Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 2000/05/22 00:00

'Esta es una cuenta de cobro'

El Congreso enfiló baterías contra el secretario general de la Presidencia. En entrevista con SEMANA Juan Hernández se defiende de las acusaciones.

'Esta es una cuenta de cobro'

Juan Hernández Celis, secretario general de la Presidencia y dueño del llamado ‘computador de Palacio’, se defiende de las acusaciones que han hecho el Congreso y los medios en su contra.

SEMANA: ¿Qué responde usted a las acusaciones del senador Javier Cáceres, quien señaló en un debate en el Congreso que usted benefició a la familia de su esposa con contratos por más de 12.000 millones de pesos?

Juan Hernández Celis: Cáceres miente. Primero, nunca he beneficiado a mi familia o la de mi esposa con un solo peso producto de contratación pública. Segundo, los 12.000 millones de pesos a que se refiere el congresista corresponden a contratos celebrados desde 1994 hasta la fecha entre Acertar Ltda. y la Policía Nacional, en los cuales nunca he intervenido, como puede atestiguarlo el propio general Serrano.

SEMANA: ¿Cómo puede demostrar que usted no intervino para favorecer a la empresa Acertar Ltda.?

J.H.C.: Tengo en mi poder documentos que lo demuestran, los mismos que tienen la Procuraduría, la Fiscalía y la Contraloría, a las que pedí que me investiguen. Pero para evitar suspicacias ustedes pueden ir a cada entidad con la que se contrató, mirar las fechas y sumar. Los números no mienten y el general Serrano tampoco.

SEMANA: ¿Pero usted no cree que para evitar este tipo de suspicacias hubiera sido mejor que las empresas de la familia de su señora se hubieran abstenido de contratar con el Estado en esta administración?

J.H.C.: Si yo hubiera tenido la competencia para adjudicar estos contratos sin duda alguna la empresa de la familia de mi esposa ni siquiera se habría presentado. Estamos hablando de una empresa que lleva 30 años de experiencia dedicados a la confección de uniformes para la Policía Nacional.

SEMANA: Cáceres sostiene que la firma Acertar Ltda. fue constituida a principios de los 80...

J.H.C.: Cáceres confunde malintencionadamente peras con manzanas. Hasta 1981 mi suegro fue dueño de una empresa de confecciones llamada Pardo Pardo. Ese mismo año se transformó en Acertar y Cía. Ltda. con el mismo dueño, sus hijos como socios y con la misma actividad.

SEMANA: Regresemos al tema de los contratos. Cáceres denunció que la empresa de su familia celebró un contrato con el DAS por 592 millones de pesos. Este organismo depende históricamente de la Presidencia de la República, ¿o no?

J.H.C.: Vuelve a equivocarse el senador Cáceres. El DAS es tan autónomo como la Policía. Yo no tengo competencia en la contratación del DAS, como tampoco la tengo con la Policía Nacional. Estas contrataciones se realizaron mediante licitaciones públicas tan transparentes y legales que el nombre de mi señora aparece en todos los documentos. Aquí no se ha ocultado nada y no existe ningún descubrimiento pues todo ha sido público.

SEMANA: Pero supongamos que no hay problemas legales. ¿No cree usted que habría un problema de carácter ético? Al fin y al cabo usted es el funcionario más poderoso del Ejecutivo. Es por lo menos extraño que su familia política sea adjudicataria de contratos públicos.

J.H.C.: Mi problema no es ni legal ni ético. Mi problema es político. Y tiene nombre: el referendo. Esta es una cuenta de cobro, la reacción desesperada de ciertos congresistas a la propuesta del Presidente de la República para cambiar las viejas costumbres políticas.

SEMANA: Hay quienes dicen que el debate del próximo 2 de mayo en el Congreso podría desembocar en su renuncia.

J.H.C.: Atornillado al cargo no estoy. Soy el blanco de estas acusaciones por mi cercanía al señor Presidente. Lo importante aquí es el referendo. Yo me puedo ir, pero el señor Presidente seguirá la lucha contra la corrupción, contra los vicios políticos que tienen hastiado al país. Los hechos demostrarán que en toda esta novela hay un mentiroso, hay un perseguido y sólo una verdad.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.