijara a su cliente con el beneficio de detención domiciliaria, medida que fue atendida por el juez.

La decisión causó un hondo malestar entre los familiares de las víctimas mortales, que solicitan que el proceso judicial concluya con una condena ejemplar para Manzanera. En las redes sociales hubo encendidas críticas por la manera en que se ha desarrollado el caso por parte de la justicia.

De hecho, nuevas informaciones, ajenas a la investigación, logran causar suspicacias. Esto desde que se reveló que Manzanera es hijo de un reconocido político cundinamarqués, lo que fue puesto de relieve por parte de personas cercanas a las víctimas, que temen lo que pueda pasar con el proceso.

Según informó Blu Radio, el padre del joven piloto es Ernesto Manzanera Jiménez, que se ha desempeñado exgobernador encargado de Cundinamarca, excontralor del departamento, exgerente de la Empresa de Licores de Cundinamarca y exconcejal y exalcalde del municipio de Girardot.

El joven pilotó protagonizó el trágico accidente de tránsito que la semana pasada causó las muertes de cuatro personas pertenecientes a una misma familia en la Autopista Norte con calle 134, sitio que abandonó para entregarse a las autoridades 15 horas después.

Algunas de las versiones de los habitantes de la zona señalan que el joven conducía a alta velocidad su vehículo. Varios llegaron a afirmar que estaba en una carrera ilegal, algo que no ha sido establecido por las autoridades.

Aunque se desconocen las condiciones en que se dio el accidente, y las autoridades investigan si el joven al volante iba o no bajo el influjo del licor, este caso recuerda otros.

El más reciente tuvo lugar en julio de 2012, cuando Juan Carlos Varela chocó con su carro a unos motociclistas en La Calera y tres personas resultaron muertas. Varela presentaba el grado dos de alcoholemia, pero abandonó la escena del choque. Pagó una indemnización de 1.200 millones de pesos y lo sentenciaron a 5,9 años de casa por cárcel.

Un año y medio antes, en enero de 2011, el comisionista de bolsa Juan Carlos Chávez mató a una estudiante mientras manejaba con grado tres de alcoholemia por la carrera Séptima de Bogotá. Tras darles a los familiares 550 millones de pesos, fue condenado a 4,5 años de casa por cárcel.

Pese a la indignación que causan estos casos en la opinión pública y de que las penas en este tipo de casos se han incrementado, muchos no parecen entender la responsabilidad de ir al volante de un vehículo. ¿Hasta cuándo seremos testigos tragedias como estas?
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.