Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/4/2010 12:00:00 AM

Escándalo 'very hot'

Cómo un supuesto club lúdico de un importante centro educativo en Medellín puede terminar en una red de prostitución con graves consecuencias judiciales y políticas.

Pese al esfuerzo de sus directivas de echarle agua al escándalo por una supuesta red de prostitución en las instalaciones del Instituto Técnico Metropolitano de Medellín (ITM), las llamas siguen ardiendo y, al parecer, podrían ganar más altura y alcanzar a otros funcionarios de ese centro académico, lo mismo que a actuales concejales de la ciudad. El escándalo cobija hasta a un ex alcalde, quien prestó sus oficios para firmar un curioso documento en el que varios de los implicados se comprometen, ante notario público, a evitar hacer nuevas denuncias. Y más grave aún, a destruir pruebas de sus vínculos con el sonado ‘Club lúdico’, el nombre con el que circuló material pornográfico por el sistema de información electrónica de uno de los centros públicos de educación superior más importantes de la ciudad, con más de 20.000 alumnos matriculados.

Todo comenzó el 22 de septiembre, con una comunicación del concejal Bernardo Alejandro Guerra en la que le solicitaba a la Personería de Medellín investigar una información que podía comprometer a directivos del ITM con una red de pornografía y prostitución. Las alarmas se encendieron y el fuego comenzó a arder. Una semana después de la comunicación del edil, reconocido en la ciudad por su insistencia en esclarecer temas incómodos y eventualmente peligrosos, la Personería hizo una visita sorpresa a las instalaciones del centro universitario. Los hallazgos parecieron darle la razón.

Los investigadores encontraron que más de 3.000 mensajes, cientos de ellos con material pornográfico explícito, circularon entre 2008 y 2009 desde los computadores de varios de los más altos directivos académicos: Nelson Alberto Rúa, vicerrector; Armando Perlaza Gruesso, decano de la Facultad de Tecnología; Fray León Osorio Rivera, decano de la Facultad de Sistemas de Información; Hugo Alberto Valencia, director de Control Interno; Jorge Iván Duque Botero, jefe de laboratorios; Luis Fernando Rodríguez, jefe de programa de Electrónica y Telecomunicaciones; Pedro León Simanca, decano de la Facultad de Ciencias, y al menos otros cien destinatarios que recibieron dichos contenidos y los reenviaron a su vez a nuevas direcciones electrónicas desde el correo institucional del ITM.

En principio, lo descubierto por los peritos sería solo una de tantas cadenas de contenidos pornográficos que circulan en las oficinas públicas y privadas y que, más allá de los reparos morales y éticos que algunos le encuentran, no suponen delito, ni siquiera irregularidades disciplinarias. Pero no parece que los implicados puedan salir tan fácilmente del embrollo.

Para la Personería de Medellín, la primera y más obvia de las irregularidades es que los mensajes, con cientos de videos, fotos y presentaciones en Power Point de hombres y mujeres teniendo relaciones sexuales, circularan desde y hacia correos institucionales del ITM, en una clara omisión de las restricciones que imponen las normas: “El correo corporativo es una herramienta de trabajo y, como tal, debe ser usado únicamente para las funciones del empleado. Eso quiere decir que cualquier uso diferente a esas funciones es causa grave”, dice María Victoria García, la investigadora que adelantó las pesquisas de recuperación de correos en los computadores del ITM.

El tema no es marginal. Actualmente se adelanta el proceso de elección del nuevo rector del ITM, algunos de cuyos candidatos están involucrados con la administración del centro académico y, aún más, estarían implicados en los hechos investigados.

El ITM es un centro de poder político y electoral con un presupuesto de casi 100.000 millones de pesos al año, que guarda nexos con poderosos caciques electorales de la ciudad, entre ellos varios concejales beneficiados con contratos y puestos de trabajo para conocidos y familiares. Tras el escándalo, por ejemplo, salió a la luz pública el nombre de un ex alcalde de la ciudad: Luis Pérez Gutiérrez, quien aparece como garante de un pacto de no agresión firmado ante notario público: cesar las investigaciones, destruir pruebas, evitar nuevas denuncias, no iniciar acciones en contra de los directivos implicados. Lo firman, además de Pérez, José Marduk Sánchez, ex rector; Augusto López Valencia, un reconocido empresario de la ciudad; Nelson Alberto Rúa Ceballos, actual vicerrector y Milena Isabel Patiño, en ese momento vicerrectora. ¿Puede un documento semejante (ver facsímil) tomarse en serio?, ¿configura un delito que un ex alcalde de la ciudad y un grupo de funcionarios que se suponen subordinados a su jefatura política se comprometan a destruir pruebas? La Fiscalía ya comenzó a investigar.

Los peritos tienen los más de 3.000 correos en su poder, con los archivos adjuntos, y tratan de establecer si alguna de las personas en las fotos y los videos pornográficos son funcionarios o estudiantes del ITM, lo que podría agravar la situación de los implicados. “Estamos viendo si algunos de esos contenidos además fueron producidos o estimulados por las directivas, si hay alumnos involucrados, si se pagó dinero o se entregaron prerrogativas académicas o de auxilios a alumnos y empleados. Eso está por establecerse”, revela un miembro de la Fiscalía.

Por lo pronto, se sabe que empleadas del servicio, lo mismo que conductores, profesores, secretarias y alumnos de la universidad han ido a dar su versión libre a las autoridades. Al parecer, las primeras indagaciones no dejan bien parados a algunos de los titulares de las cuentas de correo desde donde se enviaron mensajes del ‘Club lúdico’. En los pasillos del ITM ya lo llaman ‘Club telúrico’, por las sacudidas que promete seguir provocando.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.