Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/24/2011 12:00:00 AM

'Errores tácticos', ¿únicos responsables de los recientes golpes de las FARC a la fuerza pública?

En menos de 48 horas murieron 21 uniformados. El gobierno reconoció "errores". Analistas se preguntan si esas fallas tienen que ver con el proceso de adaptación de las Fuerzas Militares a las nuevas formas de actuar de las FARC o si son hechos propios de una guerra como la nuestra.

Parece la misma noticia. Un ataque de las FARC acabó con la vida de varios uniformados. El viernes a la madrugada fue en Tumaco (Nariño). Diez militares murieron y seis más resultaron heridos tras una emboscada de la columna ‘Daniel Aldana’ de las FARC cuando los uniformados cumplían labores de patrullaje. Pertenecían a la XVIII Brigada del Ejército.

El sábado fue en Tame (Arauca). Allí las FARC atacaron un comboy militar. Murieron diez uniformados. En la madrugada del domingo fue Florencia (Caquetá) el blanco de la guerrilla. La columna móvil Teófilo Forero atacó una patrulla de la Policía. Murió un uniformado y seis más resultaron heridos.

El panorama es preocupante. Sin embargo, el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, dijo que la seguridad no se ha salido de control. Y explicó que las Fuerzas Militares están sobrecargadas de trabajo por las operaciones que se han llevado a cabo dentro del Plan Democracia, que fue puesto en marcha el pasado 15 de octubre.

El presidente Juan Manuel Santos, por su parte, reconoció “errores” que ponen en riesgo a la tropa. Lo mismo opinó el comandante general de las Fuerzas Militares, general Alejandro Navas. Se referían a que las patrullas no están cumpliendo con los protocolos de seguridad.

Alonso Tobón, investigador del Centro de recursos para el análisis de conflictos (CERAC), señala que hechos como los que se registraron en las últimas horas son consecuencias propias del conflicto que vive el país. “Es lamentable, pero no es de extrañarse que ocurra sobre todo en estas regiones en donde a raíz de la política de seguridad democrática hubo una marginalización del conflicto (...) los grupos armados se fueron a la márgenes del país”, asegura Tobón.

El investigador señala además que este tipo de ataques, aunque estén cerca de la contienda electoral, no necesariamente tienen que ver con la violencia propia de esta época. Tobón asegura que pueden ser estrategias para quitar presión de los ataques militares en otras zonas, “incluso para desgastar la dinámica militar”.

Para el analista Alejo Vargas, sin embargo, el reconocimiento del gobierno de lo que ellos llaman “errores” es muy importante en el conflicto colombiano. “Es algo que no tuvimos en el gobierno anterior, y es reconocer que en el conflicto del país si la fuerza pública no está permanentemente atenta a no caer en errores, el costo puede ser muy alto. El llamado del gobierno es importante”, dice Vargas.

Otra opinión expone Ariel Ávila, coordinador del área de conflicto de la Corporación Nuevo Arco Iris. Para él las fallas de la fuerza pública se concentran en que no han podido adaptarse a la nueva guerra de guerrillas de las FARC.

Con él difiere Vargas, para quien sí se ha hecho un esfuerzo frente a esa lógica de guerra de guerrillas. “Si hay un Ejército que sabe de guerra irregular es este (el colombiano), pero tiene una contraparte que es capaz de golpear muy duro, por eso un error sale tan caro”.

Alejo Vargas también se refiere a los efectos que en las tropas pueden tener frases como la que convirtió en emblemática el anterior comandante de las Fuerzas Militares, Freddy Padilla de León: “estamos en el fin del fin”. Según el analista, ese tipo de expresiones “manda un mensaje de tranquilidad y de que ya todo está ganado. Eso hace que se baje la guardia y se olvide que la guerrilla tiene la capacidad de golpear muy fuerte”.

No tener una gran movilidad, no tener el reconocimiento de puntos donde deben poner vigilancia especial, no moverse del sitio en donde reciben las provisiones una vez estas llegan a ellos. Toda esa serie de errores, que puede ser producto del descuido o de la rutina, cuesta vidas, muchas”, sostiene Vargas.

En cambio para Ávila los errores reconocidos por el gobierno no son más que “excusas”. “Mientras no se cambie la estrategia, se haga mucho más móvil, de ataque, de sorpresa, este tipo de hechos podrán seguir viéndose”.

El analista de Nuevo Arco Iris advierte que “hay mucha tropa paralizada en el control de las vías, lo que genera buena percepción pero que no ayuda a combatir la criminalidad porque se descuidan otros frentes (...) Lo que tiene que entender la fuerza pública es que eso les va a permitir a las FARC hacer ataques esporádicos, pero de gran impacto”.

Mientras tanto, la decisión del presidente Juan Manuel Santos parece clara. “La orden ha sido fortalecer la disciplina y el cumplimiento de los protocolos de seguridad (...) Sufrimos reveses, como es normal en situaciones como las que estamos viviendo desde hace mucho tiempo, pero en términos generales seguimos en la dirección correcta”, aseguró Santos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.