Viernes, 24 de octubre de 2014

| 2013/02/22 00:00

“Es triste, pero ahora se nos presta más atención”

La gobernadora de San Andrés Aury Guerrero habla sobre el momento actual de la isla.

Aury Socorro Guerrero, gobernadora de San Andrés. Foto: Cortesía: Gobernación de San Andrés, Providencia y Santa Catalina.

Aury Socorro Guerrero, gobernadora de San Andrés, habló con Semana.com sobre cómo el archipiélago ha enfrentado los retos generados después del fallo de la Corte de la Haya y la propuesta de construir algunas de las viviendas gratis que le corresponden a la isla en otros departamentos.

Semana.com: En declaraciones recientes usted aseguró que la isla está superpoblada, ¿hace cuánto empezó esta sobrepoblación y a qué se debe?


Aury Guerrero: Diría que todo empezó con la apertura económica. Se comenzó a ver a San Andrés como un destino interesante para hacer negocios, un remanso de paz, una especie de paraíso fiscal donde se empezó a mandar mucha mercancía al interior. Fue ahí cuando inició la migración a nuestra isla. Otro factor importante fue que el gobierno definió que la enseñanza debía ser en español, esto condujo a que unos trajeran a otros porque el idioma ya no era una limitación.

Semana.com: En cifras, ¿de qué estamos hablando?


A.G: San Andrés cuenta con una extensión de aproximadamente 27 kilómetros cuadrados. Según el DANE, en el censo de 2005 había 52.617 personas en el casco urbano y  20.703 en la zona rural, esto da un total de 73.320 personas viviendo en la isla. Sin embargo, según nuestros cálculos estamos hablando de 100.000 personas radicadas aquí, cuando hay espacio solo para 50.000.

Semana.com:Llamó la atención que usted propusiera la construcción de las viviendas gratis en otros departamentos para que la gente migre de la isla, ¿qué tan viable es esto?


A.G: Es una idea que tengo y no es que quiera que la gente se vaya, pero hay que ser conscientes de las realidades. Tenemos un déficit de 4.000 viviendas, pero las casas están diseñadas para la zona urbana, no la rural que es donde está la mayor necesidad con nuestros raizales, además que la zona urbana está densamente poblada. Dentro de nuestra política poblacional lo que planteamos es que se pueda reubicar en su territorio a muchas personas que migraron a la isla.

Gran parte de la población que llegó a San Andrés proviene de los departamentos de Bolívar y Atlántico, lo que queremos es el retorno voluntario de estas personas, claro está, solo si se les cumple dignamente con las casas en sus lugares de origen. No es que no los queramos acá, pero el poderlos reubicar nos ayudaría a mejorar un gran problema demográfico.

Semana.com: ¿Esa sería la solución?

A.G: No total, pero si ayudaría mucho. También estamos planteando la revisión del decreto de la Oficina  de Control de la Circulación  y Residencia (O.C.C.R.E). Estamos creando estrategias para el control de nacimientos internos y una  estrategia en educación sexual. También queremos que los inversionistas lleguen y se genere empleo suficiente para todos los que habitan en la isla.

Semana.com: Cambiando de tema, es inevitable no preguntarle por todo lo acontecido después del fallo de la Corte de la Haya, ¿cuáles son los principales problemas que ha enfrentado el archipiélago?

A.G: La pesca en la zona de Luna Verde se ha afectado directamente y por ende la subsistencia alimentaria. El tema ambiental también es un problema ya que perdimos una zona marítima considerada reserva de la biósfera y reconocida internacionalmente.
 
Semana.com: Se creó la Mesa Orgánica Raizal y se propuso presentar el 20 de julio ante el Congreso el Estatuto Raizal para proteger los derechos de esta comunidad. ¿Qué opina de esta iniciativa?

A.G: La Mesa Raizal ha estado planteando la necesidad de tener un estatuto que permita la defensa de los raizales y el Ministerio del Interior ha acompañado el proceso. Los raizales son una población vulnerable y es paradójico que aún dentro de su propio territorio sean minoría. Esta iniciativa es fundamental, soy miembro de esa comunidad y es necesaria la participación activa de todos para ser respetados como pueblo.

Semana.com: Tal vez sea un poco tarde para pensar en eso, ¿no era mejor prevención que reacción?
 
A.G: Siempre es mejor prevenir. Desafortunadamente el fallo fue un golpe duro, pero nosotros ya veníamos trabajando en pro de levantar la voz de nuestra comunidad, era una solicitud constante antes de que nos quitaran el mar. Es triste decirlo pero ahora sí se nos presta más atención. Sea como sea, lo que nos interesa en este momento es que estamos aprovechando esta oportunidad para que los raizales definan los aspectos en los que quieren ser respetados.

Semana.com: Un grupo de raizales habló con Navi Pillay, alta comisionada de los Derechos Humanos de la ONU,  diciéndole que el fallo de la Haya los afectaba en gran manera, ¿podrá tener eco esa conversación?

 
A.G: Todo lo que nosotros podamos hacer es útil. Seguimos en pie de lucha y queremos recuperar nuestro territorio. Como en todo proceso jurídico, tiene que haber elementos de defensa, el gobierno nos dice que podemos presentar reclamación por vulneración de derechos y eso es lo que estamos haciendo. Que ellos levanten la voz me parece bien, es más, indispensable.
 
Semana.com: El gobierno nicaragüense asegura que dejará pescar sin permiso a los raizales. Pero habido quejas de pescadores…

A.G: La pesca tiene épocas y aunque son ciertos los reclamos de los pescadores, también es cierto que el gobierno nacional siempre ha tenido ahí sus fragatas. Los raizales tenían miedo porque no sabían hasta cuando el gobierno colombiano haría presencia en estas aguas. El presidente dijo que para siempre y estamos confiados en eso. Aunque Ortega asegure que no habrá problema para nuestros pescadores, nos deja más tranquilos el hecho de que se aumente el pie de fuerza en la zona y que el gobierno no permitirá que aborden ninguna embarcación nacional, ni permitirá la detención de ningún colombiano.
 
Semana.com: ¿Cómo está la confianza del pueblo isleño en el gobierno colombiano?

A.G: El pueblo está con expectativa de  ser escuchado y atendido, pero esta vez atendido de verdad, que se tengan en cuenta nuestros criterios y opiniones. Le dimos un voto de confianza al gobierno para que se den los avances que queremos. A pesar de todo, Juan Manuel Santos nos dio la oportunidad de escucharnos, acompañarnos y ha prestado atención a nuestros reclamos. Sin embargo, tenemos los ojos bien abiertos para que todo esto llegue a hechos concretos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×