Viernes, 28 de noviembre de 2014

| 2013/05/15 00:00

Este es el autor intelectual de masacre de Segovia

Cesar Pérez es un excongresista que fue condenado a 30 años de cárcel por este hecho.

César Pérez recibe esta condena a los 78 años de edad. Foto: SEMANA

Un veterano político fue condenado este miércoles a 30 años de cárcel como autor intelectual de una masacre de 43 personas perpetrada por paramilitares en el norte del país en 1988, informó la Corte Suprema de Justicia.

La sentencia condenatoria del alto tribunal recayó en el excongresista César Pérez García, de 78 años, quien fue hallado responsable de la comisión de un "crimen de lesa humanidad" en los hechos sucedidos la noche del 11 de noviembre de 1988 en el municipio de Segovia, Antioquia.

El defensor de Pérez García, abogado Jorge Aníbal Gómez, dijo que respetaba la sentencia pero la calificó de injusta.

La oficina de prensa de la Corte Suprema informó telefónicamente que Pérez fue encontrado culpable de los delitos de homicidio, lesiones personales y concierto para delinquir, la asociación de dos o más personas para cometer un número indeterminado de crímenes.

Pérez García había sido arrestado en julio del 2010 y desde entonces ha permanecido detenido en la cárcel La Picota.

Con la confesión del paramilitar Alonso de Jesús Baquero, alias ‘Vladimir’, "se dio paso a la presunta participación del doctor César Pérez García como determinador de los hechos, al develar ‘Vladimir’ las relaciones entre el excongresista (y los jefes paramilitares) Henry de Jesús Pérez y Fidel Castaño Gil, de su actuar para cumplir la misión encomendada, como era incursionar en la población de Segovia... dado el interés político del líder liberal de recuperar ese municipio que otrora había sido su fortín político", sostuvo la Corte Suprema en la acusación contra Pérez García en marzo de 2011.

Según Gómez, a su defendido solo lo implicaba el testimonio de ‘Vladimir’, "una persona que lo involucró a él cinco años después de la masacre, para obtener beneficios. De modo que era una persona en la que no se podía creer". Por eso insistió en que "uno acata y respeta las decisiones, pero no me parece justo". Sin embargo, sí existió otro testimonio que hundía a este excongresista. Lea las declaraciones de la alcaldelsa Rita Tobón

El excongresista había sido investigado en el pasado por la Fiscalía como autor intelectual de la masacre, pero como nunca se tomó la decisión de enjuiciarlo el plazo para juzgarlo prescribió en noviembre del 2008. Sin embargo, la Corte Suprema retomó el caso luego de que a fines del 2009 resolvió que los delitos de lesa humanidad no prescriben y por tanto Pérez García volvió a quedar bajo investigación. 

En Colombia, las investigaciones por el delito de homicidio prescriben o se archivan a los 20 años si las autoridades judiciales no han ubicado y procesado a los responsables.

La pesquisa hecha por la Fiscalía en las décadas de 1980 y 1990 sostenía que la masacre habría sido cometida en venganza por la derrota que los partidos tradicionales -como el Partido Liberal, en el que militaba Pérez García y quien era un dirigente de la zona de la matanza- habían sufrido en las elecciones para alcaldes de marzo de 1988 a manos de la Unión Patriótica.

Enterado de la decisión de la Corte Suprema, el congresista de izquierda Iván Cepeda aseguró que la de Segovia es una masacre emblemática por "el proceso de exterminio (por) la militancia de la Unión Patriótica". Su padre, el senador Manuel Cepeda Vargas, de esa fuerza política, fue asesinado en Bogotá en 1994.

Destacó que la condena es un mensaje en favor no sólo de los familiares de las víctimas de Segovia, "sino también que deja sentada ante la sociedad colombiana la violencia que fue desatada contra este movimiento político y la forma en que fueron exterminadas sus bases populares y sociales".

Alias ‘Vladimir’ explicó a la Fiscalía en enero de 1996 que Pérez García "fue quien coordinó (la masacre) con (el exjefe paramilitar) Fidel Castaño, pidió toda la ayuda para sacar la UP (Unión Patriótica) de Segovia porque había perdido las elecciones".

Pérez García siempre se mostró ajeno a los hechos y pregonó su inocencia. Visiblemente emocionada por la noticia de la condena a Pérez García, Constanza Restrepo, quien perdió en la masacre a su padre y a dos de sus hermanos, comentó que "estamos felices porque esto lo estábamos esperando hace 25 años".

"No quepo en la ropa (de la alegría), tengo temblor, tengo de todo en este momentico", indicó la mujer de 48 años y cuyo padre, Carlos Restrepo, militante de la Unión Patriótica, tenía 75 años cuando fue cometida la matanza. Uno de sus sobrinos, enfatizó, logró salir con vida de Segovia pero tiempo después fue asesinado en Medellín.

"Estos últimos 25 años han sido una tragedia para mi familia, porque mataron a casi toda la familia... Nos cambiaron la vida totalmente. Nos dieron una vuelta del todo, porque nosotros vivíamos pobremente, pero con dignidad, con respeto a la gente; hemos aguantado hambre, hemos aguantado humillaciones", añadió.

La investigación contra Pérez García se reactivó en momentos en que la Corte Suprema adelantaba una vasta pesquisa para establecer los nexos entre la clase política y los paramilitares.

Desde finales del 2006 a la fecha, el alto tribunal ha procesado y condenado a no menos de 70 congresistas y excongresistas por sus probados lazos con esos grupos de ultraderecha que están acusados de miles de homicidios y del desplazamiento de campesinos de sus tierras.

Al menos un teniente coronel y un mayor del ejército, así como el capitán de policía en Segovia en el momento del homicidio colectivo, ya fueron condenados por el caso.

Con información de AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×