Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/10/2011 12:00:00 AM

Escándalo en la DNE: lo que piensan los funcionarios

El gobierno anunció que el primero de julio empezará el proceso de liquidación de la Dirección Nacional de Estupefacientes. Algunos de los empleados de la institución dicen que es una "precipitada" decisión.

Desde que estalló el escándalo de la Dirección Nacional de Estupefacientes (DNE) en las instalaciones de la institución hay zozobra. Así lo aseguran algunos de sus empleados (cerca de 300) a través de un comunicado, que pretenden hacer llegar al gobierno y con el que manifiestan su posición frente a lo que se ha venido denunciando sobre la DNE.
 
“Nos vemos afectados moralmente y estigmatizados por los señalamientos generalizados que han sido noticia en los últimos tiempos”, se lee en la misiva, en la que también resaltan que aunque apoyan la intervención de la entidad y respaldan a quienes con sus testimonios están contribuyendo a que se conozca la verdad, “nos preocupa el cierre precipitado de la institución que se ha anunciado en los medios de comunicación porque afectaría las evidencias para las investigaciones que se están adelantando alrededor de los bienes entregados a la DNE para su administración y aumentaría el desempleo”.
 
Los empleados rechazan la visión que se tiene sobre la institución, que según ellos “ha hecho prevalecer la creencia de que se trata de un entramado de corrupción , que todos los que pertenecemos a ella somos corruptos y que nuestra única función es administrar los bienes incautados del narcotráfico”.
 
Por eso, en el mismo texto, los funcionarios resaltan otras labores que la DNE realiza. “Estudios e investigaciones sobre cultivos ilícitos, consumo e ingreso de nuevas drogas al mercado nacional, microtráfico y narcomenudeo y alimenta con esta información el observatorio de drogas; soporta técnicamente la posición de Colombia ante Naciones Unidas, la OEA, la Comunidad Andina de Naciones, la Unión Europea, la Can, y otros organismos internacionales”, enumeran.
 
Con esto, intentan demostrar la competencia técnica de la DNE en diversos temas y aclaran que la administración de bienes incautados al narcotráfico es “tan solo una de las funciones que cumple la entidad”.
 
La preocupación de los funcionarios, que hasta ahora se mantuvo en los pasillos de la DNE, también se refiere a la inminente liquidación de la que será objeto la institución. “Como funcionarios de la DNE manifestamos que el papel desempeñado hasta ahora por nuestra entidad, no puede ser distorsionado mediante golpes de opinión, tampoco debería desconocerse el acumulado de experiencia y conocimiento alcanzado por cada uno de quienes a través de varios años hemos trabajado en la institución, aplicando un elemental mecanismo de borrón y cuenta nueva que denota facilismo administrativo”.
 
La comunicación de trabajadores de la DNE se conoce al tiempo en que se supo que hace apenas unos días fue creado un sindicato en el interior de la institución. El propósito, según Óscar Julio Montenegro, secretario de la asociación sindical, es enfrentar la liquidación de la entidad anunciada por el gobierno y evitar una masacre laboral.
 
“La creación del sindicato tiene como fin evitar una posible masacre laboral, por eso le pedimos al ministro Germán Vargas Lleras que nos permita un espacio para presentarle nuestras propuestas de trabajo y que se garantice la protección de los derechos adquiridos y las garantías laborales de nuestros 50 afiliados y demás trabajadores que se puedan ver afectados", aseguró Montenegro en diálogo con RCN La Radio.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.