Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 2006/01/27 00:00

¿Es cierto que sus supertiendas Olímpica van a comprar a Carulla-Vivero?

El empresario Fuad Char le contesta esta pregunta a María Isabel Rueda

¿Dónde están las inversiones que justifiquen el endeudamiento de Barranquilla? No hay ninguna.

M.I.R: Hay mucho que hablar con usted por estos días. Arranquemos por su ciudad.¿Qué opina de lo que está pasando en Barranquilla? El alcalde preso, el ex alcalde Bernardo Hoyos preso, acusados de haber contratado como cinco veces una remodelación…

Fuad Char: El proceso por el que se dicta la medida de aseguramiento trata de la compra del edificio del Banco de La República en 1992 y la contratación de la remodelación. Ese contrato hace 14 años inicialmente costaba 1.500 millones de pesos, y terminó costando 8.000 millones. El actual alcalde, Hoenigsberg, en ese momento era director de Presupuesto, y su responsabilidad no era sino la de decir si había o no partida presupuestal. Los responsables de la contratación que terminó costando una suma tan exagerada fueron el Alcalde del momento, el Gobernador del momento, el secretario de Hacienda de la época. Pero no sé por qué el jefe de Planeación de la época fue hecho parte del proceso. Durante los dos primeros años, Hoenigsberg lo ha hecho bien, ha trabajado por una ciudad que está en Ley 550, que tiene todos sus recursos comprometidos, y este juicio le ha hecho perder muchas horas de trabajo. Los barranquilleros lo estiman, y esperamos que pronto le resuelvan favorablemente su situación.

M.I.R: Responsabiliza al alcalde de la época, que era Bernardo Hoyos… ¿Usted cree que la administración del cura fue funesta para Barranquilla?

F. CH.: El padre hizo una buena administración inicialmente. Después vino el doctor George, volvió el padre Hoyos, después vino Caiaffa… Hoy la ciudad tiene una deuda de más de 600.000 millones de pesos.

M.I.R: ¿ Quién tuvo la culpa?

F. CH.: Todas las administraciones contribuyeron a ese proceso de endeudamiento. Y cuando uno pregunta: ¿bueno, y dónde están las obras que justifiquen ese endeudamiento? No hay ninguna de trascendencia. Todo lo que se haga en Barranquilla ahora hay que hacerlo con el apoyo del gobierno nacional.

M.I.R: Pero usted también hace parte de la clase dirigente de Barranquilla… ¿No le cabe alguna responsabilidad?

F. CH.: Yo he estado dedicado desde los 16 años a la actividad comercial. En 1955 me fui a manejar la tienda de mi papá. Y eso fue lo que hice hasta el 84, cuando el presidente Betancur me nombró gobernador del Atlántico y fui ratificado, en un hecho político sin precedentes, por el presidente Barco. Después me trajo al Ministerio de Comercio Exterior y regresé a Baranquilla en el año 89, cuando fundé el movimiento político Voluntad Popular, convencido de que la ciudad necesitaba una dirigencia nueva. Me presenté para el Senado, pero ahí no encajaba. Después de 16 años en la lucha política mis adversarios están más fuertes que nunca. Ellos están todos ahí, las costumbres políticas del Atlántico no han cambiado, y yo tengo que aceptar que no pude.

M.I.R: No pudo… Pero, hablando de sus adversarios políticos, el principal, de vieja data, ha sido José Name Terán. ¿Cuándo comenzó ese pleito?

F. CH.: Yo recuerdo que el doctor Name era ministro de Trabajo del presidente Barco, y yo era su gobernador. Name le dijo en alguna oportunidad al Presidente que en su gobierno no cabían al tiempo Name y Char. El presidente Barco dijo entonces: "Se van los dos''. Y nos tocó renunciar a ambos. El doctor Name es un político muy avezado y siempre quiere imponer sus ideas y criterios, y cuando encuentra que alguien no está de acuerdo con él, choca.

M.I.R: Ahora Name jr. y Char jr., los hijos de ambos rivales, van a repetir toda la película. Entrarán a la contienda política como relevo de la generación de sus padres. Ambos son uribistas, pero uno se va con la lista de La U, y el otro, con Cambio Radical…

F. CH.: Yo me salí de La U por eso mismo. No veía cómo podríamos ponernos de acuerdo el año entrante, cuando tendremos que decidir quién va a ser el nuevo Gobernador, el nuevo Alcalde. Y con esta ley de bancadas tiene que haber un acuerdo en el seno del partido. Yo permanezco en el uribismo, pero me cambié de lista para estar tranquilo.

M.I.R: Pero usted es muy cercano a Juan Manuel Santos… Incluso lo ha invitado a presidir algunas de sus empresas…

F. CH.: Me dolió mucho con Juan Manuel Santos. Comencé en La U por mi relación personal con él, pero cuando apareció Name y llegamos al tema de la conformación de las cámaras, comenzaron los problemas y le manifesté que me cambiaría de lista. Ahora mi hijo es candidato al Senado por la lista de Cambio Radical.

M.I.R: Y usted… ¿por qué se retira de la política?

F. CH.: Por la edad, María Isabel.

M.I.R: No se nota mucho…

F. CH.: Y porque la política ya casi no me da ningún gusto. Afortunadamente a mi hijo menor le ha interesado la política. Él tiene más sensibilidad que yo, más energía, está mejor preparado, todo mejor que yo. Lo estoy acompañando en su campaña, pero después del 12 de marzo, me desconecto.

M.I.R: ¿Cuál fue el problema que usted tuvo hace unos años con una visa a Estados Unidos? ¿Se resolvió, no se resolvió?

F. CH.: No se resolvió.

M.I.R: Sigue sin visa? ¿Y considera que esa es una injusticia terrible?

F. CH.: Sí, terrible. Yo creo que a mí me confunden con alguna persona. Entre bandidos alguien dijo delante de la DEA "yo me llamo Fuad Char", y ahí quedó archivado. Yo no le metí ni más plata ni más abogados a eso. Sencillamente se dio.

M.I.R: ¿Y lo tiene superado?

F. CH.: Sí, superado.

M.I.R: ¿De dónde salió Fuad Char tan uribista?

F. CH.: Estuvimos juntos en el Congreso. Y vivíamos en el Hotel Hilton, teníamos incluso dos apartamentos pegados. Desde esa época yo sabía que Álvaro iba a ser Presidente. Era muy consagrado, como el guardián de la heredad. Estudiaba todo el día, se sabía de memoria todas las leyes.

M.I.R: ¿Como empresario siente que durante el gobierno de Uribe ha habido efectivamente un cambio?

F. CH.: Sí, sí. Hemos tenido un crecimiento muy importante durante estos cuatro años, y también hemos registrado un cambio de actitud de la comunidad internacional hacia Colombia.

M.I.R: Deja entonces a su hijo en la política y usted vuelve a sus actividades particulares… Con una noticia bomba en materia económica. ¿Es cierto que Supertiendas Olímpica, de su propiedad, va a comprar Carulla-Vivero?

F. CH.: Le voy a contar algo que no se ha revelado. Nos hemos reunido con Samuel Azout para analizar la posibilidad de una fusión entre Olímpica y Carulla-Vivero. No se trata de una compra de parte nuestra ni de ellos. Somos dos empresas muy parecidas en patrimonio, en ventas, en tamaño. Una fusión produciría unas sinergias. Somos dos depósitos de frutas y verduras, una repetición en Cali, en Barranquilla, en Bogotá. Sería muy bueno para los accionistas de ellos y para los nuestros. Hay en el juego una operación de mucha trascendencia para ambas compañías. Es la primera vez que lo cuento. Le estoy dando la noticia.

M.I.R: Noticia gorda. Y con esta fusión usted se convertiría casi en el cuarto grupo económico más grande del país…

F. CH.: No, no. incluidas Ecopetrol y Telecom, y otras empresas grandes del Estado, podría decir que en ventas, somos el 15 o el 16.

M.I.R: Pues parece que por ahora todo le sonríe… Futuro senador en la familia, prosperidad en los negocios y éxito en el amor. Está recién casado, después de varios años de viudez…

F. CH.: Tuve la oportunidad de encontrarme a una linda y bella mujer, y llevamos 14 meses de casados. Y sí, me siento un hombre muy afortunado y puedo decir que soy feliz. n

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.