Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/7/2012 12:00:00 AM

Espero recibir a los policías y militares secuestrados: Gloria Marín

Gloria Marín, esposa del policía secuestrado Carlos José Duarte, asume como jefe de la Oficina de Paz del Meta. Doce años después del secuestro de su cónyuge, ella espera preparar el recibimiento de su esposo y de los demás uniformados.

La nueva directora de la Oficina de Paz, Gloria Marín no se imaginó hace doce años, cuando guerrilleros de las Farc secuestraron a su esposo, que la vida la llevaría a trabajar por las víctimas del conflicto. Tampoco pensó en ser la responsable de coordinar el recibimiento de las liberaciones que se realicen durante la administración del nuevo gobernador del Meta, Alan Jara.

“El cargo que hoy asume Gloria, es el que tenía mi esposa Claudia cuando yo llegué a la libertad”, dijo en un vehemente discurso el exsecuestrado y hoy mandatario local. Las palabras de aliento de Jara iban dirigidas a Marín, quien escuchaba estas declaraciones con la esperanza de que la historia se repita y que ahora sea ella la encargada de recibir a su esposo. La respuesta de Gloria Marín fue igualmente emotiva.
 
“Espero poder contar con el orgullo de ser la persona encargada de recibir a nuestros policías y militares, ese sería el mayor triunfo de este papel”.

La aplicación de la Ley de Víctimas es uno de los principales objetivos del gobernador del Meta y en ese sentido trabajará la Oficina de Paz. “El propósito es visibilizar a las víctimas del departamento, a los desaparecidos, los desplazados, los torturados o a las víctimas de las minas. Atender a los perjudicados tanto por los paramilitares como por los guerrilleros”, explica Marín.

La Oficina de Paz trabajará de la mano con la nueva Secretaría de Víctimas, entidad que será creada por el gobernador y que busca rescatar la memoria histórica del conflicto. Igualmente alimentarán un banco de datos de las víctimas y trabajará en la creación de un parque o un monumento, “que recuerde a todas la victimas, un lugar de vida más que de tristeza y de lástima”, matiza Gloria.

De la mano de estas tareas, la que más ilusión le genera a la nueva directora es precisamente la que tiene que ver con la preparación del recibimiento de los secuestrados. El anuncio realizado a finales de diciembre por las Farc en el que prometían la liberación de seis uniformados, generó esperanza en la familia de Marín, a pesar de que el nombre de su marido no aparece en la lista.

“Desde el anuncio de las Farc estamos en proceso de espera, no ha habido ninguna novedad y la expectativa por saber el nombre de los otros tres que van a liberar es grandísima”. Marín reconoce que el grupo guerrillero ha perdido credibilidad aunque confía en su promesa. “Considero que siempre que las Farc han dicho que van a liberar, lo hacen. Uno tiene la fe en que llegue el momento, puede que se demoren seis meses pero después de esperar doce años eso no es nada”, confiesa Gloria.

Al tiempo que trabajaba como docente de primaria, primero en Puerto López y después en Villavicencio donde se encontraba hasta su nombramiento, Gloria se destacó como la líder de las siete familias de los secuestrados del departamento. “El grupo (de secuestrados) se ha ido reduciendo, los seis policías que quedan son los seis del Meta. Vemos como avanzan los procesos de liberación y seguimos esperando que el próximo turno sea el nuestro”, le dijo Marín a Semana.com.

150 meses de secuestro

El intendente de la policía Carlos José Duarte fue secuestrado durante la toma guerrillera de la estación de Policía de Puerto Rico, Meta, el 12 julio de 1999, fue secuestrado cuando tenía 29 años.
 
Ahora tiene 41 y su hija, a la que dejó de ver cuando era una niña, ya es una mujer. Es mamá. Muchas cosas han pasado en su ausencia. Su hijo, Carlos Andrés, ya es un adolescente que aprendió a pintar y que, según cuenta su madre Gloria, tiene mucho talento en el arte.

Al 'Flaco’, como le decían al intendente Carlos José Duarte, lo espera cuando regrese a la libertad una familia que ya cuenta con una nueva integrante, pero además que tiene mucho por contarle. Lo que ellos han vivido en estos años ha sido una historia de lucha, de perseverancia, de constancia, de amor por él. Porque no se resignan a no volver a verlo.
 
“Todos lo extrañamos. Todos los días. Yo extraño mucho bailar con él. Así fue como nos enamoramos: bailando salsa”, dice Gloria, su esposa, con quien llevaba siete años cuando las Farc se les atravesaron en el camino.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.