Domingo, 21 de diciembre de 2014

| 2013/07/10 00:00

Esta es Dixi, la otra ‘compinche’ del pastor

Se trata de una geógrafa de 28 años, quien, presuntamente, presionó a mujeres para que tuvieran sexo con Álvaro Gámez.

Dixi Tatina Guzmán era una de las mujeres más queridas de la Iglesia del pastor Gámez.

Dixi Tatiana Guzmán era una de las mujeres más queridas de la Iglesia Salem, de Pasto. Ronda los 28 años de edad y, junto a Alexandra Castro Becerra, se convirtió en la mano derecha del pastor Álvaro Gámez, protagonista de un video en el que tiene relaciones sexuales con algunas de sus fieles.

Desde hace varios años, pues llevaba cerca de 12 en esa congregación religiosa, Dixi se ganó el respeto de los fieles y llegó a tener el poder de decidir quién podía acercarse al hombre que hoy se encuentra detenido en la cárcel de Pasto y quien alguna vez fue considerado un dios. La mujer estudió geografía en la Universidad de Nariño y es soltera.

Muy pocos sabían, como ahora lo aseguran las autoridades, que Dixi tenía una misión desconocida en el grupo religioso: preparar a las mujeres que luego tendrían relaciones sexuales con Gámez. Una práctica que se había vuelto recurrente en esa congregación y que concluyó con la denuncia de una organización internacional que lucha por la defensa de las víctimas de sectas religiosas.

Hace dos meses, el Gaula de la Policía comenzó a seguir a la supuesta ‘profeta’ porque, al parecer, hay evidencias según las cuales la mujer presionaba a las feligreses con el argumento de que si accedían a los designios del ‘apóstol’ Gámez, encontrarían “la gracia de Dios y serían bendecidas”. También les advertía que si no cedían a tener relaciones sexuales, serían expulsadas por los dirigentes de la congregación.

Con esa fórmula de presión sicológica, Dixi habría provocado que al menos 27 mujeres que asistían a la congregación fueran abusadas sexualmente por Gámez sin oponer resistencia alguna. Los abogados del pastor han reiterado que en ningún caso hubo abuso sexual y que las relaciones fueron consentidas.

No obstante, las autoridades no creen en ese argumento y, por lo tanto, el pastor, Alexandra, y ahora Dixi, están tras las rejas.

Gámez, capturado por el Gaula de la Policía el pasado 8 de febrero en Tegucigalpa, Honduras -a donde huyó después de que un juez decretó la libertad por errores de forma-, también fue descubierto cuando intentó ocultar sus bienes, presuntamente con el fin de no ser despojado dentro del proceso jurídico que se adelanta por el delito de abuso sexual con persona en incapacidad de resistir.

Por su parte, en agosto del 2012, Alexandra Castro fue enviada a la cárcel de mujeres de Pasto, en medio de un escándalo sin precedentes en esa ciudad, donde sus habitantes no están acostumbrados a situaciones bochornosas como esta. Ahora Dixi la acompañará en ese mismo penal, pues en la capital de Nariño se adelanta el proceso penal por los presuntos abusos.

Aunque quienes conocen a Dixi en Pasto difieren de los señalamientos de las autoridades, será un juez quien ratifique o termine por negar las graves sindicaciones.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×