Sábado, 1 de noviembre de 2014

| 2013/02/21 00:00

“Es necesario cambiar el gabinete ministerial”

Juan Manuel Galán dice que su partido "se quedó" en la Ley de Víctimas y aún no le ve la propuesta para el 2014.

Juan Manuel Galán Foto: Archivo SEMANA

Juan Manuel Galán fue la cabeza de lista del Partido liberal en el 2010. Elecciones que significaron el regreso del partido al poder. Sin embargo, cuestiona al propio partido, al que señala de “haberse quedado dormido” tras volver al poder.

En entrevista con Semana.com le pide al partido “construir una propuesta” y “renovar sus prácticas políticas” para el 2014. Y admite la demora en ese propósito. Dice que Santos es el jefe natural del Partido Liberal y que pensando en su reelección sugiere un cambio de ministros.

Semana.com: ¿Los liberales se estrellaron con la realidad de la encuesta que reveló que no hay intención de reelegir a Santos?

Juan Manuel Galán: El partido no puede caer en la tentación de las viejas épocas que nos alejaron del electorado, pensar en activar maquinarias sólo para ganar elecciones. El partido se tiene que sintonizar con la gente. Y ese ejercicio el partido lo ha descuidado, pese a que  lo anunció con bombos y platillos. No sé qué pasó con eso.

Semana.com: ¿Qué debe hacer el Partido Liberal?

J. M. G.: El partido debe llegar a las elecciones del 2014 con una propuesta en sintonía con los colombianos. El Partido Liberal debe ofrecer algo. No podemos quedarnos con que hicimos la Ley de víctimas o la Ley del primer empleo.

Semana.com: ¿Desde cuándo se descuidó?

J. M. G.: Desde hace mucho tiempo. No es sólo de la actual dirección del partido. Nos hemos acostumbrado a ser una mayoría automática. Los votos hay que ir a buscarlos y se buscan con propuestas. El electorado nos castigó sacándolos del poder, tuvimos que hacer un examen de conciencia.

Semana.com: ¿El regreso al poder cambió al partido?

J. M. G.: Íbamos por buen camino. Como partido tradicional, tiene la tendencia de que cuando llega al poder suspende esas reflexiones. La oposición fue un período importante porque el partido entendió la necesidad de hacer esa transformación, y ahora cuando estamos en el poder, no podemos quedarnos dormidos y acostumbrados al poder.

Semana.com: ¿No hay renovación?

J. M. G.: La renovación en la política no es poner jóvenes o caras nuevas sino adoptar nuevas costumbres políticas, innovadoras y no clientelistas. Política de ideas. El clientelismo, pensar en los puestos, en la compra de votos, fue lo que alejó a la gente de la política, la gente está defraudada de los partidos. 

Semana.com: ¿Hoy están más pendientes de ganar elecciones sin importar cómo?

J. M. G.: El doctor Simón Gaviria se ha quedado rezagado frente a las coyunturas y la necesidad de cómo se arma la estrategia electoral. Pero para que tenga éxito, hay que tener una propuesta y yo aún no la veo en el partido.

Semana.com: ¿Hay que cambiar la jefatura del partido?

J. M. G.: Sigo defendiendo la figura de la jefatura única. Los partidos necesitan una cabeza, un responsable. Las direcciones colegiadas son la peor receta para que los partidos tengan norte. Ahí está el ejemplo de algunos partidos que se han convertido en parásitos de poder.

Semana.com: ¿Quién debería ser el jefe único?

J. M. G.: Hoy nos representa el presidente Santos. Lo apoyamos porque ha sido un presidente que ha gobernado con las ideas liberales por encima de la burocracia.

Semana.com: ¿Pero Santos es de La U?

J. M. G.: Aunque Santos es el jefe natural liberal, no puede asumir esa jefatura. Por eso hay que escoger una persona que asuma la dirección en la práctica.

Semana.com: ¿Usted está interesado en asumir esa jefatura?

J. M. G.: Yo voy a aspirar al Senado, y como el jefe del partido va a tener la facultad y la potestad de conformar las listas de candidatos, creo que no es sano ser juez y parte.

Semana.com: Hay quienes piden que Serpa o César Gaviria asuman esa jefatura…

J. M. G.: Hay personas que tuvieron su oportunidad, pero, como decía el presidente Keneddy, la antorcha a una nueva generación ya se entregó.

Semana.com: Si sus tesis no son acogidas, ¿se saldría del partido como hizo su padre?

J. M. G.: Le sigo apostando al partido.

Semana.com: ¿Qué piensa de que no haya intención de reelegir a Santos?

J. M. G.: Eso es un llamado de atención a toda la Unidad Nacional. Las encuestas son momentos. Si se hacen ajustes, vamos a poder comunicar mejor los resultados del Gobierno. Para eso hay que hacer un cambio profundo en el gabinete ministerial.

Semana.com: ¿Está proponiendo un cambio de gabinete? 

J. M. G.: Es necesario. En dos meses se tiene que dar ese cambio, pero será decisión exclusiva del presidente Santos.

Semana.com: ¿Y qué perfil debe tener ese nuevo gabinete?

J. M. G.: Unos ministros que puedan dar la cara y que no le toque ponerla al presidente. En Colombia los ministros siempre han sido los fusibles, los destinados a gastarse.  Hoy no ocurre eso.

Semana.com: Hablando de campaña política, les toca enfrentar de nuevo a Uribe. ¿Lo van a derrotar?

J. M. G.: Derrotar a Uribe es un objetivo pobre, poco ambicioso. Nuestro objetivo debe ser conquistar a esos votantes desencantados o que nunca han votado.

Semana.com: El partido podría perder si en noviembre el presidente Santos dice “no me lanzo”. ¿Qué harían en ese caso?

J. M. G.: Pues debe haber un proceso de consulta interna donde todas las tendencias puedan expresarse y competir por la representación del liberalismo en las elecciones. 

Semana.com: ¿Esa consulta incluye a La U y a Cambio Radical?

J. M. G.: Siempre y cuando expresen su voluntad de regresar. El Partido Liberal no puede abrir la puerta y quedarse esperando a ver quién entra. Quienes quieran regresar, que toquen la puerta. Lo que sí afirmo es que en el partido no hay mucho espacio para la derecha.

Semana.com: Es decir, ¿le está cerrando las puertas a Vargas Lleras?  

J. M. G.: Si él expresa que se siente identificado con el Partido Liberal, bienvenido. Pero esa identidad no debe ser solamente mecánica electoral. Hay que escucharlo más. El partido tiene posiciones muy claras y definidas en favor de los derechos de las parejas del mismo sexo, frente al aborto y frente a que el consumo de droga es un asunto de salud pública. Me encantaría oír a Vargas Lleras a ver si tiene sintonía con nosotros.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×